La “Ley de la Venda” en Manhattan

Una leygislació anticuada, declarada como una de las peores leyes en la nación, permite que los fiscales retengan evidencia esencial

Guía de Regalos

La “Ley de la Venda” en Manhattan
Hay que acaba con leyes arcaicas que perjudican a las minorías.

Mientras Michael López estaba sentado en la prisión de Rikers Island, sus abogados pro bono se preparaban para pelear su cargo de hurto mayor por robar un celular. Ellos buscaban información básica para prepararse para ir al tribunal en contra del Fiscal del Distrito de Manhattan.

Sin embargo, durante los ocho meses difíciles que López pasaba en Rikers, sus defensores públicos se encontraban bloqueados en cada paso que iniciaban por el fiscal del Distrito. Sus solicitudes por evidencia fueron rechazados, y ni siquiera sabían el nombre de la persona que acusó a López. El fiscal del Distrito pudo ocultar esta información esencial debido a la ley de descubrimiento de Nueva York. Esta ley anticuada permitió que el Fiscal del Distrito presentara una declaración de culpabilidad a López de 1 ½ a 3 años en la prisión sin compartir datos claves de su caso.

Sin información del testigo acusador o detalles de la investigación policíaca, su abogado de La Sociedad de Ayuda Legal (Legal Aid Society) no tenía la autoridad para darle un consejo significativo sobre sus opciones. Todo el poder estaba en manos del fiscal del Distrito.

Casi un año después de que López fuera arrestado, por fin el fiscal del Distrito habló con el acusador de él. . Por la primera vez ellos dieron a conocer a la defensa que su testigo clave tenía una convicción criminal previo por reportar un crimen falsamente, y también que él admitió que el hurto no existía.

Si la defensa hubiera tenido esta información básica sobre el acusador, ellos hubieran hecho una investigación de antecedentes y lo hubieran entrevistado inmediatamente. Este caso podía haber sido cerrado más temprano sin que López pasara tiempo injustamente en la prisión.

Este caso no es un incidente aislado; casi todos los defensores públicos no tienen acceso a evidencia básica y a la información de la oficina del fiscal del Distrito de Manhattan. Nueva York tiene ciertas leyes de descubrimiento que son las más restrictivas en toda la nación, y Manhattan aparece frecuentemente en la parte superior de esta lista mala.

A pesar de que el fiscal del distrito, Cyrus Vance Jr. se presentó como candidato sin oposición este año, los votantes en Manhattan deben de saber y cuestionar su historial sobre el descubrimiento.

El descubrimiento es el proceso en la cual los partícipes de un caso comparten sus evidencias entre ellos. Es fundamental para la legitimidad de nuestro sistema de justicia. En un caso criminal, el descubrimiento incluye materiales básicos como reportes de policía, declaraciones de testigos, reportes de pruebas científicos, cintas de videos, y exhibiciones entre otras cosas. Para los defensores públicos, descubrimiento es el mejor, y muchas veces la única manera para evaluar la credibilidad de las alegaciones y decidir la mejor manera para defender su cliente. Cuando el 95 por ciento de los casos resultan en una sentencia acordada y ni siquiera llegan al juicio oral, el descubrimiento es esencial para mantener la integridad de nuestro sistema de justicia.

Pero en Nueva York, una ley anticuada, declarada como una de las peores leyes en la nación, permite que los fiscales retengan esta evidencia esencial—específicamente reportes de policía, y información y declaraciones de testigos—hasta la víspera del juicio. A veces se le refiere como “Ley de la Venda (Blindfold Law)” porque permite que los fiscales de distritos le ponga una venda a los acusados hasta el momento final.

Nueva York es uno de los pocos estados que permite esto. Pero los fiscales de los Distritos son libres para establecer sus propias pólizas justas y transparentes acerca del descubrimiento. Esto pasa directamente al cruzar del Río Este desde la oficina del fiscal del Distrito Vance—el Fiscal del Distrito de Brooklyn ha reconocido las fallas de la ley del descubrimiento y por más de 30 años ha tenido una póliza de descubrimiento voluntaria y general. El Fiscal del Distrito actual, Eric González, sigue esta póliza porque él entiende que el descubrimiento en general es esencial para que un sistema de juicio criminal sea justo.

