No se imparte educación sexual a estudiantes neoyorquinos

Informe del Contralor establece que el Departamento de Educación incumple ley estatal que dispone la obligatoriedad de la asignatura de Salud
No se imparte educación sexual a estudiantes neoyorquinos
El Contralor de la ciudad de Nueva York, Scott M. Stringer, durante la presentación del informe.

NUEVA YORK.– Los estudiantes de las escuelas intermedias y secundarias de la ciudad no están recibiendo “ed sex”, o educación sexual como parte del plan de estudio ampliado en el área de Salud tal como lo estipula le ley estatal,  reveló un informe divulgado este jueves por el contralor de la ciudad de Nueva York, Scott M. Stringer.

El documento apunta que el Departamento de Educación de la Ciudad de Nueva York (DOE) está fallando al no proveer educación de salud y específicamente al no priorizar el ámbito de educación sexual. El informe establece que apenas el 57 % de los estudiantes de octavo grado completaron el requisito mandatario del estado de Nueva York, de un semestre en la materia de salud.

Stringer instó al DOE a implementar las regulaciones que anunció la Canciller para garantizar que los estudiantes de las escuelas intermedias y de secundaria reciban instrucción en educación sexual.

“Nuestra meta es delinear un cuadro amplio para todos los sectores que tienen participación en las escuelas de la Ciudad y crear una hoja de ruta que asegure que nuestros niños reciban la educación integral que merecen”, dijo el Contralor.

Stringer sostuvo que la mayoría de los padres esperan que las escuelas estén enseñando educación sexual, pero como lo muestra el informe, eso no está sucediendo.

“Sabemos que hay muchas demandas competitivas para las escuelas de la Ciudad y muchas áreas críticas de crecimiento en las cuales enfocarse. Hicimos este informe para elevar la conversación sobre un tema que es serio y, creo, crucial para nuestros estudiantes que vayan en la dirección correcta en el futuro”, insistió.

El informe de la contraloría denominado, Relación Saludable: Un plan para mejorar la salud y la educación sexual en las escuelas de la ciudad de Nueva York, destaca las deficiencias de la Ciudad para proveer educación sexual.

La investigación  determinó que sólo el 7,6 % de todos los instructores de salud participaron en un seminario de desarrollo profesional relacionado con la educación sobre salud sexual en los últimos dos años. Entre 6-8 escuelas intermedias específicamente, o el 28 % no tiene un maestro asignado para enseñar la salud; el 88 % de las escuelas que enseñan a los estudiantes en los grados 6-12 (844 escuelas) no tienen un maestro licenciado por la ciudad de Nueva York para impartir educación en salud. Esto incluye: 92 % de las escuelas intermedias (398 escuelas intermedias), el 53 % de las escuelas secundarias (446 escuelas secundarias).

Así mismo se encontró que, a través de todos los grados en la ciudad, 568 de 1043 – o 45 % – de los profesores de salud no están certificados por el estado. Sólo 144 de los 4.560 maestros de las escuelas intermedias y secundarias que fueron asignados a enseñar la salud tienen la licencia de la Ciudad para hacerlo.

El informe presenta además varios indicadores sobre las tasas de infecciones de transmisión sexual (ITS) y comportamientos sexuales peligrosos entre los adolescentes.

El Instituto Nacional de Salud Reproductiva (NIRH) reaccionó a favor del llamamiento del Contralor al DOE para que asegure la educación sexual para todos los estudiantes. Las investigaciones publicadas por la Contraloría muestran que la Ciudad no ha cumplido con la ley estatal sobre educación en salud, dijo en un comunicado la entidad.

“El informe del Contralor proporciona pruebas alarmantes de que la ciudad de Nueva York está fallando a sus estudiantes al no implementar un mandato significativo de educación sexual”, dijo Andrea Miller, presidenta del NIRH, que copreside a la Alianza para la Educación sobre la Sexualidad, una coalición de grupos de defensa y organizaciones de servicio directo que aboga por la educación sexual integral K-12 para todos los jóvenes de la ciudad de Nueva York.

“La educación sexual es fundamental para la salud y el bienestar de los estudiantes. Es una de nuestras mejores defensas contra los embarazos no planeados, la violencia en las citas y las infecciones de transmisión sexual”, destacó Miller.