Vadhir Derbez, un “nerd” a la conquista de Hollywood

El actor mexicano asentado en Los Ángeles estrena este viernes la película "3 idiotas"
Sigue a El Diario NY en Facebook
Vadhir Derbez, un “nerd” a la conquista de Hollywood
Vadhir Derbez interpreta en "3 idiotas" a Isidoro, un universitario frívolo y egocéntrico que busca triunfar a toda costa.
Foto: Miguel Tovar/LatinContent/Getty Images

Para Vhadir Derbez, los idiotas son las personas que se atreven a dejarlo todo para perseguir sus sueños y alcanzar la felicidad, y por eso al mexicano no le importa que la gente que le rodea le llame de esa manera.

“Hoy en día muchos adultos presionan en exceso a los jóvenes para que tomen las decisiones correctas sobre su futuro y se olvidan de que lo más importante en la vida es sentirse pleno y disfrutar de los pequeños detalles”, asegura el mexicano, quien, a principios del año pasado, decidió abandonar su país natal para probar suerte en Hollywood.

La importancia de perseguir los sueños y ser feliz es, precisamente, el mensaje de su nueva película, “3 idiotas”, una producción dirigida por Carlos Bolado que cuenta la historia de tres jóvenes “nerds” (Pancho, Felipe y Beto) que deciden ir a la universidad para buscar a un compañero que desapareció el día de su graduación.

A lo largo de la película, que llegará a las pantallas del país el viernes, los “idiotas” tendrán que enfrentarse a la maldad y al afán de protagonismo de Isidoro (Derbez), un joven prepotente y egocéntrico que intentará hacer la vida imposible a los tres protagonistas.

¿Hay algo de tu personalidad que esté reflejado en el personaje de Isidoro?

¡Para nada! Isidoro es un villano que se cree superior a sus compañeros y que siempre consigue ser el número uno a costa de trampas, mentiras y jugadas sucias. Yo, en cambio, me identifico mucho más con la personalidad y la forma de ver la vida de Pancho, ya que él siempre está soñando despierto y su máxima aspiración en la vida es alcanzar la felicidad. Además, la relación que mantiene con los otros dos protagonistas, Felipe y Beto, me recuerda mucho a una amistad que yo conservo desde los once años y que es inquebrantable.

Isidoro cree que el dinero es lo más importante en la vida y, por ello, está dispuesto a todo para ser rico.

¿Cómo fue tu relación con el resto del elenco y con el director, Carlos Bolado?

El ambiente dentro y fuera del set fue increíble porque todos, tanto los “idiotas” como el resto de actores, compartíamos el mismo tipo de humor, y eso ayudaba muchísimo a la hora de crear una buena química en pantalla. Además, Carlos (Bolado) me concedió total libertad para experimentar con el personaje de Isidoro, y creo que esta “flexibilidad artística” hizo que disfrutara del proceso de grabación aún más.

¿Te sientes más cómodo haciendo comedia o drama?

La verdad es que me encantan ambos géneros porque cada uno te exige habilidades diferentes. El drama, por ejemplo, siempre es un reto porque los personajes suelen ser muy complejos, pero la comedia también me atrae por el buen ambiente que se crea en el set de grabación y por todos los matices que pueden añadirse a los personajes. A día de hoy, mi objetivo es seguir formándome como actor en ambos géneros porque no quiero encasillarme en ningún estilo concreto.

¿Crees que las producciones mexicanas están aumentando su presencia en Hollywood?

¡Sin duda! Como mexicano es un orgullo comprobar de primera mano que el mercado estadounidense se interesa cada vez más por el humor latino y no tiene inconveniente en contratar a actores extranjeros para sus producciones. Hace unos años era impensable que Hollywood produjera películas en español, pero la diversidad es una realidad hoy en día y, afortunadamente, el cine mexicano cada vez acapara más interés en Estados Unidos.

Nuevos horizontes musicales

Asentado ya como uno de los actores jóvenes con más proyección de México, Derbez compagina su trabajo delante las cámaras con su recién estrenada carrera musical, la cual le ha llevado a componer e interpretar una de las canciones (“Al final”) que integran la banda sonora de “3 idiotas” y que ya está disponible en plataformas como iTunes o Spotify.

¿Llevabas tiempo queriendo sacar a la luz tu vena musical?

Tenía muchas ganas de comenzar mi carrera como artista porque yo siempre he llevado la música dentro de mí: mi madre (Silvana Prince), al ser cantante, me crió rodeado de melodías e instrumentos, y a partir de ahí yo solo aprendí a componer y a tocar el piano y la guitarra. ¡Era el destino! Además, creo que las canciones que he compuesto hasta el momento (“Te olvidé”, “Latin lover”, etc.) están recibiendo una buena aceptación por parte del público.

¿Consideras que el hecho de ser hijo de padres famosos te ha ayudado en tu carrera?

Mi situación familiar es un arma de doble filo porque, por un lado, la gente me ve con cierto cariño al no ser un completo desconocido, y, por otro, ciertas personas tienden a quitar mérito a mis logros porque creen que lo tengo más fácil por ser hijo de quien soy. En ambos casos, lo que es evidente es que ninguna productora estaría dispuesta a invertir su dinero en alguien sin talento, y eso también es válido para mí.