Dominicanos en pie de lucha para defender estatua de Juan Pablo Duarte

Líderes políticos y comunitarios alzan su voz contra la posible idea de que sea removida de la Sexta avenida en Manhattan

El congresista Espaillat al frente de la estatua de Duarte en el Bajo Manhattan.
El congresista Espaillat al frente de la estatua de Duarte en el Bajo Manhattan.
Foto: Twitter Adriano Espaillat / Twitter Adriano Espaillat

La “guerra de las estatuas” que se desató en la ciudad luego que la presidenta del Concejo Municipal Melissa Mark-Viverito propusiera demoler la de Cristóbal Colón en Columbus Circle, lo que ha sido rechazado por otros líderes políticos, también ha provocado polémica entre los hispanos de la Gran Manzana.

La comunidad dominicana salió a defender el busto de su prócer Juan Pablo Duarte, uno de los fundadores del país caribeño, que está ubicado en la Sexta avenida y la calle Canal, en el Bajo Manhattan, luego de conocerse que la estatua estaría en la lista de monumentos que el alcalde Bill de Blasio ordenó evaluar para determinar si serían demolidos.

“Si hay un intento para remover esta estatua nosotros estaremos en pie de lucha para asegurar que se mantenga aquí”, dijo tajantemente el congresista por Nueva York Adriano Espaillat, de origen dominicano, agregando que “el legado del patricio Juan Pablo Duarte debe quedar intacto y no ser mancillado”.

Espaillat participó de una demostración el jueves convocada por líderes políticos y comunitarios dominicanos, entre ellos el concejal Ydanis Rodríguez y la asambleísta estatal Carmen De la Rosa.

“No hay ningún concejal haitiano detrás de la propuesta de que se remueva esta estatua, y los que están tirando el nombre quieren hacer un daño”, dijo Rodríguez, en referencia a un reporte publicado por un medio local que indicaba que la petición provenía de ciudadanos haitianos, que consideran que Duarte lideró la lucha por la independencia de República Dominicana “a costa de una actitud segregacionista”.

Entre tanto, la asambleísta De la Rosa indicó que se mantendrán unidos en contra del ataque a las comunidades inmigrantes. “Si alguna vez surge una propuesta para eliminar esta estatua, seremos los primeros aquí”.

El busto de Duarte fue donado a la ciudad de Nueva York en 1978 por autoridades dominicanas, para conmemorar el 165 aniversario de su nacimiento.
La polémica en torno a las estatuas en la ciudad surgió luego del pedido para que se retiraran de lugares públicos varias que representaban a figura o símbolos confederados, esto tras la violencia generada por grupos supremasistas blancos en Charlottesville, Virginia, quienes se manifestaron por la remoción de una estatua del general Robert Lee.

Luego que el alcalde De Blasio anunciara que la estatua de Colón estaba dentro del plan para revisar durante 90 días “todos los símbolos de odio” en propiedades de la ciudad, un grupo de concejales y oficiales electos, algunos representando a la comunidad italiana, realizó una demostración para defender el que el monumento permanezca en Columbus Circle.

La idea de la remoción de Colón la planteó el pasado lunes Mark-Viverito, indicando que “me gustaría que la comisión también evalúe esa estatua”, agregando que él representaba la “opresión” del conquistador sobre los indígenas que habitaban los países a los que llegó en el Caribe, incluyendo Puerto Rico.
Controversia por