Harry Potter cumple veinte años

El niño mago con la cicatriz de rayo y un destino de grandeza hizo su presentación en sociedad el 26 de junio de 1997, lejos de olvidarse, su presente se agiganta con nuevas películas, la llegada de su obra de teatro a Broadway y hasta un emoji conmemorativo
Harry Potter cumple veinte años
Rupert Grint como Ron Weasley; Daniel Radcliffe como Harry Potter y Emma Watson como Hermione Granger en el debut de Potter en el cine.

Hace exactamente dos décadas, el 26 de junio de 1997, Harry Potter , el niño mago con pasado trágico, cicatriz de rato y destino de grandeza, imaginado por J. K. Rowling y adorado por millones de niños de todas las edades, hizo su debut literario con Harry Potter y la piedra filosofal, en una edición de Bloomsbury -aquí los derechos son de la española Salamadra- que seguramente ahora sea valiosísima (hace una década, un ejemplar de esa tirada firmado por la escritora fue subastado por 35.000 dólares). Un pequeño relato previo en la línea cronológica a las novelas y escrito para una de las muchas organizaciones de beneficencia con las que trabaja Rowling, que fue robado hace pocos meses, recaudó 32.000 dólares. La editorial británica, además, le pidió a los fans del mundo entero que eligieran cuáles son los mejores momentos de la historia, y hoy presentó un video revelando los resultados de la encuesta y el emoji conmemorativo.

El joven Potter fue un éxito instantáneo, impulsado por el vértigo narrativo de sus aventuras en la escuela de magia y hechicería, el boca a boca de sus entusiastas lectores y la imaginación desbordante de su autora. Sus estudios de filología francesa y clásica, admitiría luego, fueron la base de los memorables juegos de palabras y neologismos con los que construiría el mundo de Harry Potter, donde todo lo que es nombrado es invocado, tanto en la literatura como en la magia.

Rowling, sin embargo, difícilmente hubiese podido vislumbrar su futuro como la escritora más exitosa de la actualidad (los siete tomos de HP han vendido cerca de 450 ejemplares en 65 idiomas) cuando lo creaba, primero en un viaje en tren de Manchester a Londres: “Harry apareció en mi imaginación -recordó alguna vez-. No puedo decir por qué, o qué la desencadenó, pero vi a Harry y a la escuela de magos con todo detalle. De pronto, tuve la idea de un niño que no sabía quién era, que no sabía que era mago hasta que recibió una invitación para asistir a una escuela de magia”.

Son conocidos sus años difíciles tras la muerte de su madre, su mudanza a Portugal, donde trabajó como profesora de inglés (fuente inagotable de las agudas observaciones sobre la relación entre educadores y educandos que pueden encontrarse en sus libros) y su regreso a Escocia sola y con una hija pequeña, cuyo sueño dictaba las horas que podía dedicar en un café de Edimburgo a pulir la historia del chico que vivía en un hueco de la escalera del número 4 de Privet Drive. También el impulso que le dio a las novelas la llegada al cine de la historia, en 2001, con Daniel Radcliffe como inmmejorable encarnación del “chico que vivió”. La autora sólo aprobó la venta de los derechos -por un millón de libras, se asegura- a Warner Bros. tras asegurarse que las películas se filmarían en Gran Bretaña con actores británicos, en cuyo proceso de selección participó activamente.

Rowling -la “K” de su firma no corresponde a su nombre, Joanne, sino que fue agregada respondiendo a la “idea” de la editorial, que temía que los niños no compraran una novela escrita por una mujer- tiene ahora una segunda vida literaria como Robert Gailbraith, creador del detective Cormoran Strike, pero sigue compartiendo cumpleaños con su creación más perdurable, cada 31 de julio.

Y, por estos días, Harry Potter atraviesa una segunda juventud gracias a la obra teatral El legado maldito, que narra la historia de uno de los hijos de Potter y es uno de los éxitos más redituables del West End londinense. Incluso la edición de las dos partes de la historia en formato libro desató una locura en buena parte del planeta, incluyendo la Argentina. Se espera que sea un suceso global cuando se estrene, el 22 de abril de 2018, en el Lyric Theatre del Broadway neoyorquino.