¿Qué tan mexicano es hoy en día el tequila?

Grandes multinacionales ya controlan la producción y distribución de conocidas marcas
¿Qué tan mexicano es hoy en día el tequila?
George Clooney durante la presentación de su marca del tequila Casa Amigos que fundó en 2013.

MÉXICO.- De aquel día en que George Clooney se sentó sobre una penca de agave junto a un grupo de ensombrerados mexicanos para beber el tequila “Casa Amigos” que él fundó, queda sólo la foto publicitaria: hace unos vendió la marca por 1,000 millones de dólares a la compañía británica Diaego.

El interés del actor por invertir en la bebida mexicana no había hecho otra cosa que despertar aún más el interés de grandes trasnacionales en apostar por ella, una tendencia que creció poco a poco desde que entró en vigor el Tratado de Libre Comercio en 1994 y se exacerbó por el jugoso mercado estadounidense.

En Estados Unidos el mercado del tequila vale aproximadamente mil millones de dólares con un crecimiento anual de 8% y énfasis en los destilados más finos y exclusivos conocidos como “categoría Premium”, según Euromonitor. En el resto del mundo, el consumo de la bebida alcanzó el 6%.

Con este potencial hoy por hoy los reyes del tequila son prácticamente extranjeros.

Diaego había comprado, previamente a Casa Amigos, la marca Don Julio; a Casa Herradura y el Jimador, las adquirió la estadounidense Brown-Forman; Sauza, uno de los más antiguos en México, Hornitos y Tres Generaciones son ya propiedad de Beam Suntory Global; Espolón es de Campari y Casa Noble de Constellation Brands.

“Con el boom del tequila, por ahí del año 2000, cuando se dio a gran escala, las empresas grandes empezaron a comprar marcas de tequila, porque la categoría ya se convierte en una grande y relevante y cada vez es más grande”, explicó Horacio Núñez, director de ISCAM-Consejeros Comerciales.

Contrario a tomar la presencia internacional como una amenaza, la Cámara de la Industria del Tequila lo considera una oportunidad debido a que México aún conserva la denominación de origen; esto quiere decir que sólo aquí se puede producir, particularmente en todos los municipios de Jalisco; 30 de Michoacán; 11 de Tamaulipas; ocho de Nayarit y siete de Guanajuato.

“El tequila no se está quedando completamente en manos extranjeras: no estamos regalando la industria. El tequila sigue siendo mexicano; el control y liderazgo lo tememos como país; más bien lo que estamos viendo son alternativas que buscan que el tequila se conozca mundialmente”, dijo en entrevista con este diario Raúl Anaya, director General de la Cámara de la Industria del Tequila.

“El cambio de propiedad hacia las trasnacionales ha permitido aumentar la exportación y llegar incluso a mercados como el chino, lo que representa más ingresos al país”.

Actualmente ocho de cada 10 litros de tequila que se produce en México es enviado al extrajero, principalemente a Estados Unidos. Según la revista Forbes, después de la industria automotriz, el sector tequilero de México es el que más producto exporta a nivel mundial: el año pasado se registraron ventas de 196.8 millones de litros a 120 países por parte de más de 60 grandes corporativos.

En el mercado nacional, las marcas vendidas a extranjeros dominan el 35% del consumo; el resto aún está en manos de mexicanas como Corralejo, (de Casa Corralejo); 1800, José Cuervo y Tenampa (de Casa Cuervo) y Espinoza (de Casa Tequilera Azteca).