Que no te sorprendan con una ambulancia aérea que no necesitas

Las compañías de ambulancias con fines de lucro con frecuencia recogen personas que no necesitan de transporte aéreo, y dejan a las familias con unas facturas enormes que la compañía de seguros no pagará

Guía de Regalos

Que no te sorprendan con una ambulancia aérea que no necesitas
Foto: Shutterstock

Jennie Stout, una enfermera en Ocala, Florida, estaba terminando su turno de la tarde cuando recibió una llamada desesperada de casa. Su hija de 13 años, Ashlyn, se había tropezado y había caído en carbones ardiendo que habían quedado de unas hojas que habían quemado en su patio trasero, lo que le había quemado las manos, rodillas y espinillas.

“Yo podía escuchar los gritos de Ashlyn en el fondo”, recuerda Jennie. Llamó al 911 y corrió a casa.

Los paramédicos de la ambulancia presentes cuando llegó Jennie le dijeron que Ashlyn tenía que ir en helicóptero a un centro para quemaduras en Gainesville y así recibir tratamiento rápido.

Jennie estaba sorprendida: el hospital estaba solamente a 40 millas de distancia y las quemadas no parecían tan fuertes según ella consideraba. Pero en esa situación, ella recordó “Primero soy mamá”, así que no cuestionó la decisión.

Ashlyn salió del hospital después de 4 días y regresó a la escuela en un período de 2 semanas. La compañía aseguradora de Stouts, Blue Cross and Blue Shield, tenía cobertura para las facturas del hospital y la terapia para paciente no hospitalizado.

Pero dos meses después, la familia recibió la noticia de Med-Trans, la compañía de ambulancia aérea, donde les indicaban que el viaje había tenido un costo de $24,000.

Resulta que los helicópteros de emergencias médicas con frecuencia están “fuera de la red” y no tienen cobertura completa por parte de la compañía de seguros. Blue Cross and Blue Shield pagó solamente $5,700, dejando a la familia con el saldo de: $18,300.

Hoy en día, 4 años después del accidente, Ashlyn tiene solo algunas cicatrices menores. Pero el saldo sin pagar dejó una marca duradera en la familia. Contrataron un abogado para impugnar la factura, que ya se había ido a una agencia de cobros.

Y la deuda había afectado el récord crediticio de Jennie, haciendo más difícil obtener un préstamo para las reparaciones necesarias del techo viejo en la casa de la familia.

“Nunca había dejado de pagar una factura en mi vida”, dice Jennie. “No voy a pagar un centavo por principio porque todo esto es incorrecto”.

Ashlyn Stout
Sana y salva Ashlyn Stout unas pocas horas después de haber sido transportada por una ambulancia aérea.

El peor tipo de sorpresa

Recibir la sorpresa de una factura médica que pensabas que pagaría la compañía de seguros es muy común (mira el cuadro a continuación).

Y las facturas de las ambulancias aéreas pueden ser especialmente difíciles. Consumer Reports, que recopila las historias de pacientes sobre facturas médicas sorpresa, ha visto un pico en las quejas sobre las ambulancias aéreas el último año, incluyendo la de la familia Stouts.

Parece ser que los consumidores tienen muchas quejas sobre esto. Por un lado, las facturas son caras, promediando más de $30,000, demuestran las investigaciones. Y los consumidores tienen pocos recursos. La desregularización de la industria de las líneas aéreas ocurrida a finales de 1970 dejó a los Estados sin recurso para regular los servicios de ambulancia aérea o proteger a los consumidores de prácticas agresivas.

La parte más frustrante, según los expertos en la industria con los que hablamos es que muchas personas piensan que la ambulancia aérea es una forma de transporte más segura que la ambulancia terrestre.

Por ejemplo, aunque las quemaduras de Ashlyn eran dolorosas, cubrían únicamente el 12% de su cuerpo. Los pacientes a menos de 200 millas de un centro para quemaduras con quemaduras que cubran menos de un 30% de su cuerpo pueden generalmente ser transportados por tierra de manera segura, dice Gary A. Vercruysse, M.D., un especialista en traumas en University of Arizona Medical Center quien escribió sobre el uso excesivo de las ambulancias aéreas.

