Trump defiende “transparencia” de su hijo sobre sus contactos con abogada rusa

Varios comités con jurisdicción en política exterior y asuntos judiciales quieren que Donald Trump Jr. acuda a audiencias públicas y dé testimonio bajo juramento
Trump defiende “transparencia” de su hijo sobre sus contactos con abogada rusa
Donald Trump Jr.

WASHINGTON – Inmerso en una nueva controversia política, el presidente Donald Trump defendió este martes la “transparencia” de su hijo mayor, cuyos contactos con una abogada rusa el año pasado a cambio de información útil para su campaña, han provocado airadas reacciones en el Congreso y exigencias de más audiencias para investigar el asunto.

Donald Trump Jr. decidió divulgar hoy una cadena de correos electrónicos previos a su reunión el 9 de junio de 2016 en la Torre Trump con Natalia Veselnitskaya, una abogada vinculada con el Kremlin, en la que presuntamente recibiría información jugosa que dañaría a la rival de su padre en la contienda, la demócrata Hillary Clinton.

El fundador de WikiLeaks, Julian Assange, argumentó que fue él quien aconsejó a Trump Jr. a divulgar los correos electrónicos mediante su organización, para quitarles peso político.

Trump Jr. terminó divulgándolos en su cuenta en Twitter, pero eso no aplaca a sus detractores, quienes señalan que no es novedad buscar información dañina contra rivales políticos pero sí es preocupante que el primogénito del presidente haya aceptado una reunión para presuntamente recibir ayuda de Rusia.

Abono para las investigaciones

La revelación del encuentro con la abogada, adelantada primero por el diario The New York Times, se produjo en medio de sendas investigaciones sobre los presuntos vínculos de la campaña de Trump con Rusia, y ha dado abono a los demócratas y demás detractores de la Administración Trump.

Trump Jr. decidió divulgar los correos para restar hierro a las críticas, pero éstas han crecido como bola de nieve.

Durante una rueda de prensa fuera de cámara, una portavoz de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, leyó una declaración de Trump en la que defendió la “transparencia” de su hijo mayor.

“Mi hijo es una persona de alta calidad y yo aplaudo su transparencia”, dijo Trump en una brevísima declaración que contrasta con sus conocidos ataques virales en Twitter.

Sanders no quiso contestar las numerosas preguntas de los periodistas para llenar los agujeros en la cambiante narrativa sobre el controvertido encuentro de Trump Jr., y refirió el asunto a los abogados privados de la familia.

En un intercambio de correos electrónicos con el publicista Rob Goldstone, Trump Jr. expresó su deleite con la idea de recibir información “sensible y de alto nivel” que ayudara a su padre a ganar las elecciones presidenciales, y aceptó la reunión con la abogada.

En el email, Goldstone dijo a Trump Jr. que la información sobre Clinton –que presuntamente incluía documentos y datos incriminatorios sobre sus tratos con Rusia- era parte de los esfuerzos del gobierno de Rusia por apoyar a su padre en los comicios.

Goldstone, quien representa al hijo de un empresario bien conectado con el Kremlin, ofreció organizar la reunión.

En el encuentro también participaron el exjefe de la campaña electoral de Trump, Paul Manafort, y el yerno y asesor del ahora presidente, Jared Kushner.

Al final, Veselnitskaya no entregó, como había prometido, la información que “incriminaría” a Clinton, según Trump Jr.

Crece la tormenta

Pero la explicación de Trump Jr.,  conocido en círculos íntimos con el mote de “Fredo” –en alusión al hijo corrupto de la ficticia familia Corleone en “El padrino”- no ha calmado en absoluto la tormenta política.

La controversia más bien ha aumentado la sospecha de una presunta colusión de la campaña de Trump con el gobierno de Rusia para influir en las elecciones, algo que ya está siendo investigado por cinco comités del Congreso.

El Comité Nacional Demócrata (DNC, por su sigla en inglés), emitió un comunicado en el que argumentó que el encuentro de Trump Jr. levanta al menos cuatro interrogantes sobre quiénes más participaron en la reunión, qué se discutió y, sobre todo, “qué supo Donald Trump Sr., y cuándo lo supo”.

Consternación y posibles audiencias en el Congreso

En ambas cámaras del Congreso, tanto demócratas como republicanos expresaron hoy consternación por la evolución de esta controversia.

La senadora californiana, Dianne Feinstein, la demócrata de mayor rango en el Comité Judicial del Senado, dijo que el contenido de los correos electrónicos difundidos hoy es “profundamente preocupante” porque parece “demostrar una coordinación directa entre la campaña de Trump y posiblemente el mismo gobierno ruso”.

“Quedan muchas preguntas que merecen respuesta. Por eso he urgido al presidente (del Comité, Charles) Grassley que actúe con celeridad… y creo que necesitamos que Donald Trump Jr y otros individuos comparezcan ante el comité, en una sesión abierta, lo más pronto posible”, dijo Feinstein.

El senador republicano por Carolina del Sur, Lindsey Graham, secundó la urgencia de Feinstein, y precisó que su comité tiene jurisdicción para investigar el asunto.

“Si alguna vez alguien te contacta sobre recibir ayuda de un gobierno extranjero, la respuesta es no. Creo que debemos escuchar directamente de Donald Trump Jr, por supuesto que sí”, dijo Graham a los periodistas.

Consultada por este diario, la oficina de Grassley no comentó sobre si citará a Trump Jr. a dar testimonio bajo juramento, algo que también quieren miembros del comité de Inteligencia del Senado y de los comités de Inteligencia de ambas cámaras del Congreso.

Para grupos progresistas, entre éstos American Bridge, el encuentro entre Trump Jr y la abogada rusa tiene aroma de “corrupción”, y han montado una campaña de presión para “luchar por las respuestas que el pueblo estadounidense merece”.