La pérdida del cabello femenino

Experta explica las causas del problema y algunas alternativas para contrarrestarlo

Guía de Regalos

La pérdida del cabello femenino
La pérdida del cabello se da por factores internos y externos.

La calvicie no es un problema exclusivo de los hombres. Aunque en menor escala, las mujeres también sufren de alopecia areata, y en ellas los problemas emocionales derivados de la pérdida del cabello son mayores.

De acuerdo con la Fundación Nacional de Alopecia Areata, 147 millones de mujeres la padecen. Y aunque la cifra es algo pequeña, si se considera que hay 3,650 millones de mujeres en el mundo —de acuerdo con los más recientes datos de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) y la Organización de las  Naciones Unidas (ONU)—, “ésta tiene un impacto masivo en las féminas que la padecen”, señala la inglesa Lucinda Ellery, consejera experta en la pérdida del cabello y creadora del revolucionario sistema Intralace, usado para atacar los problemas que se presentan ante la pérdida del cabello.

Causas de la caída 

Ellery, quien conoce de primera mano lo que es perder a temprana edad el cabello y estableció varios salones en Londres, Los Ángeles y Nueva York  especializados en alternativas para que las mujeres que encaran la caída del cabello luzcan bellas, explica que la pérdida del cabello puede ser causada por factores internos y externos.

“[La pérdida del cabello] puede darse por cicatrices, heridas, quemaduras, cirugías, trastornos autoinmunes, como el lupus o la Alopecia Frontal Fribousante”, dice. “También puede estar relacionada con problemas genéticos, como la pérdida de pelo modelado femenino que puede describirse como la pérdida del cabello androgénico”.

Otro factor genético que también influye en la pérdida del cabello en las femeninas es la tricotilomanía (TTM o Trich), un trastorno de control de impulso que provoca el deseo de halar las hebras del cabello hasta sacarlas del cuero cabelludo.

“Según el profesor John Grant, de la Universidad de Chicago, la TTM afecta a 100 millones de personas en todo el mundo”, dice Ellery, quien tras la experiencia física y emocional de perder el cabello a temprana edad debido a la Alopecia Areata (AA) se convirtió en una innovadora de nuevas alternativas para lucir una melena abundante, así como en una consejera especializada en el tema de la pérdida de cabello.

Entre los factores externos se encuentran el estrés, la ansiedad, la mala  nutrición y, en particular, los trastornos emocionales.

“Muchas mujeres también experimentan la pérdida del cabello después del parto y, por supuesto, durante ciertos tratamientos médicos como la quimioterapia”, denota Ellery.

La menopausia es otro factor que “con seguridad” puede provocar la caída y adelgazamiento del cabello; pero, en realidad, lo más importante para contrarrestar el problema “es mantener la calma, limitar el estrés y asegurarse de añadir vitaminas (B, C, D y E) y minerales (calcio, magnesio, hierro, cobre y zin) adicionales a la dieta diaria.

“Hay que estar seguro de estar consumiendo los nutrientes adecuados para el cuerpo y ver qué actividades, como la meditación y el yoga, pueden calmar la intranquilidad de la mente y el espíritu”, dice Ellery.

Alternativas  disponibles

Para evitar los efectos emocionales que genera el no poder lucir una cabellera voluminosa y natural al padecer de cualquier condición que conduce a la pérdida del cabello, la experta dice que como alternativa “se pueden usar las extensiones, que cumplen el mismo objetivo de las pestañas y uñas postizas”.

“En la actualidad, no existe ningún estigma que esté vinculado con llevar extensiones de cabello”, asegura Ellery. “Hoy se usan como una herramienta moderna para agregar glamour al look personal y, realmente, no hay nada mejor [por el momento] para darle un poco de volumen al pelo”.

Cepillar, cepillar y cepillar

El cepillo es el mejor aliado para prevenir el adelgazamiento del cabello. Pero, como explica la experta, “cuando las mujeres notan que el pelo se les está cayendo, su primera reacción es dejar de cepillarlo por miedo a que se caiga más. Esto aumenta, entonces, la ansiedad y el miedo y crea la fórmula perfecta para el desastre”.

Pero la buena noticia es que existe un  viejo dicho de las abuelas que dice: “cepille su pelo 100 veces al día [para un cabello saludable y voluminoso]”.  “Y al estudiar el sentido de esta acción más de cerca se puede entender el porqué: el cabello brotando del cuero cabelludo necesita oxígeno y al cepillarlo se oxigena. Igualmente, el mantenerlo suelto le da la oportunidad de que salga más cabello y tome volumen”, explica Ellery.

Cepillar el cabello con frecuencia ayuda a mantenerlo saludable./Shutterstock

Un mito a evitar

Se dice que el afeitar la cabeza hace que el cabello crezca de nuevo más grueso y de mejor calidad, pero de acuerdo con la experta esto es un mito y no una realidad.

“Esta creencia es incorrecta”, acentúa la experta. “La estructura del cabello se formula dentro del cuerpo y no es un proceso externo. Si se afeita, es probable que vuelva a crecer exactamente como era antes y la persona [que experimenta la pérdida progresiva del pelo] puede deprimirse más en la esperar de que vuelva a crecer su cabello”.

Es un mito el pensar que el cabello saldrá más grueso y abundante al rasurarlo./Shutterstock