El hijo de David Beckham y sus problemas neoyorquinos por llamarse Brooklyn

Tenía que haber bromas al respecto.
Sigue a El Diario NY en Facebook
El hijo de David Beckham y sus problemas neoyorquinos por llamarse Brooklyn
Brooklyn, el guapo hijo de Victoria y David Beckham.

Pese a ser el hijo mayor de David y Victoria Beckham, uno de los matrimonios más poderosos y respetados de Reino Unido, el joven Brooklyn está tan expectante como cualquier otro chico de 18 años por empezar su nueva etapa universitaria el próximo septiembre lejos de casa. Para perseguir su pasión, la fotografía, el primogénito de la ex Spice Girl se mudará a finales de verano a Nueva York, una ciudad que le apasiona a pesar de que allí siempre se sorprenden ante su inusual nombre, que hace referencia al popular distrito en el que sus padres le concibieron.

“Cada vez que voy a pedir una pizza en Nueva York, que es lo único que como cada vez que estoy ahí, siempre me preguntan por mi nombre. Cuando les digo que es ‘Brooklyn’, al principio se quedan muy confundidos, aunque luego siempre me dicen que es un nombre muy bueno y me preguntan si voy a vivir en Brooklyn”, ha relatado en el programa radiofónico de la BBC ‘Breakfast Show’ del locutor Nick Grimshaw, quien no dudó en bromear con que la joven celebridad debería vivir en el exclusivo barrio de Manhattan, y no en Brooklyn, teniendo en cuenta la gran fortuna de sus progenitores.

El exnovio de Chloë Moretz ha admitido que, aunque esté muy ilusionado por empezar una nueva etapa, no puede evitar sentir cierto nerviosismo ante la perspectiva de abandonar el nido y dejar atrás a sus padres y a sus hermanos pequeños: Romeo (14), Cruz (12) y la adorable Harper (5).

“Estoy un poco nervioso, pero tengo muchas ganas de que llegue septiembre. Siento que a partir de ahí podré empezar de verdad mi carrera como fotógrafo. Es donde quiero asentar mi fotografía. Estoy muy emocionado”, ha confesado en el mismo espacio, reconociendo también que una de las cosas que más echará de menos es poder darle la ropa sucia a su madre.