Shia LaBeouf se disculpa por comentarios racistas y amenazas a un policía

El actor se siente avergonzado por su último encontronazo con la justicia tras haber sido arrestado
Shia LaBeouf se disculpa por comentarios racistas y amenazas a un policía
Shia prometió rehabilitarse.

Una vez más, Shia LaBeouf se ha vuelto a posicionar en el centro de la polémica por su comportamiento errático y agresivo bajo los efectos del alcohol. La madrugada del pasado sábado, el actor fue arrestado en Savannah (Georgia) por alteración del orden público, obstrucción a la justicia y embriaguez pública tras enzarzarse en una discusión pública y unilateral con un hombre -que iba supuestamente acompañado de menores- después de que este se negara a darle un cigarrillo.

El incidente se saldó con la detención del intérprete, pero lo más grave llegó unos días después, cuando se filtraron las grabaciones de varias cámaras de seguridad que revelaban que Shia había proferido insultos racistas y amenazas de muerte contra una agente de policía de raza negra mientras le esposaban y durante el trayecto en coche patrulla hasta la comisaría, donde permaneció hasta el domingo siguiente cuando fue puesto en libertad tras pagar la fianza.

Ahora la estrella de cine ha entonado el mea culpa a través de un mensaje difundido en sus redes sociales en el que reconoce que nunca antes había caído tan bajo y en el que promete tomarse en serio sus intentos por superar sus adicciones para no volver a verse envuelto nunca más en una situación similar.

“Me siento profundamente avergonzado por mi comportamiento y no trataré de poner ninguna excusa. No sé si este tipo de comunicados son demasiado habituales ya, o si por el contrario no se hacen los suficientes, pero estoy seguro de que mis acciones requieren de mi más sincera disculpa a los oficiales que me arrestaron, a quienes agradezco mucho el ejercicio de contención que realizaron. No se me escapa la gravedad de mi comportamiento“, afirma la estrella de cine en el primer párrafo del mensaje que ha publicado en su perfil de Twitter.

“Mi terrible falta de respecto a la autoridad es, como poco, problemática, y absolutamente destructiva en el peor de los casos. He caído aún más bajo, y espero que esta vez sea cuando he tocado fondo. Llevo lidiando con mi adicción de manera pública durante demasiado tiempo, y estoy tomando medidas para asegurarme de permanecer sobrio. Espero que se me pueda perdonar por mis errores”.

Según las últimas informaciones, el actor ha retomado ya este lunes el rodaje de la película ‘The Peanut Butter Falcon’ en Savannah, el proyecto que explica su presencia en la zona.