Una vez más, récord de ofertas de empleo

En julio se ofrecieron puestos para 6.17 millones de personas

El sector de la salud es el que más trabajos oferta que no se cubren con las contrataciones./Shutterstock
El sector de la salud es el que más trabajos oferta que no se cubren con las contrataciones./Shutterstock
Foto: Shutterstock

Durante el mes de julio, y según cifras de la Oficina de Estadísticas del Departamento de Trabajo (BLS), los empleadores del país ofrecieron 6.17 millones de puestos de trabajo. Es un nuevo récord  que habla de un fuerte potencial para el crecimiento del empleo en un país en el que solo el 4.4% de la población activa (quienes trabajan y buscan trabajo) no tienen una ocupación.

El aumento de las ofertas de empleo y el hecho de las contrataciones estuvieran por debajo, con 5.5 millones de personas con un nuevo trabajo, es algo desconcertante como también lo es el hecho de que la población activa siga siendo porcentualmente baja cuando hay tantos trabajos que ocupar. Desde 2015 hay más ofertas que contrataciones.

Es posible que los empresarios no tengan mucha prisa por cubrir los trabajos y en ese sentido es algo que explicaría lo poco que han aumentado los salarios pese a que técnicamente se está muy cerca del pleno empleo, es decir, la situación en la que un trabajador puede conseguir un puesto con relativa facilidad. Con un 4.4% de desempleo tendría que haber una presión al alza de los salarios que, de momento, no ha hecho su aparición por más que la ortodoxia económica así lo prevea.

Otra cuestión que los empresarios citan mucho es que faltan trabajadores con las capacidades precisas para abordar los trabajos que se ofrecen. Esto no ocurre en todos los sectores pero si en uno de ellos y de forma consistente desde hace años: la salud. En julio había 1,04 millones de ofertas de trabajo y se hicieron 584,000 contratos. En el sector conocido como leisure and hospitaliy que incluye el entretenimiento y los servicios de comidas y acomodo (hoteles, restaurantes y bares) hubo 858,000 ofertas de empleo y más de 1,01 millones de contratos.

Esto puede ocurrir porque muchas personas están contratadas parcialmente o porque lo están por apenas unos días mientras se recogen estos datos ya que este es un sector con una fuerte rotación. En la construcción ocurre otro tanto.

Mientras tanto, y según cifras del BLS, 5.3 millones de personas perdieron su empleo y 3.2 millones más lo dejaron voluntariamente.

Sumado y restado todos estos números, desde que comenzó el año hasta julio se han creado 2.1 millones de puestos de trabajos netos nuevos.