Causa furor el doble del “Piojo” Herrera

Gabriel Chapa, un mesero de 44 años, busca reactivar su imagen como el "Piojinho"

Son como 2 gotas de agua.

A las afueras del club América en Coapa, varios automovilistas provocaron caos en Prolongación División del Norte: encendieron las intermitentes y pegaron un sprint para tomarse la foto con un singular personaje que portaba traje negro, de cabello colorado y una papada pronunciada que denota su buen diente.

Algunas de las personas se fueron con la finta de que estaban posando con Miguel Herrera y no con su imitador, Gabriel Chapa, un mesero de 44 años que busca reactivar su etapa como “Piojinho”.

“Cuando a Miguel Herrera lo sacan de la Selección Mexicana se termina mi carrera, lo corren a él y me corren a mí también”, cuenta mientras algunos le piden fotografías y otros automovilistas, también confundidos, se la mientan con el claxon o le gritan “arriba el Cruz Azul”.

El “Piojinho” fue el segundo lugar en un concurso nacional para encontrar al doble de Miguel Herrera y desde 2014 saltó a la fama cuando visitó el Ángel de la Independencia durante los partidos de México en el Mundial de Brasil.

La empresa de agua Ciel lo contrató para un spot en el que fungió como doble del “Piojo”. Algunos restaurantes dejaron de contratarlo como mesero para apostar en él como atracción, hasta el cese del “Piojo”.

“Le invertimos una lana, hay que hacer el teñido, el corte, buscar a Miguel Herrera y ver cómo se está haciendo cada día su corte, ven que ahora ya lo trae pegado, con lo demás no tengo problema, es natural, los gestos, la forma de hablar, hasta de pararme es natural, no sé qué pasó ahí, nos parecemos mucho, y ni quiero investigar, la verdad.
“La papada es la clave, en algún momento cotorreaba, que yo sí sentía feo ser feo, hace muchos años yo decía ‘estoy muy feo’, hoy doy gracias a Dios que estoy feo, qué bueno que soy feo y que me parezco a este señor”, lanzó.