Ser llevado en ambulancia aérea puede realmente aumentar el riesgo de que algo salga mal. Las investigaciones demuestran que se accidentan con más frecuencia que otros taxis aéreos. En parte esto se debe a las malas decisiones de los pilotos que algunas veces toman cuando se sienten bajo presión al transportar a los pacientes rápidamente, opina Ira Blumen, M.D., directora médica de University of Chicago Aero-medical Network, que investiga los accidentes de las ambulancias aéreas.

Pero el análisis de datos que hizo Consumer Reports de la Junta de seguridad de transportación nacional sobre los accidentes de las ambulancias aéreas entre 2010 y 2016 sugiere otra razón. Encontramos diferencias de seguridad entre los operadores lucrativos y no lucrativos.

Los pacientes se quedan en medio del problema

Más de 1,000 ambulancias aéreas operan ahora en Estados unidos, el doble que en el año 2000, según los datos de la industria. Las compañías lucrativas son un factor importante que ha llevado a esa expansión a medida que se encargan de los programas no lucrativos que llevan a cabo los hospitales y las municipalidades y compran operadores más pequeños. Hoy en día existen 4 compañías de ambulancias aéreas privadas, incluyendo Air Medical Group Holdings, que es propietaria de Med-Trans, la compañía que transportó a Ashlyn, representa la mitad de los ingresos de la industria.

Las facturas para esos servicios están aumentando. El cobro promedio de Air Methods, el operador más grande, va en aumento aproximadamente de $13,000 en 2007 a $50,200 en 2016, de acuerdo a Research 360, una empresa independiente que da seguimiento a la industria. La factura promedio para la industria total fue de $32,895 en 2014, el año más reciente para el cual hay datos.

El costo real de proporcionar transporte aéreo tiene un promedio aproximado de $7,000 según Jon Hanlon, fundador de Research 360. Y el análisis por parte de la Oficina de Superintendencia de New Mexico pone el costo en un promedio de casi $10,000.

Rick Sherlock, presidente y director ejecutivo de la Asociación de Servicios Médicos Aéreos, un grupo comercial, dice que muchos de los pacientes de las ambulancias aéreas están en Medicare o Medicaid, y que esos programas pagan $200 a $6,000 por transporte. Así que Sherlock dice que los operadores de la ambulancia aérea deben cobrar más a las personas con seguro privado para hacer la diferencia.

Como resultado, los pacientes que tienen seguro privado con frecuencia se quedan a la mitad, pagando el precio por un sistema disfuncional en el que tienen muy poco control.

El aumento del transporte por ambulancia aérea

Air Ambulace

¿Un costo innecesario?

Cuando alguien tiene una lesión traumática y está lejos de un hospital, el transporte aéreo puede ser esencial. Y para las personas en las áreas rurales, el transporte aéreo puede ser la única esperanza en caso de un infarto u otra emergencia. Pero los abogados y los expertos médicos dicen que las personas con lesiones que no tienen en riesgo su vida viajan en avión con demasiada frecuencia cuando de forma terrestre pudo ser tan efectivo y mucho más económico. “Veo muchas personas que han venido en helicóptero con lesiones verdaderamente leves”, dice Vercruysse. Su estudio de marzo de 2015 en el Journal of Trauma and Acute Care Surgery concluyó que casi un tercio de los transportes por ambulancia aérea no eran médicamente necesarios.

En algunos casos, las ambulancias aéreas se usaron incluso cuando hubiera podido ser más rápido por tierra. El padre de Ashlyn, por ejemplo, llegó al hospital en el momento en que la llevaban en la camilla a la sala de emergencias, aunque condujo una distancia similar. El helicóptero se retrasó mientras buscada un lugar seguro para aterrizar mientras que Ashlyn esperaba en la ambulancia.

¿Por qué el uso excesivo? Muchos de los transportes aéreos ocurren cuando se transfiere a los pacientes entre hospitales, y algunos médicos, con temor a sufrir de demandas debido a un retraso en la atención, acuden a esta opción con demasiada frecuencia, dice Vercruysse. Los médicos y los primeros en responder necesitan tener directrices más claras sobre cuándo está garantizado el uso de una ambulancia aérea, indica.

