Por qué Madonna era considerada ‘no apta’ para adoptar

Tuvo que luchar por sus hijos.
Por qué Madonna era considerada ‘no apta’ para adoptar
Madonna es madre de seis hijos.

La cantante Madonna ha decidido ayudar una vez más al país en el que vinieron al mundo cuatro de sus seis hijos, Malaui, contribuyendo a través de su organización sin ánimo de lucro ‘Raising Malawi’, fundada en 2006, a la construcción de un centro médico infantil sin precedentes en el empobrecido estado africano.

Este martes la reina del pop acudió a la inauguración del Instituto Mercy James de Cirugía Pediátrica y Cuidado Intensivo, el primero que ofrece tratamientos de esa naturaleza en el país y que ha sido bautizado así en honor a su hija Chifundo “Mercy” James. Durante su discurso de apertura, la intérprete quiso recordar la dura batalla legal de tres años y medio en la que se vio inmersa antes de poder adoptar a su pequeña después de que la consideraran ‘no apta’ para ello por haberse divorciado recientemente de Guy Ritchie.

“Conocí a Mercy al poco de conocer a mi hijo David, pero vivían en orfanatos diferentes. David estaba en ‘Home of Hope’ en Mchinji y Mercy estaba aquí en Blantyre, en Kondanani. Mercy tenía malaria y David neumonía. Cuando los cogí en mis brazos, les susurré al oído que cuidaría de ellos, y les prometí que se convertirían en adultos fuertes y sanos. Primero me dieron permiso para adoptar a David. Y al poco tiempo, rellené una petición para adoptar a Mercy. Pero en esta ocasión, la jueza dijo que no. Me había divorciado hacía poco y me informó de que, como mujer divorciada, no era apta para criar a niños y que Mercy James estaba mejor creciendo en un orfanato”, relató en su intervención.

Además de su separación del director de cine, las leyes de Malaui requerían que la intérprete de ‘Like a Prayer’ -y cualquier otro padre adoptivo- viviera en el país durante un año antes de adoptar a ningún niño procedente de este, algo que ella no hizo.

“Si me conocen, pueden imaginar cómo me tomé esta información. Es verdad, soy una luchadora de la libertad, una feminista, un corazón rebelde [en referencia a su disco ‘Rebel Heart’ de 2015]. Pero también soy un ser humano inteligente y comprensivo. Y si no me das una razón lógica por la que me hayas dicho ‘no’, no aceptaré ese ‘no’. Contraté un equipo de abogados y llevé el caso ante la justicia, y no fue una batalla sencilla. Las leyes de adopción de Malaui no se han reformado desde los años 40, y a nadie se le ha ocurrido cambiarlas. Así que mi argumento fue que las mujeres han estado criando hijos durante siglos por sí solas, sin ayuda, además del hecho de que me iba bastante bien criando a mis otros tres hijos”, explicó en referencia al tedio legal que tuvo que superar antes de poder llevarse a casa a su hija.

Ante todo, la estrella del pop ha querido lanzar un mensaje de optimismo, poniendo como ejemplo su propia historia y la de Mercy, que hay que luchar hasta el final por cualquier causa considerada justa y necesaria.

“Nunca me rendí, y nunca cedí. Creo que si quieres algo en tu vida, el universo conspirará para ayudarte a conseguirlo. Puede que no ocurra exactamente cuando tú lo querías, puede que no llegue cuando piensas que va a llegar. Puede que no llegue en el envoltorio que esperas. Pero si perseveras, ganarás. Luché por Mercy, y gané. No fue fácil. Y con la sangre, sudor y lágrimas de muchas personas reunidas hoy aquí, luchamos por este hospital y ganamos. Estoy aquí para decir: nunca, nunca, tires la toalla con tus sueños. Nunca dejes de luchar en lo que crees. Y finalmente, el amor lo conquista todo”, concluyó en su emotivo alegato.

Tras la inspiradora intervención de Madonna, la propia Mercy James quiso subir al escenario para decir ante el público allí congregado que su madre es “la bomba”.

En un día tan especial, la diva estuvo también acompañada por cinco de sus seis hijos, además de Mercy: Rocco (16), David (11) y las gemelas Stelle y Estere (4). Solo faltó Lourdes, de 20 años.