¿Por qué bañarse en un mar de agua fría puede producir amnesia?

Paul Boulding estaba de vacaciones con su esposa en Croacia, dándose un baño en la playa, cuando sucedió algo muy extraño: de repente no tenía ni idea de dónde estaba ni por qué estaba allí
Sigue a El Diario NY en Facebook
¿Por qué bañarse en un mar de agua fría puede producir amnesia?
Paul sufrió una pérdida repentina, temporal y prácticamente total de la memoria a corto plazo.

Durante unas vacaciones en Croacia, Paul Boulding y su esposa Kirsty disfrutaban de un baño en la playa a media mañana cuando sucedió algo muy extraño.

De repente, saliendo del agua, Paul le dijo a su mujer: “No sé donde estoy, no entiendo qué está pasando, no sé por qué estamos aquí”.

“Me di cuenta de que algo malo estaba sucediendo”, le dijo Paul a la BBC.

Pero el británico no recuerda nada más de lo que sucedió ese día hasta seis horas después.

¿Será un derrame?

“Para mi fue un shock. Sucedió muy de repente y yo no entendía qué estaba pasando”, describe Kirsty, que recuerda que Paul se puso rápidamente muy ansioso.

“Empiezas a pensar muy rápido. Lo primero que me pregunté es si le estaría dando un derrame cerebral, pero no tenía ningún otro síntoma”, le dijo Kirsty a la BBC.

“Lo otro que pensé, y me dio terror llegar a esa conclusión, es que se trataba de algún tipo catastrófico de demencia, porque llegó en dos fases: inicialmente era “no sé donde estoy”. Pero después, al decirle que viniera a la sombra a hablar, me di cuenta de que él sabía quién era y quién era yo y donde vivíamos… pero había perdido la memoria de los últimos diez días, que eran los que llevábamos en Croacia”.

“Después, me di cuenta de que, además de eso, no estaba registrando ninguna memoria nueva de lo que estaba pasando: me repetía las cosas”.

Así hasta que en un momento, a media tarde, Paul le dijo a Kirsty “¿qué hay de aquel paseo que íbamos a dar?”.

Paul cree que ese fue el momento en que las cosas empezaron a recomponerse, porque el día antes, la pareja había hablado de ese paseo.

Con el tiempo empezó a recordar lo que había pasado durante los diez días previos que llevaban en Croacia, pero lo que ocurrió en ese período de seis horas, entre la media mañana y la media tarde, nunca volvió.

Hasta hoy hay un agujero en su memoria.

Un ataque de amnesia

“Lo que describe Paul es un clásico ejemplo de Amnesia global transitoria (AGT) “, dice Adam Zeman, profesor de Neurología Cognitiva y Comportamental de la Escuela Médica de la Universidad de Exeter, en Inglaterra.

Se trata de una pérdida repentina, temporal y prácticamente total de la memoria a corto plazo, que no es atribuible a otras condiciones neurológicas comunes, como un derrame o un ataque de epilepsia.

Lo que creemos que ocurre durante estos ataques es que “el hipocampo, la parte del cerebro más involucrada en la fijación y consolidación de la memoria a corto plazo, se apaga durante un período de varias horas”.

“Entonces es imposible guardar nuevos recuerdos durante el episodio y también hay un impacto variable sobre los recuerdos más recientes”, explicó el médico.

El caso de Paul es “muy típico”. Por eso, durante el episodio de amnesia, la persona que sufre el ataque le hace repetidamente las mismas preguntas a la persona que lo acompaña, pero no es capaz de retener las respuestas.

La incidencia de estos ataques transitorios de amnesia es de uno cada 10.000 personas en un año .

Por ejemplo, estimamos que en una ciudad como Londres, Inglaterra, habría unos 1.000 casos al año, así que no es un síndrome tan excepcionalmente raro.

Una amnesia misteriosa

Uno de los misterios de la AGT es que normalmente no se repite: la tasa de recurrencia es muy baja, no se sabe por qué, dice Zeman.

Estos ataques de amnesia temporal normalmente se desencadenan por el estrés físico o psicológico.

Según el experto, nadar en el agua fría del mar es uno de los detonantes más conocidos.

Pero el episodio suele suceder después del agotamiento físico o psicológico. También hay cierta evidencia, según Zeman, de que las personas más propensas a sufrir ansiedad tienen más riesgo de tener AGT.

Pero solo suele ocurrir una vez en la vida de alguien, así que pareciera que se deben cumplir un grupo de requisitos para que suceda, y eso suele ocurrir con poca frecuencia.

“Todavía no está claro qué es lo que sucede exactamente en el hipocampo durante un episodio de AGT”, dijo Zeman.

“Inicialmente se pensó que podría estar relacionado con la epilepsia, con un “mini derrame” cerebral o con la migraña, pero luego se vio que no, que se trata de un síndrome distinto“.

Diagnosticar a alguien mientras está sufriendo un ataque de AGT puede ser difícil, aunque normalmente si lo que está teniendo es un derrame cerebral o un ataque de epilepsia debería presentar otros síntomas.

En un caso como el de Paul, los pacientes pueden consultar su estado cardiovascular con un médico, para descartar que puedan estar sufriendo un “mini derrame cerebral”, llamado accidente isquémico transitorio (AIT) , que ocasionalmente se puede presentar con amnesia.

Desde su episodio en Croacia Paul no ha vuelto a tener ningún problema de memoria.