Cuomo mete prisa a MTA para evitar tráfico excesivo

Los neoyorquinos no tendrán que pagar peaje en dos túneles y dos puentes
Cuomo mete prisa a MTA para evitar tráfico excesivo
El gobernador Andrew Cuomo trabaja para facilitar los desplazamientos de los neoyorquinos.
Foto: Spencer Platt / Getty Images

El gobernador Andrew Cuomo ordenó al MTA que acelere el trabajo en la reconstrucción de varios túneles y puentes para paliar los efectos del exceso de tráfico que causarán las reparaciones de emergencia de Amtrak  en la estación de Pennsylvania.

La Autoridad Metropolitana de Transporte trabaja a contrarreloj para llegar a la fecha límite del 8 de julio que estableció Cuomo. El Gobernador quiere hacer los deberes para prepararse antes de lo que él mismo catalogó como “el verano infernal de Amtrak“, refiriéndose al servicio reducido que ofrecerán esta temporada.

La compañía ferroviaria planifica unas reparaciones que limitarán en un 20% el número de trenes que parten en hora pico desde la estación de Pennsylvania. Los centenares de neoyorquinos que tendrán que adaptarse y sustituir dicho tren por otro método de transporte se encontrarán con un Subway en el que no sobra espacio, y unas carreteras que ya sufren congestión diaria.

Por ello, Cuomo y su equipo administrativo recortaron varias semanas del calendario de MTA y dejaron en un mes el tiempo de margen para terminar la reconstrucción de dos túneles y dos puentes que ayudarán a aliviar el tráfico. Los puentes que verán cambios son el Verrazano Narrows y el Robert F. Kennedy; y los túneles son el Queens-Midtown y el Hugh L Carey.

Esta orden implica que todos los cruces de conmutación importantes no necesitarán de un pago añadido en el peaje y todos los carriles estarán abiertos durante el día, según un comunicado de prensa de la Ciudad.

“Nuestra prioridad es asegurar a los neoyorquinos que puedan llegar donde lo necesiten tan rápido y fácil como sea posible. Estamos preparándonos para el verano infernal de Armtrak”, dijo Cuomo. “Agilizando de manera agresiva la construcción, estamos tomando las medidas necesarios para facilitar los desplazamientos y proporcionar tranquilidad a los neoyorquinos”.