Empleos para la comunidad en la estación del puente George Washington

Empleos para la comunidad en la  estación del puente George Washington
La tienda Marshall’s, que abrirá en la terminal de buses del puente George Washington, tiene disponibles de 100 a 115 puestos de trabajo, con sueldos de unos $15 dólares la hora. /ARCHIVO

Desde que la Estación de Autobuses del Puente George Washington empezó a funcionar en 1963, los residentes del Alto Manhattan, especialmente los que viven en los vecindarios circundantes, han sido los que han llevado la carga de la contaminación, el ruido, la congestión vehicular y todo lo que trae consigo este muy necesario centro de transporte.

En un día típico de operaciones, cerca de 20 mil pasajeros y unos 1,000 autobuses usan esta estación.

Por consiguiente, no se necesita de mucho análisis para concluir que los residentes de esta área son los que tienen que encabezar la lista de los beneficios de empleos y espacios para pequeños negocios que genere la reapertura de dicha estación.

La renovación de la terminal comenzó a finales de 2013, después de años de retrasos. Se esperaba un costo de US$183 millones y que se tomaría un año completar el trabajo. Sin embargo, la renovación tomó tres años y un costo cercano a los US$200 millones de dólares.

Después de muchas luchas de la comunidad para que sus residentes fueran tomados en cuenta, los desarrolladores SJM Partners, la Autoridad Portuaria de Nueva York y Nueva Jersey, Workforces 1, y la tienda por departamentos Marshall’s prometieron empleos para la comunidad del norte de Manhattan.

Solo la tienda Marshall’s tiene disponibles de 100 a 115 puestos de trabajo, con sueldos de unos $15 dólares la hora.

Faltando a esta promesa, hemos comenzado a ver con suma preocupación que empresas como Marshall’s, que será uno de los negocios más grandes de la estación, empezarán a realizar eventos para contratar empleados fuera de la comunidad del Alto Manhattan.

Tanto yo como los líderes de estas comunidades creemos que estas empresas deben celebrar estos eventos de contratación de empleados PRIMERO en el Alto Manhattan, y especialmente en los vecindarios que por décadas han sido afectados por los males que trae una estación de autobuses.

Saludamos la reapertura de la estación el pasado 16 de mayo, con un área de espera con asientos para 125 clientes, ventas de pasajes, baños públicos y tableros electrónicos de información al pasajero.

Saludamos que la estación sea amigable para las personas con discapacidad y que cuente con calefacción y aire acondicionado y tenga una estación de la Policía de la Autoridad Portuaria.

Ahora falta completar el éxito de este proyecto con la contratación de personas de las comunidades del Alto Manhattan.

Con este fin, el miércoles, en la esquina de la calle 179 y Broadway realizamos una manifestación en demanda de empleos para la comunidad del Alto Manhattan contra los desarrolladores SJM Partners, la Autoridad Portuaria de Nueva York y Nueva Jersey, Workforces 1, y la tienda por departamentos Marshall’s.

Y no pararemos hasta que a estas comunidades se le dé la prioridad en empleos que se merecen.

-Adriano Espaillat es congresista por el Distrito 13 de NY