Medallista olímpico boricua Jaime Espinal participará en la WWE

El primer medallista de Puerto Rico en lucha se presentará el jueves en la función "Smackdown" en San Juan

Guía de Regalos

Medallista olímpico boricua Jaime Espinal participará en la WWE
El luchador boricua Jaime Yusept Espinal celebra en el podio olímpico de Londres 2012 su medalla de plata.

El luchador olímpico puertorriqueño Jaime Espinal, medallista de plata en Londres 2012, cumple este jueves su sueño de participar en un espectáculo de la empresa estadounidense de lucha libre World Wrestling Entertainment (WWE).

“Desde que comencé en la lucha olímpica a mis nueve años, siempre quise hacer lucha libre“, aseguró hoy a Efe Espinal sobre su actuación el jueves en la función de “Smackdown“, que presentará la WWE, en el Coliseo de Puerto Rico José M. Agrelot de San Juan.

Allí, frente a más de 18,000 espectadores, el deportista de 32 años y que recientemente se convirtió en padre por primera vez, arrancará el espectáculo portando la bandera de Puerto Rico, tal y como hizo en los pasados Juegos Olímpicos de Río 2016.

Además, Espinal también será el campanero oficial para el combate principal entre Randy Orton y Jinder Mahal, en la que el primero defenderá su título de campeón de la WWE.

El luchador boricua contó que la primera vez que practicó la lucha olímpica en el Club Sparta en la capital, siempre pensó que igual que la lucha libre, hasta que entró al salón de entrenamiento y reconoció que este no tenía cuadrilátero, ni cuerdas.

“Pensaba que era así al principio para aprender. Después de tres meses fue que me di cuenta que era otro deporte“, recordó Espinal previo a una sesión de entrenamiento bajo Mike Mendoza en el Vikingo Power Gym en San Juan, administrado por el legendario luchador salvadoreño Salvador Pérez, mejor conocido como “El Vikingo“.

Espinal prosiguió practicando la lucha olímpica en el Club Sparta junto a otros luchadores, entre ellos, Franklin Gómez -campeón mundial de 2011-, aprendiendo a hacer piruetas y acrobacias, y por ello lo llevó a formar parte de un equipo de “breakdance“, aunque su meta de llegar a la lucha libre se alejaba más.

“El sueño se me había ido, porque no lo veía real y no conocía a nadie que hiciera lucha libre“, rememoró.

No obstante, mientras Espinal competía en Londres 2012, un grupo de trabajadores de la WWE que se dedica a reclutar nuevos luchadores vio al deportista en plena faena competitiva, donde ganó la medalla de plata en los 84 kilos, convirtiéndose en el primer puertorriqueño en ganar una presea en lucha olímpica.

Tras la competencia, el grupo de reclutas invitó a Espinal a una prueba en Estados Unidos y en la que la compañía WWE quedó emocionado con todas las habilidades que ostenta el luchador boricua.

“Ahí me explotó la cabeza al saber que esa sería mi gran oportunidad. Estaba súper emocionado“, recordó el luchador de aquel momento, en el que mostró sus habilidades como bailador de “breakdance” y como porrista.

Espinal, sin embargo, prosiguió su carrera como luchador olímpico, compitió nuevamente en los Juegos Olímpicos de Río 2016, pero aunque no obtuvo medalla, los reclutas de la WWE volvieron a comunicarse con él para saber si aún tenía interés en pertenecer a la empresa, respondiéndoles que sí.

El deportista dijo que lleva ocho meses preparándose para su gran oportunidad, aunque aún no ha llegado a un acuerdo económico con la WWE, por lo que desconoce cuándo debutará en una cartelera.

Espinal, seguidor de luchadores como Stone Cold, The Rock o Triple H, detalló que está preparado para subirse a cualquier cuadrilátero y darle con una silla a un contrincante o pegarle puños seguidos a la cabeza a éste y que los aficionados cuenten del uno al diez al mismo tiempo.

“No haré una lucha porque todavía no estoy preparado. La podría hacer porque soy habilidoso, pero aún no hemos firmado nada“, señaló Espinal, quien dijo que ha asistido a varias carteleras de lucha en Puerto Rico y ha avistado las legendarias “Wrestlemania” que organiza la WWE.

Espinal dijo además que bajo su contrato estipuló que si finalmente firma con la WWE, que la empresa le tiene que dar una prueba a su entrenador Mike Mendoza.

“Eso es parte del acuerdo y del compromiso que tengo con él. Es lo menos que puedo darle. Estoy poniendo mi cuello en un picador, pero vale la pena”, indicó Espinal, quien se podría convertir en otro luchador olímpico que salta a la lucha libre, como hicieron Kurt Angle -campeón olímpico en Atlanta’96– o Brock Lesnar.