Justicia peruana envía a prisión a Ollanta Humala y a su esposa por el caso Odebrecht

El expresidente Ollanta Humala y su esposa, Nadine Heredia son enviados a prisión provisional mientras se investigan las acusaciones
Justicia peruana envía a prisión a Ollanta Humala y a su esposa por el caso Odebrecht
Ollanta Humala abandona junto a su esposa (d) el local de su partido político en Lima.

LIMA, Perú -La Justicia peruana ordenó hoy el ingreso en prisión del expresidente Ollanta Humala y su esposa, Nadine Heredia, mientras se les juzga por lavado de activos y asociación para delinquir, con lo que ya son dos los exmandatarios peruanos con pedido de cárcel por el.

El juez Richard Concepción Carhuancho decretó 18 meses de prisión provisional para el exmandatario y su esposa, investigados por la presunta recepción de 3 millones de dólares de la empresa brasileña Odebrecht para la campaña electoral de 2011 y de dinero “ilícito” procedente de Venezuela para la campaña de 2006.

Apenas se conoció el pedido de captura y prisión para Humala, el exmandatario y su esposa se dirigieron desde su hogar a la sede del tribunal, en donde se espera que serán conducidos a un penal para esperar allí el juicio.

Inmediatamente los abogados defensores de Humala y Heredia, Wilfredo Pedraza y Julio César Espinoza, respectivamente, anunciaron que apelarán la decisión, que consideraron “arbitraria”.

Con esta decisión, Humala se une al expresidente Alejandro Toledo (2001-2006), prófugo en los EEUU de la Justicia peruana acusado de haber recibido 20 millones de Odebrecht para facilitar sus negocios en el país, en la lista de mandatarios peruanos salpicados por la corrupción.

También será el segundo expresidente peruano encarcelado en el país, tras Alberto Fujimori (1990-2000), condenado por varios casos de corrupción y violaciones a los derechos humanos cometidos bajo su mandato.

El juez Concepción aceptó el pedido de la fiscalía de encarcelar a la pareja, decisión que consideró “idónea, necesaria y proporcional” para garantizar su presencia en el juicio que se seguirá en su contra.

Según el magistrado existe “un alto grado de probabilidad” de que ambos hayan cometido los delitos de los que se les acusa.

El juez apuntó que con las nuevas pruebas que aportó la fiscalía confluyeron diversos criterios como la gravedad de la pena, la magnitud del daño causado, y la pertenencia a una organización criminal en el caso del exmandatario para justificar la sentencia.

Según las pruebas esgrimidas, Humala ya habría intentado manipular la acción de la justicia a través de presiones a testigos, y que eso le habría valido para salir absuelto en otros juicios como el que se siguió por el caso Madre Mía.

En cuanto a Heredia, el juez Concepción afirmó que la prisión preventiva evitará que pueda obstaculizar la acción probatoria y que se sustraiga de la acción de la Justicia, algo que a su juicio había intentado hacer al conseguir “de favor” un empleo en Ginebra en el Fondo de las Naciones Unidas para la Alimentación (FAO), al que posteriormente renunció.

Según dijo, ese empleo se debió a la vinculación con Odebrecht, con el Partido de los Trabajadores del expresidente brasileño Lula da Silva y con el director de la organización José Graziano, próximo al exmandatario brasileño.

El magistrado también consideró como “elementos de convicción” las declaraciones de testigos que afirmaron que Heredia y Humala había recibido dinero de la embajada de Venezuela para su campaña electoral en 2006.

“Existe un alto grado de probabilidad de que han recibido dinero de Venezuela, dos personas han presenciado que sacaban maletas con billetes de la embajada”, y el tesorero del partido, Ilan Heredia, también recibía dinero del extranjero en mochilas, indicó Concepción.

Para la campaña del 2011, de acuerdo a la investigación fiscal, se les atribuye haber recibido dinero de las empresas brasileñas Odebrecht y OAS que habrían colocado en la campaña presidencial, después de haber simulado aportes individuales a su partido.

“Comienzan a cerrarse los vacíos que se tenían inicialmente, Odebrecht viene y dice que OH es Ollanta Humala”, afirmó el juez, en referencia a las anotaciones del sentenciado dueño de la constructora sobre quienes recibieron los sobornos de esta compañía.