En política latina en Estados Unidos, hay un antes y un después de Sergio Bendixen

El primer hispano en dirigir una campaña presidencial estadounidense y en encuestar a latinos en español, falleció el pasado martes en Miami. Trabajó en muchas ocasiones con La Opinion en encuestas y en el popular programa "Contrapunto" que este diario realizó con Telemundo
En política latina en Estados Unidos, hay un antes y un después de Sergio Bendixen
Sergio Bendixen murió el martes 27 de mayo en Miami (Foto proporcionada)

Sergio Bendixen, pionero de las encuestas en español y primer asesor hispano de una campaña presidencial en Estados Unidos, futbolero apasionado y peruano de origen, fue un hombre que marcó la influencia política y social de la comunidad latina en este país como pocos lo habían hecho antes que él.

Antes de Bendixen, ningún hispano había asesorado campañas presidenciales en este país, ni hecho encuestas de opinión en idiomas diferentes al inglés. Antes de Bendixen, pocos sabían explicar al mundo anglosajón lo que pensaba, sentía y favorecía la población hispana de Estados Unidos.

Sergio Bendixen murió el pasado martes 27 de mayo en Miami, a los 68 años. Su socio Fernand Amandi informó por Twitter que había estado sufriendo de un “flu” bastante fuerte, pero según dijo uno de sus hermanos, la causa de la muerte probablemente fue una insuficiencia cardíaca.

El jueves por la noche, familiares y amigos se reunieron en el auditorio de la Universidad de Miami para rendirle tributo a su memoria.

Su hermano Robert recordó que cuando llegaron a Miami provenientes de Lima, Perú en 1971, “este país nos recibió con los brazos abiertos, y tuvimos oportunidades de educación, salud y carrera…no sería el hermano de Sergio si no aprovechara para dar un comentario social y político en favor de los inmigrantes documentados e indocumentados”, dijo.

Joaquín Blaya, ejecutivo de medios hispanos y que encabezó en su momento las dos cadenas más importantes en español de este país, dijo que Sergio y él tenían un almuerzo pendiente el día que este murió y que sería difícil exagerar el rol que Bendixen tuvo en el impulso de los medios en español.

“Cuando a finales de los años 70 yo estaba desarrollando un canal local en español en Miami, fui a Washington y allí conocí a Sergio, que trabajaba como asesor político”, dijo Blaya. “Me sorprendió mucho porque en ese momento no había hispanos en Washington y menos en su capacidad”.

A pesar que Bendixen era graduado de ingeniería química en la Universidad de Notre Dame, nunca ejerció esa profesión, sino que empezó haciendo política, asesoría de campañas y luego encuestas, trabajo que lo convertiría en un pionero en Estados Unidos.

Blaya invitó a Bendixen a participar en el nuevo medio en español y este se negó diciendo. “No soy hombre de televisión, yo lo que hago es política”. Posteriormente, sin embargo, lo convenció de participar en el nuevo proyecto.

“Sergio no sólo ayudó a la construcción de las cadenas hispanas de televisión sino que ayudó al auto respeto de la comunidad y a la participación en el proceso político, primero local y luego nacional”, dijo Blaya.

Tras organizar a demócratas del condado de Dade en favor de Jimmy Carter en los setenta, en 1984 Bendixen manejó la campaña presidencial del senador por California Alan Cranston y posteriormente trabajó también en la de Bruce Babbit en 1988.

Aún hoy en día son muy pocos los latinos en los altos mandos de las campañas presidenciales en Estados Unidos.

A lo largo de su carrera fue estratega para muchos candidatos en Estados Unidos y en América Latina, incluyendo a Hillary Clinton y a Barack Obama en 2008. Primero trabajó para Clinton y luego que Obama ganó la nominación, pasó a asesorar al que luego sería presidente del país.

Una de las innovaciones que Bendixen trajo al mundo político fue la realización de encuestas en español y más adelante, en otros idiomas, una novedad que cambió para siempre la ciencia encuestadora y que es imprescindible para captar la opinión de diversas comunidades en Estados Unidos.

Durante parte de los años noventa Bendixen vivió y trabajó en Los Ángeles y realizó varias encuestas para La Opinión, incluyendo una sobre las primeras elecciones democráticas luego de la guerra en El Salvador.

Eddie Domínguez, quien en ese entonces era director del Canal 52 de Telemundo en Los Ángeles dijo que Bendixen fue parte crucial del desarrollo de la programación política del canal después que California aprobó la proposición anti inmigrante 187.

Dominguez, Bendixen y Mónica Lozano, ex directora de La Opinión lanzaron un programa periodístico y de entrevistas que no tenía precedentes en la historia de la televisión hispana: Contrapunto.

“El programa se convirtió en un foro muy importante para los líderes latinos de ambos partidos”, dijo Domínguez telefónicamente desde México, donde ahora reside. “Además del programa, hacía encuestas para nosotros y me aconsejaba muchísimo en la cobertura del noticiero. Elevó mucho la visibilidad de los medios latinos para los líderes de opinión”.

Tres periodistas de La Opinion participaron en ese programa con Bendixen a lo largo de tres años: Henrik Rehbinder, Pilar Marrero (firmante de esta nota) y María Luisa Arredondo.

Rehbinder, ex director de la página editorial de La Opinión, lo recuerda como alguien que “le tradujo al establishment americano el sentir de los latinos, una pieza muy importante en el rompecabezas del poder político de esa comunidad”.

“También le gustaba mucho el fútbol y metíamos conversaciones de fútbol en los programas para aligerar el peso de la política y las noticias”, recordó el periodista.

Aparte de su influencia en el mundo político y su pasión por el futbol, a Sergio también se le recuerda como una personas sencilla, sin egos y que trataba bien a todo el mundo.

“El era muy caballeroso, siempre me sentí bienvenida con él, nunca hizo a nadie de menos”, dijo María Luisa Arredondo, columnista independiente.

Rehbinder dijo que Bendixen hablaba de los latinos en las altas esferas de Estados Unidos cuando aún “no estábamos de moda”.

“Hoy en día hay mucha gente que habla de los latinos, es experto, hace encuestas, asesora. Pero cuando él llegó no había nadie. El fue el pionero”

Periodistas, líderes latinos y observadores de la política expresaron pesar por el fallecimiento de Bendixen, el hombre que puso a los latinos en el mapa político estadounidense.

Su socio Fernando Amandi lo ensalzó como alguien “que ayudó a cambiar el mundo”.

Cecilia muñoz

Howard Fineman, periodista político de larga trayectoria también lo recordó.

 

Más periodistas le dieron crédito por su trabajo en ilustrar al público estadounidense y a sus medios sobre la población latina y sus intereses.