Expertos en finanzas se instalan en NYCHA para ayudar a los vecinos

La asesoría gratis es un programa piloto de la ciudad en El Bronx que está superando la desconfianza de los vecinos
Expertos en finanzas se instalan en NYCHA para ayudar a los vecinos
Jennie Cruz, presidenta de la comunodad de inquilinos de Melrose Houses de El Bronx con Marlene Uraga, asesora financiera de Urban Upbound para este programa piloto de finanzas. /Mariela Lombard
Foto: Mariela Lombard / El Diario NY

Josefina Pineda, de 31 años y madre de una niña de cuatro, empezó a recibir llamadas de cobradores de deudas “por cosas que no tenían nada que ver conmigo”. Esta dominicana, residente de NYCHA en El Bronx, no hacía caso pero terminó enterándose de que querían cobrarle una deuda de $700 que ella no sabía de dónde salía. Coincidiendo con ello acudió a una charla de presentación de un servicio financiero “The Residents CAN!” en el hospital Montefiore, gratis y para los residentes de estas viviendas. Hoy, apenas semanas más tarde de sumarse al programa financiero, su pesadilla financiera empieza a resolverse.

Con la ayuda de una asesora financiera Pineda pidió su historia crediticia y comprobó que le habían robado la identidad. En total habían abusado de sus datos hasta dejarla con deudas de $2,000 que ahora está apelando y limpiando de su historial con la ayuda de este servicio financiero. Con ello ha mejorado un informe crediticio, que no estaba tan mal como ella sospechaba y, de hecho, le acaban de aprobar una tarjeta de crédito “y eso es algo que hasta ahora siempre me habían negado”.

Residents CAN! es un programa puesto en marcha por la Oficina de Empoderamiento Financiero del Departamento de Asuntos de Consumidores (DCA) que con la ayuda de NYCHA, los servicios directos proporcionados por la organización Urban Upbound y el apoyo del  Fondo del Alcalde para el Avance de NYC y JP Morgan Chase Foundation, han llevado las asesorías financieras gratis que proporcionan en todos los condados de la ciudad directamente a los propios edificios de NYCHA. Se trata de un programa piloto. De momento, en este año son los vecinos de Melrose, Jackson, Highbridge, Morrisania Air Rights, Parkside y Davidson Houses, todos ellos en El Bronx, los que están recibiendo esta asesoría.

Según la comisionada del DCA, Lorelei Salas, este programa “es un modelo que está diseñado para cubrir las necesidades específicas de los residentes de las viviendas públicas. Durante años, nuestro modelo personalizado de asesoría financiera ha ayudado con éxito a los neoyorquinos a conseguir sus objetivos financieros”. De momento hay 159 clientes que están inscritos en el programa que será analizado por la Universidad de Carolina del Norte para ver si es un modelo que puede ser usado en otros lugares.

Ahora bien, para abrir las puertas a este programa han sido instrumentales personas como Jennie Cruz, presidenta de la asociación de residentes de Melrose Houses. “Al principio todos éramos escépticos”, dice al referirse a los vecinos. “Tenían que ganarse nuestra confianza porque la gente no quiere hablar de dinero con desconocidos” y Cruz relata que además algunos vecinos ya han tenido experiencias con organizaciones que les han engañado y han terminado perdiendo dinero. A finales de noviembre del año pasado, está descendiente de puertorriqueño y española fue la primera cliente para abrir el camino de este servicio gratuito.

Inquilina Jennie Cruz recibe una consulta financiera de Marlene Uraga en el Bronx.
Jennie Cruz, presidenta de la Asociación de Inquilinos de Melrose Houses en El Bronx./Mariela Lombard.

Para superar esta reticencia, Marlene Uraga, que es una de las dos asesoras de Urban Upbound que proporcionan la ayuda financiera, explica que va de puerta en puerta ofreciendo sus servicios, hace visitas en las casas, resuelve dudas con mensajes de texto, vía Facebook, por teléfono, Skype o como sea más práctico para el cliente. “Somos flexibles, vamos a reuniones, hacemos presentaciones”, enumera Uraga. Y sobre todo, los beneficiados por el programa hablan con otros vecinos. Uraga explica que en un caso “eliminamos deuda en cobro que no era de una sola persona y su reporte de crédito mejoró 160 puntos. Ahora ella habla del programa a sus vecinos.

Uraga tiene entre dos y seis sesiones al día y al menos dedica dos horas a llamar a puertas para ofrecer ayuda para hacer presupuestos, ayudar con la renta, los ahorros, el crédito o la gestión con las deudas. Están animando a los vecinos a poner monedas en las botellas para ahorrar de poco en poco. Cruz está animando a su familia a que lo haga.

Inquilina Jennie Cruz recibe una consulta financiera de Marlene Uraga en el Bronx.
Marlene Uraga, asesora financiera en el programa The Residents CAN, en el Bronx./Mariela Lombard

La experiencia de esta asesora bilingüe, le indica que hay quien piensa que sabe más de finanzas de lo que realmente saben y “creen que 500 es un buen puntaje de crédito” (no lo es). “Hay quien se ofende cuando les ayudamos a hacer un presupuesto, piensan que si abren una cuenta en un banco NYCHA les va a subir la renta (no es el caso) o les va a costar dinero tener una cuenta”. Cruz, lamenta que los padres no enseñen a sus hijos finanzas y que muchos ancianos sean vulnerables a la explotación financiera. Ella que desconfiaba en el inicio ahora ha abrazado este servicio y está animando a los vecinos.

Pineda también tiene gran fe y hace sesiones con la asesora dos veces al mes. “Me siento más tranquila, me han ayudado a aprender a ahorrar, ahora hago presupuestos y tengo que ahorrar, lo hago por mi hija”.