Delincuentes sexuales conviven con niños en refugios de la ciudad

Un informe denuncia  que el Departamento de Servicios para Desamparados falla en solucionar el problema
Delincuentes sexuales conviven con niños en refugios de la ciudad
Los senadores estatales Jeff Klein, Marisol Alcántara y José Peralta, durante la presentación del reporte Unsafe Shelters.

NUEVA YORK.- Un gran número de delincuentes sexuales convive en los refugios de la ciudad con niños, reveló un informe divulgado este jueves por la Conferencia Demócrata Independiente, el grupo integrado por varios senadores estatales, quienes piden una acción inmediata de las autoridades para remediar el problema ante el inminente peligro de abuso que corren los menores.

El reporte “Unsafe Shelters” (Refugios Inseguros) denuncia que ofensores sexuales clasificados entre los niveles 2 y 3 por su peligrosidad, comparten las mismas instalaciones con casi 23,000 niños sin hogar que viven en el sistema refugios de Nueva York.

Los senadores Jeff Klein (D-Bronx / Westchester), Marisol Alcántara (D-Manhattan) y José Peralta (D-Queens) que integran la Conferencia Demócrata Independiente (IDC), comparecieron en la presentación del reporte  “Unsafe Shelters”, que halló  que en la actualidad, al menos 21 delincuentes sexuales de alta peligrosidad residen en los refugios entre los niños.

De acuerdo con el informe, la irregularidad ha sido denunciada de forma consistente y no obstante que el Departamento de Servicios para Desamparados (DHS) prometió públicamente poner fin, en la práctica no sólo continúa, sino que está en aumento.

“Debemos proteger a nuestros niños más vulnerables contra los delincuentes sexuales que fácilmente podrían ser alojados en otro lugar. Estos depredadores sexuales saben cómo aprovecharse de los niños y no se les debe permitir que residan en los refugios, donde la gente busca recuperar la estabilidad”, dijo el senador Klein.

Klein destacó que está solicitando a la Asamblea que finalmente apruebe una legislación que prohibirá a los delincuentes sexuales de nivel 2 y 3 refugiarse junto a las familias con niños.

El número de depredadores sexuales que viven en refugios familiares creció desde 2007, cuando el senador Klein comenzó a estudiar el tema.

“Quienes ingresan al sistema de refugios de la ciudad de Nueva York ya están atravesando una situación difícil para sus familias y en sus vidas. Tener que preocuparse por los delincuentes sexuales que atacan a sus hijos es una carga inaceptable para ellos y un peligro inaceptable para nuestros hijos, que son nuestro futuro”, dijo la senadora Alcántara.

En 2015, el Senador Klein denunció que la residencia Crystal Family en El Bronx, albergaba a dos depredadores sexuales que eventualmente fueron removidos después de que notificara la irregularidad a las autoridades. Klein trabajó con la ciudad en este tema y ​​el DHS declaró públicamente que en febrero de 2015 ningún depredador sexual sería alojado entre las familias sin hogar.

“La seguridad de nuestras familias y nuestros hijos es sagrada y por eso debemos priorizar su bienestar. No podemos permitirnos ninguna interpretación errónea cuando se trata de proteger a algunos de los neoyorquinos más vulnerables”, dijo de su parte el senador Peralta, al tiempo que dijo, instará a la Legislatura estatal a aprobar una ley que prohíba la colocación de delincuentes sexuales de nivel 2 y 3 en los refugios para las personas sin hogar.

Según el informe, el DHS desarrolló su propia política interna para detectar delincuentes sexuales y usar discreción antes de colocarlos en albergues familiares. La investigación subraya que los factores que el DHS consideraría de acuerdo con este procedimiento son, la gravedad del crimen cometido, la edad y el género de la víctima, así como su relación con el delincuente, cuándo se cometió el crimen, si ese individuo enfrentaba restricciones de residencia, su edad y si el delincuente, es el único padre con derecho a custodia.

El senador Klein presentó el proyecto de ley, S. 1784, que prohibiría a los delincuentes sexuales de nivel 2 y 3 residir en los refugios para proteger a los niños más vulnerables de la ciudad de posibles abusos.

Alrededor de la web