En Manhattan, cuando abogados defensores le piden a los fiscales por el descubrimiento más temprano para equiparse para el juicio o para aconsejar a sus clientes acerca de las acusaciones, la respuesta que reciben es esta: “Te lo doy cuando tengas el derecho para tenerlo.”

Imagínate esto: la noche antes del juicio de tu cliente, la cual muchas veces es el momento más significativo en la vida de una persona, por fin recibes docenas de reportes de policía que el fiscal ha tenido hace tiempo que cambian tu entendimiento del caso. Solo te quedan horas para calibrarte para el juicio, y no tienes la oportunidad para investigar esta evidencia ni investigar los testigos. Esto va directamente en contra de los principios de un juicio justo. Desafortunadamente, historias como esta son comunes con el Fiscal de Distrito Vance.

El fiscal Vance es el único Fiscal de Distrito que rutinariamente le niega al acusado de un delito grave saber quién le acusa de ese crimen. En vez de decirle, lo que hacen sus fiscales es simplemente decirle al acusado que “una persona conocida a la oficina del Fiscal de Distrito” o “conocida del gran jurado” está acusándolo, y el acusado podrán conocer quién es el día que el juicio comienza. Por el contrario, todos lo demás fiscales de Distritos de Nueva York le dicen al acusado esta información básica en el documento del cargo, excepto en circunstancias extraordinarias.

Aquellos que apoyan la Ley de Venda declaran que el revelar reportes de policía con anterioridad es un peligro para los testigos civiles y reducen el número de los reportes del crimen. Pero esto es un mito. Ha sido refutado en Brooklyn y ha sido refutado en el resto de la nación. Jueces son completamente capaces de proteger en contra de esto “ejemplos apocalípticos” y necesitamos actuar para reducir el riesgo de enviar una persona inocente a la cárcel.

Fiscales como el Sr. Vance disfrutan del estado actual porque le da una gran ventaja competitiva: ellos pueden controlar lo que su adversario puede y no puede ver.

El descubrimiento abierto es practicado en grandes ciudades como Los Ángeles, Houston, Boston, Miami, Chicago, y Detroit. Casi todos los estados revocaron sus “Leyes de Vendas” hace décadas. Ningún estado que ha practicado el descubrimiento abierto ha cambiado esa ley hace 40 años porque estas leyes funcionan.

Esto no es una batalla política—es una pelea para hacer nuestro sistema de justicia más justo. Estamos viendo el apoyo para leyes del descubrimiento abierto desde todas las opiniones ideológicas. Cuando el gobernador anterior de Texas Rick Perry firmó una reforma para el descubrimiento a la ley dijo: “Texas es un estado de ley y orden, y con esa tradición viene una responsabilidad para hacer nuestros procesos de juicio los más transparentes y abiertos posible”. Si oficiales elegidos desde Brooklyn a Texas ven los defectos del descubrimiento limitado, entonces quizás el Fiscal del Distrito de Manhattan debe empezar a escuchar.

Por último, este problema se puede resolver reformando la ley quebrada de Nueva York y el requisito para compartir evidencias. Sin embargo, bajo la ley actual, los fiscales de Distritos no son prohibidos de hacer más. El fiscal del Distrito Vance y otros practicantes del descubrimiento limitado—incluyendo fiscales de Distritos de El Bronx, Queens y Staten Island—pueden unilateralmente implementar el descubrimiento abierto mañana.

Recientemente, el fiscal del Distrito Vance decidió dar descubrimiento temprano en ciertos casos, pero no basta porque él excluye todos los casos con un testigo civil. También atrinchera las prácticas de su oficina regulares en retener descubrimiento en la mayoría de los casos.

Si evitar convicciones erróneas, reducir el encarcelamiento de personas de las minorías de Nueva York, y el acceso a un juicio rápido le importan a estos fiscales, el fiscal del Distrito de Manhattan tiene que hacer más.

(Dan Quart es asambleísta de NY)