Las próximas 48 horas de Trump serán de “caos”

Alerta por protestas durante regreso de Trump a Nueva York
Sigue a El Diario NY en Facebook
Las próximas 48 horas de Trump serán de “caos”
Manifestantes esperan la llegada de Trump a NY para protestar en su contra

Donald Trump volverá a su casa en Nueva York en medio de estrictas medidas de seguridad. La policía de la ciudad prepara su fuerza para contener fuertes protestas en medio de la controversia por la violencia racial en Virginia.

Los neoyorquinos tendrán que enfrentar congestión de tránsito y retrasos en la ya congestionada zona comercial de la famosa Quinta avenida en Midtown, Manhattan, ya que varias calles alrededor serán cerradas por la seguridad en torno al Presidente, advirtió hoy el alcalde Bill de Blasio.

De Blasio afirmó asimismo que la Policía está preparada para brindar al mandatario la seguridad que se requiere “incluso si quiere acudir a algún restaurante” en la Gran Manzana.

“La Policía de Nueva York está preparada. No hay otra fuerza policiaca en el mundo que haga un mejor trabajo manejando visitas presidenciales”, aseguró el alcalde de Nueva York, hogar de las Naciones Unidas, que recibe a presidentes y otros altos funcionarios de diversos países.

Agregó que han estado trabajando de cerca con el Servicio Secreto en la planificación de la visita “y estamos preparados para cualquier eventualidad”.

Estaba previsto que Trump llegara este domingo a Nueva York, donde sostendrá algunas reuniones, pero, esa visita se pospuso para el lunes y permanecerá en la ciudad hasta el miércoles.

“Serán 48 horas. Si es más o menos, las cosas estarán centradas en la Torre Trump”, sostuvo.

Desde que Trump fue electo el pasado noviembre, hay seguridad veinticuatro horas en la torre que alberga su hogar, que se intensificó tras jurar al cargo en enero, con calles laterales cerradas al tránsito, y la presencia permanente de agentes del servicio secreto y la policía.

“Estamos muy confiados en que podemos manejar cualquier situación, incluyendo si el Presidente decide ir a un restaurante o cualquier cosa como esa. La Policía y el Servicio Secreto están listos”, afirmó.

De Blasio pidió a los neoyorquinos que eviten transitar esta zona de Midtown Manhattan ya que se esperan gran congestión y retrasos ya que además del cierre de calles alrededor de la torre se regulará el paso de vehículos en otras aledañas al hogar del mandatario, que se ha convertido en punto de visita de turistas.

Esta visita tampoco será del agrado de comerciantes, que ven mermados sus clientes y ventas como resultado de la extrema seguridad, experiencia que afrontaron cuando, tras ser electo, Trump estableció su cuartel general en la torre, desde nombre fue conformando su gabinete de Gobierno.

Activistas habían anunciado la realización de una protesta frente a la torre desde que se supo de la visita de Trump, en repudio a diversas medidas tomadas por su administración, a las que se suma ahora el incidente de violencia racial ocurrido en Virginia, que el alcalde neoyorquino catalogó de “terrorismo doméstico”.

De acuerdo con De Blasio, los episodios de violencia racial fueron motivados “por la filosofía de odio y de supremacía blanca”.

“Es una filosofía inaceptable que va en contra de los valores de esta nación. El Presidente necesita hacer más. Necesita hablar y decir que fue un acto de terrorismo doméstico. Necesita condenar claramente el movimiento de supremacía blanca”, afirmó.