John Franchini, el regulador en jefe de las compañías aseguradoras para New Mexico, dice que su oficina ha visto un aumento en las quejas de los consumidores sobre las ambulancias aéreas, 12 de ellas solamente de diciembre de 2015 a enero de 2017. En 6 de esos casos, las compañías de seguro determinaron posteriormente que los vuelos no eran médicamente necesarios.

Los consumidores reciben facturas por miles de dólares por un servicio incorrecto en el que no tuvieron control, dice Franchini, especialmente si el servicio no es necesario.

air ambulance

Vuelos de alto riesgo

Luego está el problema de la seguridad. La tasa de accidentes para los helicópteros médicos ha caído en la última década, según las investigaciones de Blumen. Pero se siguen accidentando el doble de veces que otros taxis aéreos, agrega.

La National Transportation Safety Board reconoce los riesgos de estos vuelos, citando por ejemplo la dificultad de volar de noche, en terrenos no familiares o con un mal clima.

Y las compañías de ambulancias aéreas lucrativas tienen un récord de seguridad bastante manchado en comparación con otros operadores no lucrativos, de acuerdo con el análisis de Consumer Reports de los datos recientes de NTSB. Descubrimos que 4 de los operadores lucrativos más grandes, Air Methods, PHI Air Medical, Air Medical Group Holdings, y Metro Aviation, cuentan con un 68% de accidentes de la industria de 2010 a 2016 (37 de 54 accidentes), incluso tienen un 51% del mercado de transporte aéreo.

Los datos de un estudio de 2014 en Journal of Trauma and Acute Care Surgery fueron aún más desequilibrados. Reveló que de 139 accidentes entre 1998 y 2012, 118 involucraron operadores lucrativos.

Los autores dijeron que los errores humanos potencialmente evitables relacionados a los accidentes eran significativamente más altos entre esos operadores.

Y atribuyeron el aumento en el riesgo a “deficiencias en la capacitación, disponibilidad reducida de equipo y recursos y selección cuestionable de los vuelos” entre las compañías de ambulancias aéreas lucrativas.

Sherlock dice que el estudio no tomó en cuenta las mejoras en seguridad voluntarias, como la instalación de sistemas de detección de terreno dirigidos por la Administración de aviación federal en 2014. Aunque todas las regulaciones no se implementarán completamente hasta el 2018, dice que muchas compañías han adoptado voluntariamente esos cambios.

Consumidores y legisladores se defienden

Los consumidores en al menos 5 estados que están demandando a Air Methods buscan encauzar sus casos en demandas colectivas. Varios estados han avanzado para ayudar a los consumidores a enfrentarse a las facturas altas por ambulancias aéreas. También hay apoyo bipartidario en el Congreso para investigar el problema y para darle a los estados más poder para regular la industria. Consumer Reports apoya estos esfuerzos (mira el cuadro “Protegiendo a los consumidores” más adelante).

También hay movimiento en el frente local. En enero, el condado Monroe en Florida Keys, donde el hospital de trauma más cercano estaba aproximadamente a 120 millas de distancia, votó por ampliar su servicio de ambulancias aéreas operadas en el condado después de que los residentes se quejaron sobre las facturas de LifeNet, una compañía privada de ambulancias aéreas propiedad de Air Methods.

Air Methods dijo en una declaración que factura únicamente por lo que la compañía aseguradora no cubrirá como último recurso y que funciona con los pacientes para determinar lo que razonablemente pueden pagar.

Medidas inteligentes para luchar contra las facturas no deseadas

Si te quedaste atorado con una factura alta por ambulancia aérea, los expertos en la industria y los asesores de los consumidores dicen que hay cosas que puedes hacer. Pide a la compañía de seguros que te represente o apela directamente la factura con el proveedor de la ambulancia aérea. Para fortalecer tus probabilidades, presenta una queja formal a la agencia apropiada en tu gobierno estatal (mira “Cómo superar una factura médica sorpresa”). Algunos operadores aéreos ofrecen también programas de atención de beneficencia.

Para evitar estas facturas, es posible que desees considerar un programa de membresía que ofrecen algunos operadores de ambulancia aérea, particularmente si vives lejos de un hospital. Los programas, que cuestan tan solo $65 al año, tienen como finalidad cubrir los costos que tu compañía de seguros no paga. Pero eso funciona únicamente si la compañía de ambulancias en la que te inscribes es la que llega a tu emergencia, algo en lo que no tienes mucho control.

