Batman, Superman, Hello Kitty y Minnie andan fuera de control en Times Square

Un estudio demuestra que los personajes disfrazados no respetan la ley y atraen a los turistas en zonas prohibidas y aprovechan para acosarlos
Batman, Superman, Hello Kitty y Minnie andan fuera de control en Times Square
Los 'muñecos' se ganan la vida gracias a las propinas de los turistas.
Foto: Mariela Lombard / El Diario NY

Durante muchos años, Times Square estuvo dominado únicamente por los millones de turistas internacionales que acudían al corazón de la Gran Manzana para disfrutar de las pantallas gigantes, del espectáculo de luces y, sobre todo, del caos. Hoy en día, sin embargo, la tranquilidad de los visitantes se enfrenta día tras día a la incómoda presencia de los ‘muñecos’, unos personajes cuyo único objetivo es sacar el máximo partido de las billeteras de los turistas.

Bill de Blasio intentó controlar a estos personajes disfrazados mediante el establecimiento de ocho Zonas Designadas para la Actividad (DAZs), unos espacios donde dichos personajes pueden posar para las fotos y pedir propinas, pero estas medidas fueron inútiles. Los ‘muñecos’ siguen fuera de control, y hay datos que lo demuestran.

Según un estudio llevado a cabo por la Alianza de Times Square, una asociación creada en 1992 para promover la energía y la creatividad de uno de los lugares más famosos del mundo, el 26% de las interacciones que tienen lugar entre los personajes disfrazados y los turistas termina con una propina fuera de las DAZs, y el 37% comienza fuera de dichos espacios.

Además, el estudio también asegura que, en el 88% de los casos, los ‘muñecos’ aprovecharon las conversaciones con los turistas para tocarles sin su consentimiento, un comportamiento que ha dado lugar a fuertes enfrentamientos en el pasado.

Estas nuevas estadísticas confirman lo que muchos ya sabían: Batman, Superman, Hello Kitty y Minnie Mouse continúan paseándose libremente ante la mirada de los agentes del Departamento de Policía de Nueva York (NYPD), que no se atreven a tomar medidas por miedo a contradecir las políticas migratorias de De Blasio (muchos de los que se esconden bajo los disfraces son indocumentados y cuentan con la protección del Alcalde).

Los residentes de la Gran Manzana han mostrado en repetidas ocasiones su descontento hacia los ‘muñecos’ de Times Square, ya que ponen el peligro el ambiente festivo y familiar del lugar y pueden convertir la experiencia de los turistas en una auténtica pesadilla. Además, muchos critican que los disfraces huelen mal y no son higiénicos.