Denuncian que cada vez es peor el tráfico en la Gran Manzana

Concejales alertan sobre la crisis del tráfico vehicular en Manhattan y piden acciones efectivas para resolver el problema
Sigue a El Diario NY en Facebook
Denuncian que cada vez es peor el tráfico en la Gran Manzana
Trafico de carros en Manhattan.
Foto: Mariela Lombard / El Diario NY

El tráfico vehicular en varias zonas de Manhattan cada vez está peor, al punto que muchas veces resulta más efectivo caminar que ir en auto por calles que parecen gigantescos estacionamientos, algo que está aumentando la frustración de los ciudadanos y la presión para que las autoridades tomen medidas radicales y efectivas para resolver el problema.

Así lo denunció este lunes el presidente del Comité de Transporte del Concejo Municipal, Ydanis Rodríguez, durante una audiencia pública para analizar la problemática de la congestión vehicular en la Gran Manzana. “Como la mayoría de los neoyorquinos puede decir, nuestras calles parecen estacionamientos por la lentitud del tráfico”, comentó el líder político.

Rodríguez reveló datos que muestran que en los últimos cinco años, la velocidad con la que se mueven los automotores principalmente en el centro de Manhattan se ha reducido en 10%. Esta disminución, que pasó de 9.4 millas por hora en el 2010 a 8 millas por hora actualmente, ha provocado que aumenten los “trancones” y “embotellamientos”, lo que además de causar estrés entre los conductores y pasajeros, tiene un impacto enorme en la economía.

“Los costos regionales de congestión son de $13,000 millones en pérdidas de producción económica y 52,000 trabajos cada año”, destacó el concejal. “Estos costos han crecido en la última década mientras nuestra economía se expande y el tráfico se ha convertido en una pesadilla”.

Propuesta de ley

El concejal Mark Levine, quien también asistió a la audiencia, destacó que algunos de los responsables en el considerablemente aumento de la congestión, no sólo en Manhattan sino en partes de Brooklyn, son los vehículos repartidores de víveres a domicilios. Por ello, mencionó la urgencia de aprobar la iniciativa de ley 1031, que ordena al Departamento de Transporte (DOT) realizar un estudio de congestión vehicular de los camiones repartidores en las horas del día para buscar soluciones.

“Tenemos que mirar la manera en que la Ciudad de Nueva York puede manejar de manera más efectiva el problema de la congestión”, comentó Levine.

Según los concejales, una manera de hacerle frente a la problemática de la congestión es reforzar las leyes actuales de tránsito. “Así podríamos cortar la congestión en Manhattan en un 15%”, dijo Rodríguez.

Robert Paaswell, maestro experto en ingeniería civil, mencionó que además del incremento en la industria de construcciones después del 9/11, lo que aumentó la población, existen patrones de vías viejas y falta de corredores viales en Manhattan que empeoran los embotellamientos.

Asimismo, el experto destacó que el auge de las aplicaciones de servicios de transporte ha tenido un impacto amplio en el número de vehículos que diariamente se mueven en la ciudad, al igual que los carros repartidores.  “Hay aumento de las entregas basadas en camiones, lo que resulta en el cambio en los patrones de compra de los hogares y las empresas”, agregó.

La comisionada del Departamento de Transporte  Polly Trottenberg, destacó que al examinar los problemas de congestión de Nueva York, no se pueden desconocer hechos como que ahora en la Gran Manzana hay 360,000 nuevos residentes, y que 778,000 neoyorquinos se mueven diariamente en bicicleta, un aumento del 54% en los últimos cinco años.

La funcionaria mencionó además que el rápido crecimiento de la industria de los vehículos solicitados por aplicaciones, también ha influido en la congestión.  “El sector de los despachos basados en aplicaciones ha continuado creciendo dramáticamente con vehículos activos, pasando de 20,000 en junio del 2015 a casi 55,000 en marzo del 2017 y el volumen de viajes ha pasado de 100,000 por día a más de 400,000 en marzo del 2017”, agregó la funcionaria.

Al final de la audiencia, el presidente del Comité de Transporte del Concejo urgió a la Ciudad a que se adopten medidas efectivas para que el tráfico en Manhattan deje de darse a paso de tortuga. Aunque Rodríguez destacó que el plan Visión Cero de la Administración De Blasio ha invertido millones de dólares para salvar vidas, a la vez ha impuesto límites de velocidad en algunas calles de la ciudad, lo que, según el, afecta el eficiente flujo de vehículos.

“Cuando se trata de velocidades, Visión Cero, y la congestión, esto es como hablar de manzanas y naranjas”, dijo por su parte un vocero de la Alcaldía.

Visión Cero se enfoca en reducir las velocidades ‘top’ en carreteras (es decir, ralentizara la gente de 30-40-50 mph a 25-30 mph). Cuando la gente experimenta la congestión, las velocidades son mucho más bajas –si tienes suerte llegas a 10 mph– y esto tiene que ver más con el volumen de coches y los carriles bloqueados, no con la velocidad máxima en las carreteras”, agregó.

Datos generales congestión:

  • 10% de reducción en la velocidad en áreas de Manhattan ha contribuido con la congestión en el último lustro
  • $13,000 millones en pérdidas de producción ocasiona cada año la congestión vehicular.
  • 52,000 trabajos se pierden anualmente a causa de la congestión.
  • 400,000 y 500,000 pasajeros se mueven por día en Nueva York con ayuda de aplicaciones de servicios de autos
  • 600 millones de millas más recorren los autos en Nueva York diariamente.
  • 15% podría reducirse la congestion vehicular en Manhattan si se refuerzan las leyes a conductores.
  • 360,000 nuevos residentes aumentaron la población de Nueva York a 8.5 millones entre el 2010 y el 2016.
  • 778,000 neoyorquinos se mueven diariamente en bicicleta, un aumento del 54% en los últimos cinco años
  • 55,000 vehiculos a través de aplicaciones se mueven ahora, cuando la cifra era de 20,000 hace dos años
  • 8.0 millas por hora es el promedio en que se mueven los taxis en zonas de Manhattan actualmente, cuando el promedio era de 9.4 millas en el 2010
  • La ley 1031 requiere que el DOT realice un estudio de congestión vehicular de los camiones repartidores para tomar medidas de acción