Los Stouts han agotado sus apelaciones y ahora están contemplando presentar una demanda colectiva. Y Jennie dice que hubiera querido que le preguntaran sobre la necesidad de una ambulancia aérea el día que se lastimó su hija. ¿Su consejo para otras personas en situaciones similares? “Si algo no te parece correcto, pregunta”.

Es muy probable que los médicos te den una factura muy grande que la compañía de seguros no pagará

Un viaje en ambulancia aérea no es la única manera de recibir una factura médica costosa. Puede suceder en cualquier momento en que te trate un médico que no sea parte de la red de tu seguro.

Es muy probable que los médicos fuera de la red sean aquellos con los que tengas menos control para seleccionar: Médicos de la sala de emergencias, anestesiólogos, radiólogos, neurocirujanos y patólogos, dice Gerard Anderson, Ph.D., de la Facultad de Salud Pública Johns Hopkins Bloomberg en Baltimore.

Su estudio sobre las facturas médicas de servicios fuera de la red se publicó en la edición de enero de 2017 de Journal of the American Medical Association. El observó los registros de más de 400,000 médicos, comparando qué tan diferentes eran las especialidades que cobraran a los pacientes por servicios fuera de la red contra lo que Medicare les reembolsaba. Esa diferencia es con lo que los pacientes se quedan atorados.

Los anestesiólogos cobran, en promedio, 6 veces ese monto. Los médicos de la sala de emergencia, patólogos y radiólogos cobran 4 veces más.

El problema probablemente va a seguir en aumento, dice Betsy Imholz, experta de Consumer Reports sobre las facturas médicas sorpresa. Las compañías aseguradoras están ofreciendo cada vez más planes que no tienen cobertura fuera de la red. Lo peor es que los proveedores de atención médica están contratando menos compañías de seguros o deciden no tomar ningún seguro en absoluto.

Para asesoría sobre la prevención de este problema, mira “Cómo defenderte de una factura médica sorpresa”.

Cuándo es crítico llamar a una ambulancia

Cuando hay una emergencia, lo último en lo que probablemente piensas es si la compañía aseguradora tendrá cobertura para una ambulancia. Ni deberías hacerlo. Una ambulancia puede llevarte más rápido a una sala de emergencias y el personal a bordo puede encargarse de salvar tu vida en el camino.

Pero puedes sorprenderte con una gran factura si tu compañía de seguros dice que el transporte no era médicamente necesario o si te llevó una ambulancia que no está en la red de tu compañía aseguradora. Así que necesitas saber cuándo debes llamar al 911.

Un despachador enviará una ambulancia terrestre además del personal de respuesta ante emergencias, quienes decidirán en el lugar si necesitas transporte aéreo. Las compañías aseguradoras pueden cubrirte si te lleva al hospital más rápido. Pero no siempre es así. Salir en la ambulancia es más rápido que un helicóptero, ya que es la primera en llegar y luego el transporte aéreo puede retrasarse mientras busca dónde aterrizar.

Incluso si te transportan en una ambulancia terrestre, es posible que de todos modos tengas que pagar algunos de los costos. Los despachadores con frecuencia envían la ambulancia disponible más cercana, y existe la posibilidad que no esté en la lista de los proveedores. Y tu compañía aseguradora podría rechazar pagar si considera que el transporte fue innecesario. Una ambulancia está claramente justificada si tú o alguien con quien estás está inconsciente, con mucho sangrado, no puede respirar o no se le puede transportar de forma segura de otra manera. Para estar seguro, revisa los “beneficios de servicios de emergencia” de tu compañía de seguros.

Si no crees que tu situación sea una emergencia real y tú o alguien con quien estás puede llegar en auto de forma segura, no llames a una ambulancia. Y si te sorprende una factura costosa, consulta “Cómo superar una factura médica sorpresa”.

