Oscar López Rivera renuncia a título de ‘Prócer de la Libertad’ en Desfile Puertorriqueño

En una declaración aseguró que marchará como un "humilde puertorriqueño y abuelo"
Sigue a El Diario NY en Facebook
Oscar López Rivera renuncia a título de ‘Prócer de la Libertad’ en Desfile Puertorriqueño
Oscar López Rivera aseguró que quiere que la atención se vuelva a enfocar en la isla.
Foto: Scott Olson/Getty Images

A casi una semana del Desfile Nacional Puertorriqueño, Oscar López Rivera renunció al título de “Prócer de la Libertad” que la organización del evento le iba a otorgar durante la parada. En una declaración, López Rivera aseguró que si bien marchará el 11 de junio por Manhattan, lo hará como cualquier otro ciudadano.

“Estaré en la Quinta avenida, no como una persona honorada, sino que como un humilde puertorriqueño y abuelo, quien a los 74 años está comprometido con crear conciencia sobre la crisis fiscal, de salud y de derechos humanos que Puerto Rico enfrenta en esta histórica coyuntura”, señaló en una declaración al Daily News.

López Rivera afirmó que es necesario volver a enfocar la atención del evento en la situación que están viviendo los boricuas debido a los recortes presupuestarios realizados por el Gobierno federal. “Desafortunadamente, la narrativa alrededor del desfile no es de celebración y preocupación por la situación en la isla, sino más bien por información errónea sobre quién soy y qué represento. Debemos cambiar el enfoque”, afirmó. “Este desfile está ocurriendo en un momento en que Puerto Rico se enfrenta a una crisis política y económica que está afectando a todos en la isla”.

La junta directiva reaccionó a la decisión de López Rivera también por medio de una declaración. “Esperamos marchar con Oscar López Rivera y respetamos su decisión de caminar por la Quinta avenida no como una persona honorada sino que como un humilde puertorriqueño y abuelo“,  se lee en el comunicado. “Ahora nos podemos enfocar en los problemas importantes y en la compleja situación de Puerto Rico“.

El alcalde Bill de Blasio también dio a conocer su punta de vista sobre la decisión del recién liberado preso político y valoró que la atención del evento se vuela a fijar en la isla y en los boricuas, “no en uno de los participantes“. “Es una celebración de la cultura y de la comunidad en el centro de lo que hace grande a Nueva York”, señaló el Alcalde en una declaración. “Desafortunadamente, el desfile y la situación de Puerto Rico han sido ensombrecidos por una controversia innecesaria. La decisión de Oscar López Rivera de dar un paso al lado de cualquier rol formal en la parada es un paso decisivo hacia reenfocar la atención de la ciudad en los problemas más importantes que enfrenta Puerto Rico”, concluyó la autoridad.

La renuncia de López Rivera se da luego de que algunas organizaciones y patrocinadores de la actividad decidieran restarse del evento, algunos argumentando que no estaban de acuerdo con el reconocimiento a este activista político durante el desfile. El independentista López Rivera fue condenado en 1981 a 55 años de cárcel por conspiración sediciosa para derrocar al Gobierno de EEUU en la isla, y en 1988 fue sentenciado a otros 15 años de prisión por un intento de fuga. Tras una intensa campaña por su liberación, el presidente Barack Obama le concedió el perdón y salió libre el 17 de mayo. El ex prisionero político nunca fue convicto por actos de terrorismo.