Caseros rechazan a inquilinos que pagan con ‘vouchers’ de vivienda en NYC

Activistas y líderes políticos denuncian que aunque va contra la ley, muchos caseros no rentan sus apartamentos a personas de bajos recursos ayudadas por la Ciudad
Caseros rechazan a inquilinos que pagan con ‘vouchers’ de vivienda en NYC
Ruby Carrasquillo, 53, lleva 7 meses buscando un lugar donde vivir con los vouchers de la ciudad.
Foto: Mariela Lombard / El Diario NY

Ruby Carrasquillo se quedó sin su apartamento en el 2013, luego de perder su empleo en construcción, y tras andar de un lado para otro, durmiendo en casas de sus amigas, en octubre del 2016 pasó a engrosar la lista de los más de 60,000 desamparados que viven en los albergues de la Gran Manzana. Y aunque en febrero pasado recibió la ayuda de la Ciudad mediante un programa de asistencia económica que le otorga más de $1,000 mensuales para pagar su renta en un apartamento de un cuarto que no exceda un arriendo de $1,200, ningún casero le quiere rentar.

“Los caseros creen que como venimos de los shelters (refugios) todos somos locos o puercos y vamos a hacer cosas en el apartamento, y la mayoría que tenemos estos vouchers no somos así. Eso es discriminación”, aseguró bastante frustrada la puertorriqueña de 57 años. “Estos seis meses buscando y buscando han sido un calvario. Le muestran a uno los sitios y luego cuando saben que pagamos con los vales de la Ciudad sacan excusas o dicen descaradamente que no aceptan esa forma de pago, lo que es ilegal. Yo estoy pagando con un cupón, pero como quiera eso es dinero”.

Carrasquillo mencionó además que algunas inmobiliarias también están haciendo negocio con ellos, pues solicitan una cuota para mostrarles apartamentos que supuestamente aceptan los programas de ayuda económica de la Ciudad y cuando acuden a los inmuebles hay decenas viendo un mismo sitio y no se lo rentan a ninguno.

“Fui a un real estate y pagué $40 para ver un apartamento en El Bronx, y allá ellos dicen que mandaron a siete gentes, pero en el lugar había como 30 gentes y al final cogieron gente que pagaba en efectivo. Los vouchers se han vuelto un adorno y no nos están sirviendo para nada. Nadie está haciendo respetar la ley”, agregó la boricua, quien siente que las autoridades deben hacer más para frenar esa discriminación. “Uno se cansa, uno se deprime, esto me mortifica, uno se siente de tercera y cuarta clase, y es más duro por ser mujer, por ser mujer de color y ahora por tener un voucher”.

“Una práctica ilegal”

Y son tantas las quejas de personas como Carrasquillo, que a diario ven como los caseros o las inmobiliarias los discriminan abiertamente por su fuente de ingresos, que líderes políticos y activistas están pidiendo a la Ciudad que tome acciones contra esta práctica que va contra la ley de Derechos Humanos de Nueva York.

El presidente del Comité de Vivienda del Concejo Municipal Jumaane Williams, mostró su molestia y destacó que es irónico que mientras los programas de asistencia están diseñados para proteger a los más vulnerables y evitar que haya más personas desamparadas, los dueños de apartamentos estén haciendo a un lado a beneficiarios de estos auxilios.

“Ellos no deben ser discriminados por utilizar un programa del que tienen todo el derecho de usar y esta práctica ilegal tiene que terminar”, aseguró el líder político, destacando que es urgente que los afectados denuncien para ir tras los caseros que están violando la ley. “Es deplorable que los caseros estén dándole la espalda a los neoyorquinos que están aprovechando los programas de asistencia en los que tanto hemos trabajado duramente para poner en marcha”.

El presidente del Comité de Bienestar General del Concejo Stephen Levin, pidió que haya más severidad con los caseros que están negando alquilar a los portadores de los cupones de renta.

“Estos vales son una oportunidad para sacar a personas desamparadas de los refugios y darles un hogar estable y la Ciudad necesita que los caseros sepan que si no cambian sus prácticas van a ser duramente castigados”, dijo el concejal.

Robert Desir, abogado de Legal Aid Society, advirtió que a pesar de que las leyes locales señalan que no aceptar vales de vivienda es ilegal, muchos dueños de apartamento incluso al ofrecer sus inmuebles en sitios de internet como Graigslist, dicen descaradamente que no aceptan esos cupones.

“Estas prácticas continúan cada día y necesitamos que la Ciudad haga una mejor supervisión e imponga castigos más severos a los caseros inescrupulosos, porque si la Ciudad no trabaja para revertir la cultura de impunidad que hay con los caseros en todos los condados, seguirá la discriminación del ingreso”.

Ante las denuncias, y el llamado para que la Ciudad sea más agresiva al proteger los derechos de quienes tienen cupones de vivienda para buscar sitios donde vivir, las autoridades locales aseguran que están comprometidas para que ese flagelo de discriminación termine.