Cómo defenderte de una factura médica sorpresa

Existen 2 maneras de combatir las facturas médicas sorpresa, ya sea que vengan de una ambulancia aérea, una ambulancia terrestre o un profesional de atención médica: evítalas para empezar o peléalas después. Este es nuestro consejo:

1. EVITA LAS FACTURAS

La mayoría de estas son el resultado de que hayas recibido tratamiento de alguien fuera de la red de proveedores de tu compañía de seguros. Así que debes evitar esos proveedores fuera de la red cada vez que puedas.

Eso es más sencillo cuando no es una emergencia, como al planificar el reemplazo de una rodilla o al tener un bebé. En esos casos, pide a la persona que se encarga de las facturas en el consultorio de tu médico una lista de los anestesiólogos, radiólogos y cualquiera que puedas pensar que puede ser parte de tu atención méduca, incluso mientras estás en el hospital.

Luego llama a la compañía de seguros para verificar que esas personas estén en su red. (No confíes en los directorios en línea, es posible que no estén actualizados). Si alguien no está en la lista de tu seguro, dile al médico que solo quieres proveedores dentro de la red. Es más difícil encontrarlos durante una emergencia, ya que es posible que no tengan tiempo.

Aun así, sé inteligente, antes de que necesites ir a la sala de emergencias, averigua qué hospitales cercanos están dentro de la red y usa los médicos de la sala de emergencias que están dentro de la red. Luego, en una emergencia, intenta ir a uno de esos, si puedes.

Si necesitas una ambulancia, puedes pedir que te lleve a un hospital dentro de la red, aunque los encargados de la respuesta inicial a bordo tomarán la decisión final. Así que reserva las salas de emergencias para emergencias verdaderas y si es seguro, acude en automóvil.

2. APELA LAS FACTURAS

Si descubres una factura médica sorpresa, llama al proveedor y a tu compañía de seguros. Explica que no te diste cuenta de que la atención médica recibida, que era crítica y esencial, y había involucrado a proveedores fuera de la red.

Algunos médicos pueden aceptar el pago de la compañía de seguros y perdonar el saldo restante. O la compañía de seguros y el médico que no forma parte de la red pueden acordar bajar el costo de la factura, para que sea más sencillo para ti poder pagarla.

Si se te facturó por una atención de emergencia o transporte en ambulancia, también pide a los encargados de la respuesta inicial o a los médicos de la sala de emergencias que te proporcionen documentos que confirmen que no tuviste otra opción para que se te transportara y era médicamente necesario.

Si todo lo demás falla, apela a la agencia de seguros de salud del estado donde vives, dice Caitlin Donovan de National Patient Advocate Foundation.

Esas agencias no siempre pueden ayudar, por ejemplo, los Estados que tienen poco poder sobre las ambulancias aéreas, pero presentar una queja podría fortalecer tu poder de negociación.

Para comunicarse con el departamento de seguros de tu estado, usa la herramienta de factura médica sorpresa de Consumer Reports, en ConsumersUnion.org/ insurance-complaint-tool.

Patient Advocate Foundation tiene asesores que pueden ayudarte. Comunícate con ellos en patientadvocate.org o 800-532-5274.

Protección a los consumidores

Los esfuerzos para refrenar las facturas excesivas por ambulancias aéreas ha tenido un extraño apoyo bipartidario en el Congreso.

Los representantes Bill Shuster (R-Pa.) y Peter A. DeFazio (D-Ore.) recientemente pidieron a la Oficina de Responsabilidad del Gobierno que investigara los precios y la competencia en la industria.

Y los Senadores Jon Tester (D-Mont.) y John Hoeven (R-N.D.) presentaron leyes para dar a los estados más poder para regular la forma en que operan las ambulancias aéreas y cómo cobran a los clientes.

Consumer Reports apoya esos y otros esfuerzos para proteger a los consumidores de las facturas médicas sorpresa.

Todos los estadounidenses merecen tener acceso a atención médica accesible, incluyendo el transporte médico de emergencia”, dice Betsy Imholz, que supervisa la campaña de Facturas médicas sorpresa de Consumer Reports.

Lee más sobre nuestro trabajo en las ambulancias aéreas en ConsumersUnion.org/ airambulances. Y conoce más sobre nuestros esfuerzos para combatir todas las facturas médicas sorpresa y comparte tu historia si tienes una. Visita ConsumersUnion.org/ surprise-medical-bills.

—Donna Rosato