Salma Hayek es capaz de ‘experimentar’ el dolor de los demás

La actriz también habla de que hubiera sido en lugar de actriz
Sigue a El Diario NY en Facebook
Salma Hayek es capaz de ‘experimentar’ el dolor de los demás
Salma Hayek

La actriz Salma Hayek siempre se ha caracterizado por vivir su relación con sus semejantes y la naturaleza al margen de los cauces y ritos convencionales, pero hasta ahora no se había atrevido a revelar que, especialmente en los últimos años, ha ido desarrollando una llamativa capacidad para “experimentar” hasta niveles inimaginables tanto el dolor ajeno como cualquier otra emoción íntimamente asociada al mundo interior de las personas.

Tengo la habilidad de experimentar en ocasiones el dolor de las personas. No exactamente igual que ellos, pero hay ciertos sentimientos de los demás que me afectan de forma muy personal“, explicó a la revista People, antes de negarse a ofrecer ejemplos concretos de ese grado tan especial de empatía que parece sobrepasar lo humanamente posible.

Me ha pasado muchas veces, pero no te voy a contar los pormenores“, sentenció en la misma conversación.

A pesar de los sinsabores y las decepciones que se puedan desprender de esa manera tan particular de interiorizar los sentimientos de los demás, la estrella de Hollywood se congratula al pensar que sus extraordinarias destrezas y su trabajo interpretativo han hecho de ella una mujer mucho más sensible ante el estado del mundo.

Puedo decir que esta habilidad condiciona de alguna forma mi visión de lo que me rodea y desde luego crea una sensación mucho más intensa de empatía“, argumentó en la citada conversación.

How I wish you were here. #prince Como me gustaría que estuvieras aqui. 📸: @afshineee

A post shared by Salma Hayek Pinault (@salmahayek) on

A lo largo de las últimas entrevistas que ha venido concediendo para promocionar su último proyecto cinematográfico, la película independiente “Beatriz at dinner”, la también esposa del empresario francés François-Henri Pinault, ha dejado otras muchas anécdotas de interés, como la que hace referencia al rumbo que habría tomado su trayectoria profesional si no hubiera triunfado en la industria del cine.

Probablemente si no hubiera sido actriz, ahora mismo estaría trabajando en una floristería de Coatzacoalcos [su localidad natal], casada y con 10 hijos, quién sabe. Pero la verdad es que me hubiera gustado ser astronauta, ese ha sido siempre el trabajo con el que he soñado toda mi vida y el que me encantaría tener a día de hoy”, revelaba al portal de noticias ET Online.