Entre huracanes: La NFL abre su temporada sobre la huella de Harvey y a la sombra de Irma

El encuentro entre Dolphins y Buccaneers fue suspendido por la liga, pero el kickoff sigue en pie en el Gillette Stadium
Entre huracanes: La NFL abre su temporada sobre la huella de Harvey y a la sombra de Irma
Los New England Patriots abren temporada frente a los Kansas City Chiefs en el Gillette Stadium de Foxboro, Massachusetts.

Este jueves empieza la nueva temporada de la NFL cuando los Patriots de Nueva Inglaterra estrenen su quinta corona de la liga al recibir en Massachusetts a los Chiefs de Kansas City (5:30 pm Pacífico / 7:30 Centro / 8:30 Este / NBC).

Pero la alegría por la patada de salida a la nueva campaña por ahora ha sido amarrada por la tensión que se vive en el país y específicamente en el sureste por el esperado arribo devastador del huracán Irma.

Mientras el juego en Houston entre Texans y Jacksonville sí se llevará a cabo a pesar de la devastación el huracán Harvey dejó en el sur de Texas, el duelo inaugural en Miami entre los vecinos de la Florida, Dolphins y Buccaneers de Tampa Bay, fue postergado ayer por la NFL.

El juego fue reprogramado para el 19 de noviembre. Casualmente, ambos equipos tenían libre esa fecha por su semana de descanso.

La decisión afecta a los dos equipos porque ahora tendrán que jugar 16 semanas consecutivas, algo que no deseaban, pero al mismo tiempo les da la oportunidad a los integrantes de ambas organizaciones de hacerse cargo de sus familiares ante la llegada de Irma.

Por su parte, los Marlins de Miami de las Grandes Ligas estarán jugando de gira a partir de este jueves, pero el equipo anunció que su estadio será dejado con el techo retráctil parcialmente abierto para permitir la circulación del aire y evitar un exceso de presión sobre la estructura.

Bennett acusa racismo

El agitado año de activismo de parte de atletas preocupados por la injusticia social en Estados Unidos cobró un nuevo giro cuando Michael Bennett, estelar liniero defensivo de los Seahawks de Seatttle, acusó a oficiales de policía de Las Vegas de uso excesivo de fuerza y apuntarle con armas de fuego durante un arresto injustificado el mes pasado. Su acusación podría venir con una demanda.

Aunque Bennett no quiso detallar los hechos ayer, dijo que fue una experiencia traumática para él y su familia.
“Apesta que en el país en el que vivimos algunas veces seas señalado por el color de tu piel”, dijo el jugador, uno de los más activos de la NFL en la comunidad y en rechazo a hechos asociados con racismo. “¿Pienso que todos los policías son malos? No, no lo creo. ¿Pienso que hay gente que juzga a otros por el color de su piel? Sí, lo creo”.

Alrededor de la web