La mentira de Trump sobre Joe Arpaio

Y la petición que hizo al fiscal general Jeff Sessions
La mentira de Trump sobre Joe Arpaio
El presidente Trump perdonó a Joe Arpaio.
Foto: Scott Olson/Getty Images

El principal argumento del presidente Donald Trump sobre su perdón al exalguacil Joe Arpaio es que fue condenado “por hacer su trabajo”, lo cual resulta ser falso.

La sentencia a Arpaio fue por desobedecer una orden judicial al utilizar patrullas de la oficina a su cargo para detener a indocumentados, es decir, lo que hacía el exalguacil era el trabajo de agentes de “La Migra”.

A través del acuerdo 287 (g), el personal a cargo del exalguacil podían detener a indocumentados, debido a que recibieron entrenamiento para ello en 2007, pero ese acuerdo, que actualmente han firmado 61 condados en 18 entidades, fue concluido en 2009 en Maricopa, donde servía Arpaio.

A pesar de ello se seguía deteniendo a los inmigrantes, bajo el argumento de que podían ser criminales, pero en 2011, el juez de Distrito, G. Murray Snow, ordenó a la Oficina del Sheriff del Condado de Maricopa dejara de “detener a personas para una investigación más profunda sin sospecha razonable de que había cometido o se estaba cometiendo un crimen”, luego de una demanda de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU).

Un año más tarde, el exalguacil dijo que seguiría “deteniendo a indocumentados”, es decir, haciendo un trabajo que no le correspondía, como afirmó el presidente Trump.

Por otro lado, CNN informó que previo a conceder el perdón a uno de sus fieles aliados, el mandatario le pidió al fiscal general Jeff Sessions detener el proceso en contra de Arpaio, pero eso no fue posible.

“Sessions y otros oficiales le dijeron al presidente que no podían cerrar el caso”, confirmó una fuente a la televisora y agregó que el Fiscal General le advirtió al mandatario que podría ser “inapropiado para él” que interfiriera, como sucedió con James Comey, el exdirector del FBI, a quien el repubicano pidió detener las investigaciones sobre Michael Flynn, pero al negarse, fue despedido.