Padres e hijos se reencuentran en Los Ángeles después de décadas de separación

El emocionante reencuentro de padres que viajaron desde desde Puebla con sus hijos migrantes en Los Angeles
Padres e hijos se reencuentran en Los Ángeles después de décadas de separación
Cien familias se reunen con sus hijos gracias al gobierno de Puebla.

Desbordados por la emoción, con los ojos llorosos, Pascual Rojano Matías y su madre Lucila Matías López se abrazaron fuertemente por varios minutos.

“Es el mejor hijo que Dios me ha podido dar. Siempre ha sido la razón de mi vivir”,  dijo Lucila Matías al arribar al Aeropuerto Internacional de Los Ángeles (LAX) tras un largo viaje de casi 15 horas desde su pueblo Tlacotepec de Benito Juárez, en el estado de Puebla, México.

Loading the player...

Lucila Matías López de 67 años de edad no veía a su único hijo hombre desde hace 18 años cuando él decidió dejar el pueblo y emigrar al norte en busca de mejores oportunidades de vida.

Pascual Rojano le presenta a su madre Lucila Matías a su bisnieto Jesús Luis de cuatro años al llegar al Aeropuerto Internacional de Los Ángeles (LAX). Madre e hijo tenían años de no verse. ( Aurelia Ventura/ La Opinión)

“Estoy muy contenta, muy feliz, siempre añoré verlo. Estos días que voy a estar quiero disfrutarlo a él y a mis hijas que aquí tengo. No me importa ir a ninguna parte solo quiero estar con ellos”, expresó esta madre.

Doña Lucila Matías López llegó con un grupo de 76 padres y madres del estado de Puebla para reencontrarse en Los Ángeles con sus hijos a quienes tenían años de no ver.

El viaje fue posible gracias al programa “Raíces de Puebla”, impulsado por el gobierno del estado de Puebla que promueve el reencuentro de las familias separadas a través de la gestión y el pago del trámite de la visa así como el viaje redondo en avión de México a Los Ángeles.

Los hijos dejaron Puebla en busca de una mejor vida pero no pudieron regresar debido a la falta de estatus migratorio.

Las familias se olvidaron por unos momentos de sus miedos a una posible detención migratoria en el Aeropuerto Internacional de Los Ángeles para recibir a sus padres. “No he dormido, estoy cansada pero feliz”, externó la madre quien además de reunirse con sus hijos, tendrá la dicha de conocer a sus nietos y bisnietos.

Sayra Aguilar recibió con flores y besos a su madre Simona Aguilar Martinez de 67 años a su llegada al Aeropuerto Internacional de Los Ángeles.  Aurelia Ventura/ La Opinion

El cuarto reencuentro

Roberto Bravo, líder de la Federación de Clubes de Puebla explicó que el grupo de padres poblanos que vinieron al reencuentro con sus hijos, son mayores de 60 años. Pasaran alrededor de tres semanas en Los Ángeles.

El plan era traer a 100 pero les negaron la visa a 16 porque algunos mintieron al decir que nunca habían estado aquí”, precisó.

Es el segundo año que logran un reencuentro de padres con sus hijos inmigrantes.  “Este es el cuarto grupo de padres que traemos. Han venido un total de 297”, observó.

Durante horas, las familias de inmigrantes esperaron emocionadas a que arribaran sus padres en un avión procedente de México. Aurelia Ventura/ La Opinión

“El mensaje para nuestro gobierno mexicano es ampliar estos viajes. Sería fantástico que cada año, por cada estado mexicano expulsor de inmigrantes, el gobierno de México pudiera tramitar y ayudar a la reunificación de al menos 100 padres con sus hijos”, anotó.

“Apoyar estos viajes es regresar un poco del dinero que mandamos en remesas, y aparte contribuimos a la economía estadounidense. Por cada padre que viene como mínimo las familias gastan 2,000 dólares en llevarlos a pasear”, completó.

Laura Pérez recibió a su padre Virgilio Pérez de 63 años con un fuerte abrazo a su llegada al Aeropuerto Internacional de Los Ángeles. Padre e hija pasarán juntos 20 días. Aurelia Ventura/ La Opinion

Mucho sentimiento

Sayra Aguilar recibió a su madre Simona Aguilar Martínez de 67 años a quien no veía desde hace 13 años con un enorme ramo de flores. “Estoy feliz y emocionada porque va a poder estar en la primera comunión de sus dos nietas”, dijo.

Laura Pérez le dio la bienvenida a su padre Virgilio Pérez Flores con un gran cartelón: “Bienvenido Papá. Te queremos mucho abuelo”. Hace 20 años que Laura no veía a su padre. “Estoy emocionada, nerviosa, alegre. No sé ni cómo expresar lo mucho que lo quiero”, sostuvo.

A su padre le ganaba el sentimiento. Las lágrimas no lo dejaban hablar. ¡Estoy feliz, feliz! atinó a decir.

Laura Pérez lamentó mucho que su madre no haya podido venir con su padre ya que el programa “Raíces de Puebla” solo es para los padres mayores de 60 años. “Mi madre tienen 58 años pero vamos a luchar porque cuando cumpla 60, pueda venir”, externo.

Mientras tanto a su padre le tiene preparada muchas sorpresas.

Él no sabe pero quiero llevarlo a Disneylandia, los Estudios Universal, a Las Vegas; y el 3 de junio, haremos una gran comida familiar porque tiene un hermano que no ve desde hace 37 años”, reveló la hija.

Catalina De Jesus y Canci de Jesús abrazan emocionadas a su madre Antonia Crisanto de 69 años después de llegar a México al Aeropuerto Internacional de Los Ángeles.  Aurelia Ventura/ La Opinión

Una oportunidad 

Hacía 20 años que Canci De Jesús Rojas no veía a su madre Antonia Crisanto de 69 años. Canci, sus hermanas y madres se abrazaban y besaban una y otra vez.

Sobre todo Canci De Jesús Rojas tenía una razón para estar aún más contenta que sus hermanas. “Es un regalo muy grande ver a mi madre, después de que estoy superando una enfermedad tan difícil como es el cáncer de seno. Dios me ha dado esta oportunidad de decirle lo mucho que la amo”, expresó anegada en un llanto de felicidad.