Una vez más, la polémica es la “mejor arma” de Gerardo Ortiz

¿Imitó a "La última cena" en su nuevo disco?

Guía de Regalos

Una vez más, la polémica es la “mejor arma” de Gerardo Ortiz
Gerardo Ortiz causó enojó en 2016 con el video "Fuiste Mía".

Gerardo Ortiz no puede vivir lejos de la polémica… y le conviene.

El intérprete de “Fuiste Mía”, cuyo video causó tal controversia que terminó arrestado en México por el cargo de “apología del delito”, volvió “a las andadas” con la portada de su nuevo disco.

“Comeré callado” es la nueva producción del nacido en Pasadena. Sus seguidores aguardaban con impaciencia el material que incluye 17 temas inéditos, pero lo que realmente trascendió el ámbito del regional mexicano, fue la imagen de la portada.

En la ilustración principal del disco aparece Ortiz rodeado de mujeres sosteniendo un cáliz, en franca alusión a la pintura de Leonardo da Vinci, “La última cena”.

Como era de esperarse la imagen causó revuelo en redes sociales, donde llovieron críticas al cantante de Norteño Banda. Sus detractores argumentaron que era totalmente inapropiada la recreación de una obra de arte en un género popular, que muchas veces está asociado con “narcocorridos”. Sus seguidores más fervientes, defendieron la libertad de expresión del cantante de 27 años.

Ya puedes Pre-ordenar #ComereCallado 🔒🔥sigan compartiendo sus imágenes para seguir descubriendo mas contenido en: www.ComereCallado.com @itunes @applemusic #itunes

A post shared by gerardoortizoficial (@gerardoortizoficial) on

Ortiz negó que fuera una alusión a “La última cena”. “Pueden ser los platillos de la vida y tú decides qué platillo quieres tomar. Y pensando también en la privacidad, en tu familia, en los valores que tú tienes detrás del éxito, de los escenarios”.

Comenzamos😜 @comerecallado #comerecallado 🤘🏽🔒⚫️🔴

A post shared by gerardoortizoficial (@gerardoortizoficial) on

Por tratarse de una imagen de contenido religioso, un prominente miembro de la Iglesia mexicana opinó al respecto y atenuó la controversia.

“Honestamente no le veo ninguna relación con la última cena, ni en las posiciones, ni en el número de personas… La verdad, parece más un cuadro barroco o una escena del tenorio”, dijo a Univision José de Jesús Aguilar, subdirector del área de radio y televisión en el Arzobispado de México.

Así, el disco lanzado recientemente comienza a escalar en las listas de popularidad en la Unión Americana, siempre con el clásico toque del cantante mexicoamericano, aderezado con polémica, que se ha convertido en su “mejor arma”.