El pequeño detalle que alteró casi una docena de líneas del Subway

Miles de neoyorquinos volvieron a llegar tarde al trabajo el martes por culpa del transporte público
El pequeño detalle que alteró casi una docena de líneas del Subway
Casi una docena de líneas del Subway sufrieron alteraciones o cancelaciones por un problema de señal en la calle 34.
Foto: Spencer Platt / Getty Images

NUEVA YORK – La Autoridad Metropolitana de Transporte (MTA) tuvo que disculparse en público por el más reciente retraso en el servicio que causó que casi una docena de líneas del Subway sufrieran demoras el martes.

El problema fue la señal en la calle 34 (Penn Station),que ocasionó el desvío de varios trenes y la cancelación de varios otros. Una vez más, miles de neoyorquinos que eligen este transporte para ir al trabajo llegaron tarde.

Por eso, el servicio de transporte utilizó Twitter para establecer un contacto directo con los afectados. En un par de tuits, explicaron lo ocurrido y repartieron la culpa entre la antigüedad del servicio y ellos mismos.

“Esta mañana la señal de la era de 1930 falló en la calle 34. Como consecuencia, se requirió de una reparación de emergencia que causo retrasos en todo el sistema. Confíen en nosotros para que los llevemos al lugar donde necesitan estar, y esta mañana, le hemos fallado. Nos disculpamos por la inconveniencia”, reza el comunicado.

MTA lleva mucho tiempo trabajando en la instalación de un sistema que facilite a los trenes operar con mayor frecuencia y rapidez, pero lleva años de retraso. Además, ya asoma en el horizonte el “verano infernal” de Amtrak, como lo calificó el gobernador Andrew Cuomo, que dejará Penn Station con un 20% de trenes menos.

Según las declaraciones de varios expertos a The New York Post, sería vital comenzar un plan estratégico con diversas ramificaciones: aumentar de manera drástica los fondos para la MTA, nombrar líderes que manejen la MTA, revisar el sistema de señalización de la ciudad mientras se aceleran las reparaciones que ya están en marcha, acelerar la entrega de vagones del metro, aumentar el supervisado de la flota actual y comunicarse mejor con los pasajeros.