5 tips para un SAT exitoso

Experto en la preparación para este tipo de prueba ofrece consejos básicos para los estudiantes y sus padres

Guía de Regalos

5 tips para un SAT exitoso
Los estudiantes tienden a no postergar sus estudios para obtener un buen puntaje en la prueba SAT cuando cuentan con un servicio o herramienta de preparación.

Mientras que unos estudiantes se encuentran en esta temporada festejando su fiesta de graduación y preparándose para el ingreso a las universidades, otros se encuentran en el proceso de prepararse para presentar el examen estandarizado SAT, que precisamente se usa para la admisión en los  planteles universitarios de Estados Unidos.

Las fechas para la presentación de este examen este año son el 26 de agosto, 7 de octubre, 4 de noviembre y 2 de diciembre, y para el 2018, el 10 de marzo, 5 de mayo y 2 de junio.

Y para tener éxito en la prueba, que tiene como propósito evaluar el nivel académico de los estudiantes de preparatoria —específicamente en las áreas de comprensión de lectura, matemáticas y escritura— es importante la preparación.

“Dominar el SAT puede tener un tremendo impacto en la vida del estudiante, pero tiene el costo de prepararse para tomarlo, que puede ser un proceso estresante para los chicos porque los puntajes a obtener deben ser lo más alto posible, y para los padres, porque no tienen mucho control. Pero el proceso puede ser manejable con la preparación”,  resalta Tom Rose, co-fundador de Testive SAT / ACT Prep, que ofrece “un software avanzado de aprendizaje SAT y ACT prep y unas asignaciones regulares de práctica para un aprendizaje más rápido”.

Y para lograr el éxito, el experto ofrece las siguientes recomendaciones tanto para los estudiantes como para sus padres:

1. Comenzar la preparación lo más pronto posible

“Lo menos que puede hacer un padre para que su hijo tenga éxito en el SAT es ayudarlo a empezar  su preparación temprana”, asegura Rose. “Y el mejor momento para este comienzo es la temporada de verano, antes de que el estudiante comience su primer año de preparatoria”.

Y esto se debe a que es importante dejar tiempo para presentar el SAT tres veces. “La capacidad de prueba se puede mejorar con esfuerzo y aprendizaje, pero la falta de tiempo es algo que simplemente no es flexible”, apunta el experto en este tipo de prueba.

El “Score Choice” (publicado por The College Board en 2009) permite a los estudiantes elegir qué puntajes enviar a las universidades a las que postulan, “por lo que cuando se empieza a tomar la prueba de forma temprano se reduce el riesgo de obtener una puntuación baja”, ya que los estudiantes toman el SAT dos o tres veces.

2. Presionar a los hijos para que inicien su preparación  

De acuerdo con Rose, los padres a veces se quejan de que se les dificulta lograr que sus hijos comiencen su preparación para la prueba.

“Los estudiantes son resistentes a empezar porque las puntuaciones a lograr son altas y el proceso parece insuperable”. Esto los lleva a la postergación, pero el experto resalta tres formas para impulsar el proceso.

  • Programar una visita a la universidad. Esto es una tarea de tiempo de calidad para padres y estudiantes —asegura Rose—, ya que reciben información real y valiosa sobre sus requisitos y currículo académico, que ponen en la mente del chico o la chica el interés de prepararse para alcanzar unos buenos puntajes en el SAT y, por lo tanto, la preparación para la prueba se convierte en un tema principal del escolar sin la necesidad de entrar en discusión con sus padres.
  • Programar una fecha de prueba. “Nada enciende un fuego como un plazo. Mi fecha de prueba favorita por primera vez es mayo o junio, al finalizar el segundo año de preparatoria”, detalla el experto.
  •  Contratar a un entrenador. El contar con un entrenador es una buena idea ya que éste da una solución personificada al problema que tiene el estudiante de administrar y poner en práctica el proceso de su preparación.

3. Enfocarse en la preparación en las áreas débiles

Esta recomendación resulta obvia, pero vale la pena recordarla, porque el centrarse en las áreas débiles es mucho más difícil porque implica el análisis, y entre más análisis se hace, las cosas nunca se hacen.

“Es importante que los padres se aseguren que sus hijos  están trabajando una herramienta de software que analiza sus fortalezas y debilidades y proporciona una retroalimentación. De no contar con algo de este tipo, se puede evaluar las fortalezas y debilidades del chico o la chica a través de los resultados de una prueba de práctica de larga duración o un informe de calificación PSAT”, detalla Rose.

4. Una práctica regular y enfocada

El único método confiable para mejorar las puntuaciones de los exámenes es la práctica regular y enfocada.

A través de su experiencia de preparar con éxito a estudiantes para el SAT, Rose asegura que el estudiante típico requiere de aproximadamente 100 horas de preparación total para que puedan alcanzar su potencial natural en el examen.

5. Pasar más tiempo revisando lo trabajado que efectuando un nuevo trabajo

De acuerdo con Rose, los estudiantes que repasan cada pregunta que se equivocan y toman notas de revisión de sus errores mejoran tres veces más rápido que aquellos que no lo hacen. Para facilitar este proceso están los nuevos programas de software.