SB4 empuja a los migrantes a prepararse para la deportación

Hay 180,000 mexicanos que enfrentan un proceso de deportación en libertad
SB4 empuja a los migrantes a prepararse para la deportación

MÉXICO.- Las políticas hostiles federales de Estados Unidos en contra de la migración indocumentada y, particularmente la polémica Ley SB4 que entrará en vigor en Texas el 1 de septiembre próximo, han logrado despertar el miedo y la incertidumbre en la comunidad mexicana en Estados Unidos y muchos comienzan a tomar medidas por si llega a ocurrir una  deportación.

“Se están preparando”, advirtió Carlos Sada, subsecretario para América del Norte de la Secretaría de Relaciones Exteriores y ex cónsul general de México en Los Ángeles y Nueva York.

Las pruebas de esta precaución se observan en el incremento de solicitudes de actas de hijos nacidos en Estados Unidos y de actas de nacimiento mexicanas en las representaciones consulares, ambas medidas con miras a prevenir que, en determinado momento, los hijos se queden desprotegidos en custodia del Estado americano.

En los últimos meses  el incremento de llamadas telefónicas al Centro de Información y Apoyo a Mexicanos se incrementó un 678%; la expedición de documentos a mexicanos para protección consular un 32.4%  y los registros civiles hasta 45%. “Esto indica la angustia, dijo Sada.

El subsecretario encabezó una conferencia de prensa para informar sobre el papel del gobierno mexicano con miras a lograr que la SB4 no entre en vigor porque permitiría a las policías locales solicitar documentos de identidad o cuestionar sobre la condición migratoria independientemente de las condiciones de la detención.

La estrategia en cotra será encabezada por la cónsul general de México en San Antonio, Reyna Torres, quien, en representación de los 11 cónsules en Texas, hizo una declaración juramentada ante la Corte del Distrito Oeste de Texas, para actuar como coadyuvante (de apoyo) a cuatro demandas de organizaciones civiles que quieren echar abajo la ley.

“El gobierno mexicano reitera la preocupación  por los posibles efectos negativos de la SB4 en la comunidad mexicana y de origen mexicano, que representa una tercera parte de la población total de Texas”, advirtió.

De acuerdo con defensores de los derechos de los inmigrantes la ley SB4 podría sentar un precedente nacional para que en otros estados se tomen medidas similares. Sada recordó que en Teneessee entrará en vigor una legislación similar el 1 de julio aunque el impacto en número de afectados no se compara con el de Texas.

Dos asuntos que complica la defensoría de migrantes en EEUU son la diversidad de criterios para aplicar las leyes y el hecho de que ciudad estadounidense está tomando sus propias medidas antiinmigrntes. En Atlanta, por ejemplo, les exigen la licencia de conducir; en Durham, Carolina del Norte, no permiten que ninguna persona hagacontratos de luz y teléfono sin la Green Card.

“Por eso estamos hablando de dar un tratamiento individual a cada proceso migratorio “, dice Sada. Actualmente se están analizando 25,000 casos para determinar qué procede. “Si una persona tiene incertidumbre sobre su caso  se hará una revisión”.

De esta forma  el gobierno mexicano ha identificado  que actualmente hay 180,000 mexicanos que enfrentan un proceso de deportación en libertad.