EEUU multa a Panda Express por discriminar a empleados por estatus migratorio

Las personas que deseen información sobre cómo protegerse de la discriminación laboral bajo las leyes de inmigración pueden llamar a la línea telefónica gratuita 1-800-255-7688 o presentar una queja en la web del Departamento de Justicia
Sigue a El Diario NY en Facebook
EEUU multa a Panda Express por discriminar a empleados por estatus migratorio
Deberá pagar por discriminar a empleados

WASHINGTON – El Departamento de Justicia impuso una multa civil de $400,000 dólares a la cadena de restaurantes Panda Express por haber discriminado a sus empleados por su estatus migratorio, e incluso despidió  a varios a partir de 2014, informó este miércoles la agencia federal.

El acuerdo fue anunciado tras una investigación de las prácticas de Panda Express, que tiene más de 1,800 restaurantes en todo Estados Unidos, y que determinó que la popular cadena de restaurantes discriminó a empleados con residencia permanente, en clara violación del “Acta de Inmigración y Nacionalidad” (INA), una de varias leyes migratorias federales.

Según las autoridades, Panda Express exigió “innecesariamente” a trabajadores con residencia permanente que demostrasen su autorización de trabajo en EEUU cuando vencían sus “tarjetas verdes”, y también pedía que otros empleados no ciudadanos presentasen sus documentos migratorios como prueba para mantener sus empleos, pese a que éstos ya habían presentado “suficiente documentación”.

La empresa, especializada en cocina china para el paladar americano, sin embargo, no imponía el mismo requisito a trabajadores con ciudadanía, precisó el Departamento de Justicia en un comunicado.

El “INA” prohíbe la discriminación por estatus migratorio u origen nacional en la contratación, reclutamiento, capacitación, o despido de los empleados. También incluye una cláusula que prohíbe a las empresas exigir documentos con base al estatus de ciudadanía u origen nacional de los empleados, explicó el Departamento de Justicia.

Detalles de la multa

Bajo el acuerdo, Panda Express pagará al gobierno de EEUU una multa civil de $400,000 dólares; deberá establecer un fondo de $200,000 dólares para indemnizar a empleados que sufrieron pérdida salarial debido a las prácticas de la empresa, y ofrecer capacitación a su personal sobre los requisitos de la ley federal “INA”.

Además, se someterá a los requisitos de supervisión del Departamento de Justicia y entregará informes sobre sus prácticas.

Thien Ho, una portavoz  y directora de comunicaciones de Panda Express, dijo a este diario en una declaración escrita que aunque la empresa mantiene que no cometió discriminación alguna, ya sea en la práctica o a propósito, “llegamos a un acuerdo sobre este asunto con el Departamento de Justicia para centrar nuestro tiempo y nuestros recursos en nuestro compromiso con el apoyo a nuestros socios”.

“Aún antes del acuerdo, ya habíamos puesto en marcha sistemas adicionales y capacitación para responder a los procesos de verificación de autorización (de trabajo) de nuestros empleados”, puntualizó.

Los trabajadores inmigrantes con permisos de trabajo que perdieron su empleo a partir del 31 de mayo de 2014 debido a las prácticas de documentación laboral de Panda Express podrían solicitar indemnización por la pérdida salarial que hayan sufrido, pero deben enviar un correo electrónico a IER.PEclaims@usdoj.gov, para solicitar más detalles.

El Departamento de Justicia recordó en el comunicado que las personas que deseen más información sobre cómo protegerse de la discriminación laboral bajo las leyes de inmigración, pueden llamar a la línea telefónica gratuita 1-800-255-7688, o presentar una queja en su página web aquí.