La Ciudad de México suma recorrido cervecero a rutas del Turibús

Un paseo que ningún turista quiere que termine
La Ciudad de México suma recorrido cervecero a rutas del Turibús
Paseo cervecero

MÉXCO – Entre el olor a cebada y el sabor de ingredientes exóticos como los gusanos de maguey, la Ciudad de México incorporó una visita a fábricas de cerveza artesanal a sus tradicionales recorridos turísticos.

La cerveza es el eje de la nueva ruta del autobús turístico de la capital, el “Turicervecero”, diseñado para promover que se conozca y se pueda consumir la cerveza artesanal que se produce en el país, resaltó Salvador, el guía del recorrido.

El recorrido cervecero se suma a los tradicionales viajes por la ciudad y a otros que ofrecen experiencias como ver una función de lucha libre, aunque éste es únicamente para mayores de edad, precisa el guía.

Y es que el olor a cebada, decenas de barriles, tubería y tarros, se combinan para experimentar diferentes sensaciones para los que gustan de esta bebida, sobre todo mezclarla con elementos como gusanos de maguey, mezcal o chocolate.

La primera escala es la “Cervecería Reforma”, una fábrica familiar interesada en el rescate de la cerveza nacional y en la cual puedes conocer el proceso de elaboración además de disfrutar del maridaje de sus cuatro cervezas.

Ingredientes orgánicos y frescos en marcas como Magna Imperial y la Templo Mayor, en su versión roja y la porter, se mezclan con ingredientes como cacao, aguamiel, canela y mezcal, además de su nueva creación tipo lager.

En “Cru Cru”, situada en la zona conocida como la Romita, coloridos muros con personajes de la historia mexicana son usados para resaltar el producto, marcado con etiquetas dedicadas a distinguidos personajes políticos.

Este lugar, proyecto de un grupo de amigos amantes de la bebida ámbar, ofrece cerveza con un sabor amargo al primer sorbo y una oscura con regusto a café y chocolate.

La más popular resulta la llamada “Amigous”, con el presidente estadounidense Donald Trump en la etiqueta y que contiene mango y 9 % de alcohol; la Goser, con gusano de maguey, chapulines, tiene sólo 3 % de alcohol.

La historia de cómo la cerveza comenzó a prepararse en México y los antecedentes de las fábricas así como sus marcas, son el hilo conductor del recorrido por cuatro productos.

“Hop 2 The beer experience”, en el sur de la ciudad, cuenta con un refrigerador amplio, que se puede visitar, mantiene la cerveza artesanal a una temperatura de 4° grados centígrados y que se considera ideal para la degustación.

A ese refrigerador, Julio, trabajador y encargado, introduce 52 diferentes tipos de cerveza para que los puedan probar los visitantes, todas creadas por mexicanos. EFE