Trump apela ante el Tribunal Supremo orden que frena veto a musulmanes

El Cuarto Circuito de Apelaciones determinó que la medida promueve “la intolerancia religiosa, la animosidad y la discriminación”
Trump apela ante el Tribunal Supremo orden que frena veto a musulmanes
Trump apela al Tribunal Supremo por el veto a musulmanes

 WASHINGTON.- Decidida a frenar el ingreso de inmigrantes musulmanes, la Administración Trump anoche apeló ante el Tribunal Supremo una orden judicial que reafirmó un bloqueo nacional en contra de la medida.

Se trata de la primera prueba de fuego de la veda a inmigrantes musulmanes ante el Tribunal Supremo, una semana después de que el Cuarto Circuito de Apelaciones, en Richmond (Virginia), bloqueó la puesta en marcha de la medida.

Argumentando la urgencia de reforzar la seguridad nacional, el presidente Donald Trump emitió una orden ejecutiva el pasado 27 de enero que frena por 90 días el ingreso de inmigrantes de seis países de mayoría musulmana –Siria, Irán, Libia, Somalia, Sudán y el Yemen-, y por 120 días el de refugiados de todo el mundo.

Trump emitió una versión modificada del veto a musulmanes en marzo pasado, pero ésta también fue impugnada en los tribunales por varios grupos cívicos, entre ellos la Unión de Libertades Civiles de EEUU.

El subprocurador interino federal, Jeffrey Wall, argumentó que la Constitución y el Congreso le dan autoridad al presidente para “suspender o restringir el ingreso de extranjeros fuera de EEUU si considera que está en el interés nacional” hacerlo.

Pero el Cuarto Circuito de Apelaciones respaldó el bloqueo a la orden ejecutiva por considerar que ésta viola la Constitución porque discrimina a musulmanes.

Aunque la Administración Trump trató de convencer al tribunal de que la orden busca reforzar la seguridad nacional, el Cuarto Circuito de Apelaciones determinó que la medida promueve “la intolerancia religiosa, la animosidad y la discriminación”.

Tras su victoria legal de la semana pasada, la ACLU y el Centro Nacional para Leyes de Inmigración (NILC), dijeron en un comunicado que continuarán luchando contra una medida “anticonstitucional” para que los demandantes vivan sin temor a que el gobierno federal los discrimine.

El Tribunal Supremo, que ahora cuenta con nueve magistrados con la llegada del juez conservador Neil Gorsuch, deberá ahora escuchar los argumentos de los grupos opuestos a la veda a musulmanes, y decidir si acepta estudiar el caso.

Mientras, en paralelo, el Noveno Circuito de Apelaciones, que también escuchó una demanda en contra de la medida, deberá emitir un dictamen al respecto.