Miembros de la Casa Blanca estarían preparándose para una renuncia de Trump

Crecen los rumores sobre una salida de Trump por el caso del Rusiagate
Sigue a El Diario NY en Facebook
Miembros de la Casa Blanca estarían preparándose para una renuncia de Trump
La gran pregunta es si el vicepresidente también se vería obligado a dimitir

La posibilidad de un juicio político contra el presidente Donald Trump sigue en ascenso luego de conocerse que el Fiscal Especial para el caso del “Rusiagate” está investigando al presidente por su posible obstrucción a la justicia.

Según John Cooper, presidente de la Coalición Democrática y ex consejero del Presidente Obama y del vicepresidente Biden, en la Casa Blanca se habla de una posible renuncia de Trump. En un tuit hecho ayer por la tarde, Cooper escribió:

“Fuente Casa Blanca: Empleados de Trump están empezando a hablar de cuando Trump renunciará. Se preguntan si Pence se verá obligado a hacerlo también”.

Según Cooper lo que se pregunta en la Casa Blanca no es si el presidente renunciará sino cuando lo hará.

Aunque Trump podría renunciar a la presidencia, incluso antes que sea llevado a un juicio político, la probabilidad por ahora es muy baja. Sin embargo si es formalmente acusado y su popularidad se pulveriza, así como su partido deje de apoyarlo la posibilidad de una renuncia puede cobrar fuerza en cuestión de horas.

Mientras muchos dentro y fuera de la Casa Blanca se hacen esta pregunta, otros se cuestionan si el país estaría dispuesto a apoyar al vicepresidente Pence o si este también tendría que salir del poder. De ser así la oficina Oval quedaría a cargo del líder republicano Paul Ryan.

La especulación sobre el tema no deja de parecer descabellada luego de los incidentes de esta semana que incluyeron entre otras cosas, que el vicepresidente Mike Pence haya contratado a un abogado externo para defenderlo en el caso del Rusigate, según informó CNN.

Una eventual renuncia o destitución de Trump debido a la connivencia con Rusia para interferir con la elección de 2016 dejaría muy mal parado al partido republicano con miras a retomar las riendas de la Casa Blanca.

Por ahora el futuro del presidente está en las manos del fiscal especial Robert Mueller que conformó un selecto grupo de abogados para adelantar las investigaciones del caso.

Alrededor de la web