Los consumidores vuelven a endeudarse

Aumentan los créditos para comprar carros y los balances de tarjetas de crédito

Los consumidores vuelven a endeudarse
La deuda en tarjeta de crédito es una de las categorías de préstamos que más crece./Archivo
Foto: (Archivo/La Opinión)

Con las memorias de la crisis financiera cada vez más difusas, los consumidores estadounidenses están confiando cada vez más en el crédito hasta el punto de superar el último récord establecido en 2008. A cierre del segundo trimestre del año, los hogares del país deben un total de $12.8 billones en un momento en el que las tasas de interés a corto plazo están subiendo y con ello el costo de muchos de los créditos de las familias, aunque de momento no se registran elevados niveles de morosidad.

De acuerdo con las cifras dadas a conocer el martes por la Reserva Federal de Nueva York, se han cerrado más hipotecas, se han concedido más préstamos para comprar autos y se tiene más deuda en las tarjetas de crédito. Esta es la categoría de préstamos que más crece para llegar a sumar $784,000 millones, y en la que más está subiendo la morosidad (pago retrasado más de 30 días) que es del 6.2% de los balances frente al 5.1% del mismo trimestre del año anterior.

A pesar de la subida, no se está en un terrirorio que preocupe. Durante la crisis el 13% de los balances eran morosos.

Los préstamos para comprar carros, sobre los que se han encendido algunas alarmas por el aumento de la duración de estos y el progresivo riesgo que se está tomando por extenderlos a personas con puntajes de crédito relativamente bajos también se incrementaron en el último trimestre reportado con $148,000 millones de nuevos créditos. El volumen total de estos préstamos para carros es de $1.19 billones. Otro récord.

Los créditos para carros han sido los que más han crecido exceptuando los emitidos para comprar viviendas.

Las hipotecas, la categoría de préstamos más llamativa por el monto y la que más pesa en los balances de los hogares es de $8.69 billones a finales de junio, $329,000 millones más que hace un año.