La súplica de los “dreamers” a Donald Trump

Piden a Trump que los defienda del "acoso" para acabar con DACA

Guía de Regalos

La súplica de los “dreamers” a Donald Trump
El programa DACA ha beneficiado a cerca de 800,000 jóvenes indocumentados

Beneficiarios del programa DACA para jóvenes indocumentados pidieron hoy al presidente Donald Trump que les defienda del “acoso” de los fiscales de una decena de estados que reclaman el fin del amparo que les protege de la deportación.

El abogado y activista Kamal Essaheb señaló que la cuestión es “muy simple” para Trump: reaccionar con “amor o incertidumbre” ante el planteamiento que le hicieron por escrito una decena de fiscales generales liderados por el de Texas, Ken Paxton y un gobernador, todos ellos republicanos.

La carta conocida este jueves está firmada por los fiscales generales de Texas, Alabama, Arkansas, Kansas, Luisiana, Nebraska, Carolina del Sur, Tennessee, Virginia Occidental y Idaho, además de por el gobernador de ese último estado.

El grupo exhortó al gobierno de Trump a que elimine el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), establecido por el anterior presidente, Barack Obama, y amenazó con presentar demandas en los tribunales en caso de que no lo cancele antes del próximo 5 de septiembre.

Kamal Essaheb y Greisa Martínez Rosas y Angélica Villalobos, todos ellos “soñadores” como se conoce a los beneficiarios de DACA, hicieron hoy en una rueda de prensa un llamado a Trump a que cumpla con su promesa de encarar “con corazón” el programa de su antecesor en la Casa Blanca.

Los tres “soñadores” le instaron a “proteger y no eliminar” lo que Essaheb, directivo del Fondo para la Justicia de Inmigrantes, definió como un “modelo de política”, que además, dijo, ha demostrado éxito económico durante los cinco años que lleva en vigor.

Villalobos señaló que ella y sus familia se sienten atacados por los fiscales y les pidió no utilizarlos como “sacos políticos de boxeo“.

Los activistas además se mostraron desconfiados de las promesas del presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, a quien también urgieron a cumplir sus palabras cuando en un foro señaló que no deportaría a los beneficiarios de DACA.

Villalobos recordó que en un encuentro comunitario de la cadena CNN ella le preguntó a Ryan que si la deportaría, a lo que él contestó que no.

“Que cumpla lo que dijo, que no va a deportar a los de DACA, eso es lo que le solicito”, dijo Villalobos, quien sin embargo recordó que ella sintió desconfianza del republicano cuando lo abordó en el foro.

Martínez Rosas, directiva de United We Dream, señaló que el “peligro a la deportación” y el “acoso” volvió esta semana a amenazar a los “soñadores”, pero aseguró que el movimiento está acostumbrado a pelear por cosas “difíciles”.

La “soñadora”, quien informó que ya hay manifestaciones de indocumentados en Texas, llamó a estos inmigrantes a no guardar silencio y seguir en la lucha por mantener DACA vivo.

Recordó que hace cinco años el movimiento Dreamer (soñador) logró el DACA y que ahora es el momento de defender la medida, que ha beneficiado a unos 800.000 jóvenes indocumentados, con permisos de trabajo y licencias de conducir, entre otros puntos.

A principios de este mes, el gobierno de Trump anunció que mantendría intacto DACA pero que eliminaba toda posibilidad para el DAPA, un programa similar para proteger de la deportación a millones de padres indocumentados con hijos estadounidenses y que fue frenado en las cortes.

“Es muy duro, vivir con este temor de que terminen con el DACA, es como un fantasma que esta siempre detrás de ti, que no te deja vivir en paz”, dijo a Efe Ana Ramírez, residente de Tucson.

Ramírez fue una de las primeras en solicitar DACA en 2012 y desde entonces compró su casa, tiene un trabajo estable y el dinero que gana le sirve para apoyar económicamente a su familia.

“No me puedo imaginar que sería de mi si me quitan el DACA, sobre todo si me deportan, aunque nací en México, es una país que no he pisado desde que tenía tres años”, dijo Ramírez.

Cesar Vargas, uno de los fundadores y directores de la Coalición Nacional de Soñadores, matizó que los estados que están presionando para terminar con DACA solo quieren “pintar” a todos los inmigrantes como “criminales”.

Indico que estas políticas no solo están teniendo un duro efecto en los jóvenes con DACA, sino en todos los inmigrantes sin importar su estatus migratorio.