Seth Hoy, vocero de la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad, recalcó que en la Gran Manzana es ilegal discriminar a los inquilinos que pagan alquiler con cupones de vivienda u otros tipos de asistencia pública y dijo que la Ciudad está enfrentando a estos “landlords”.

“La Comisión de Derechos Humanos ha aumentado considerablemente las acciones de aplicación de la ley contra los infractores en esta área, incluyendo la citación de sitios web de terceros para identificar a los que publican anuncios discriminatorios e iniciar acciones coercitivas en su contra”, manifestó el funcionario. “Además, la Comisión ha aumentado significativamente maneras para identificar a los infractores con más de 500 pruebas hasta la fecha este año”.

Y al ser interrogados sobre por qué no le rentan sus apartamentos a quienes tienen cupones de vivienda, uno de los caseros señalados, quien publicó un anuncio en internet ofreciendo un apartamento en Brooklyn, comentó que no quiere problemas. “Si uno le renta a esa gente muchas veces dañan los apartamentos y lo peor es que empiezan a ser problemáticos. También tenemos que proteger nuestras propiedades y el ambiente de seguridad por el que los otros inquilinos pagan”, advirtió el casero, quien pidió que no se revelara su identidad.

Lourdes Centeno, vocera de la Administración de Recursos Humanos de la Ciudad, manifestó que Nueva York no tolera que los inquilinos sean discriminados por la fuente de ingresos que utilizan para pagar sus alquileres y destacó que el número de beneficiarios que han logrado tener lugares propios donde vivir con los programas de asistencia son más de un cuarto de millón, lo que muestra el trabajo que ha hecho la Ciudad.

“Como parte de este esfuerzo general de la Administración para prevenir los desalojos y aliviar la falta de vivienda, en los últimos tres años hemos reconstruido los programas de asistencia de alquiler y vivienda que se habían eliminado en 2011, servicios legales ampliados para inquilinos y asistencia de emergencia y al proporcionar asistencia de alquiler de emergencia, hemos ayudado a más de 300,000 neoyorquinos”, comentó la funcionaria.

A Ruby Carrasquillo, las palabras de la Ciudad le suenan muy bonitas, pero dice que hay que impulsar una campaña más severa para que realmente los caseros que discriminan asuman su responsabilidad, pues si el trabajo que se ha hecho hasta hoy estuviera funcionando, ni ella ni otros portadores de los vales de vivienda estarían sin casa.

“La administración De Blasio tiene que hacer como sea, que esos landlords entiendan que este papel es igual que el dinero y es más garantizado que la gente que está trabajando, porque esto lo van a recibir fijo cada mes, porque es dinero de la Ciudad. No fallan”, dijo la boricua, quien cada cuatro meses está cambiando sus vales de vivienda por nuevos y ya comienza a tener una colección de papeles inservibles. “Hay que cortar el estigma con los ‘homeless’, porque todos somos humanos y tenemos derecho a un sitio propio donde vivir”.

Datos sobre casos de discriminación:

  • 16,641 desamparados han logrado rentar apartamentos con cupones de vivienda en 7,516 edificios desde el 2015 hasta la fecha.
  • 500 pruebas para detectar caseros que discriminen ha adelantado este año la Ciudad.
  • 120 investigaciones por discriminación de renta basadas en fuentes de ingreso se adelantaron el año pasado.
  • 230 casos de discriminación de renta a personas con cupones de vivienda se adelantan actualmente en los cinco condados.
  • $15,000 de multa recibió una compañía por negarse a mostrar un apartamento a un portador de un voucher del programa de asistencia de vivienda LINC.
  • $50,000 recibió de multa un agente inmobiliario por no aceptar a un inquilino con un voucher de Sección 8.
  • $100,000 de penalidades civiles recibió la firma Best Apartments Inc. por negarse a mostrar apartamentos a personas con el programa de asistencia de vivienda de sección 8.
  • 400 talleres ha hecho la Ciudad para enseñar a los inquilinos sobre sus derechos y a los caseros sobre sus obligaciones.

¿Qué dice la ley?

La Ley de Derechos Humanos del 2008 determina que es ilegal no mostrar o no rentar apartamentos en Nueva York basados en la fuente de ingresos de programas de ayuda de los inquilinos que tienen vouchers de Sección 8, Living in Communities (LINC), Supplemental Security Income (SSI), HIV/AIDS Services Administration (HASA), Family Eviction Prevention Subsidy (FEPS), Special Exit and Prevention Supplement (SEPS), entre otros.

Para aplicar a estos programa llame al 311.

Dónde denunciar:

  • Si usted ha sido víctima de caseros que lo discriminan al no aceptar cupones de vivienda, puede interponer una queja y pedir ayuda llamando al (718)-722-3131.