Bill de Blasio a punto de perder el control sobre escuelas públicas

El poder del Alcalde para tomar decisiones sobre el sistema educativo vence el próximo 1 de julio
Sigue a El Diario NY en Facebook
Bill de Blasio a punto de perder el control sobre escuelas públicas
El Alcalde controla un sistema educativo con 1.1 millones de estudiantes.
Foto: Getty Images

El alcalde Bill de Blasio perderá el control de las escuelas públicas de la ciudad a partir del 1 de julio, debido a la decisión que la Legislación estatal tomó el miércoles de no renovar el acuerdo vigente, que permitía al mandatario por un año tomar todas las decisiones concernientes al sistema educativo.

El Alcalde, que llevaba varios meses trabajando y haciendo campaña para conseguir el control del sistema educativo, utilizó Twitter para avisar de los posibles problemas que esta decisión puede traer en el futuro.

“La educación de 1.1 millón de niños está en peligro. El fin del control de las escuelas desde la Alcaldía tendrá ramificaciones en los años venidero”, escribió.

La resolución por parte de los legisladores prácticamente no tiene vuelta de hoja, debido a que las sesiones de la Legislatura en Albany concluyeron el miércoles por todo el verano. Por tanto, a menos que se convoque una sesión especial antes de que empiece el próximo nuevo período escolar, se tendrán que formar junta de educación que llevará el control de los colegios.

La decisión de la Legislatura de no aprobar el control a De Blasio no se tomó sino hasta bien entrada la noche, puesto que los impuestos locales ocuparon una gran porción de la conversación en Albany. De hecho, el impuesto sobre los ingresos de la Ciudad también estuvo bajo revisión, y tampoco se llegó a un acuerdo.

John Flanagan, líder republicano del Senado, indico: “Yo apoyo la renovación del control de las escuelas desde la Alcaldía, y mis colegas republicanos del Senado también”. Luego añadió que “hay 50,000 niños y niñas en Harlem, Brooklyn y El Bronx que están en listas de espera para ir a escuelas chárter“.

Sin embargo, Flanagan dijo que volverá a convocar al Senado si ve la posibilidad de dar un giro de 180 grados. “Nunca pararé de pelear por estos niños. No les dejaremos sin voz”, afirmó.