Inmigrantes mexicanos “gritan” contra la corrupción y el fraude electoral

Inmigrantes celebran la Independencia de su país, pero no a su gobierno
Inmigrantes mexicanos “gritan” contra la corrupción y el fraude electoral
Suplemento de Mexico.
Foto: Mariela Lombard / El Diario NY

NUEVA YORK – “El Grito”, así es como se le conoce a la celebración del 15 de septiembre por la Independencia de México, y este año los inmigrantes que viven en Nueva York estuvieron dispuestos a lanzarlo en tono de fiesta, pero también como una protesta contra la corrupción que asuela a su país y el temor de un fraude electoral en 2018.

Al recorrer las calles de Harlem, en Manhattan y Queens, se podían ver letreros en varios locales que invitaban a celebrar el “Día de la Independencia” al son del mariachi y al compás del sonido del choque de los “caballitos” de tequila, incluso el Consulado General de México organizó varios eventos que durarán hasta fin de mes y tendrán su momento álgido el día 15 con una fiesta en el “Gran Salón” del City College.

¿Tiene México algo que celebrar en medio de la crisis de seguridad y la corrupción que vive? El cónsul Diego Gómez-Pickering considera que sí.

“Yo creo que si se trata de hablar de México en Estados Unidos, hoy más que nunca debemos hablar bien. Sí, tiene muchos problemas, pero tiene mucha valía”, consideró en entrevista durante la instalación artística “Muro”, del mexicano Bosco Sodi en el Washington Square Park, realizada para protestar contra el proyecto en la frontera del presidente Donald Trump. “No podemos sumarnos a degradar más a la comundiad mexicana, nos han llamado rateros, nos han llamado violadores, nos han llamado gente ilegal… muchos motes altisonantes y que son, en general, mentira”.

El Cónsul evade ahondar en los problemas de corrupción de un gobierno al que pertenece, pero no hay modo de darle la vuelta al tema, ya que cualquier investigación en el mundo coloca a México en las primeras y posiciones.

La corrupción

En 2015, el Instituto Mexicano para la Competitividad AC (IMCO) publicó un estudio cuyo título parafraseó con un dicho muy conocido: “El que no transa no avanza”. El reporte “Corrupción en México. Si no transamos no avanzamos” reveló que el país pierde alrededor del  5 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) en corrupción, es decir, alrededor de 890,000 millones de pesos – unos 53,000 millones de dólares, lo que representa tres veces el presupuesto de la Secretaría de Educación Pública; hasta 7.7 veces lo destinado a Desarrollo Social, y 87 veces el financiamiento de la universidad más grande en América Latina, la UNAM.

Dos años después, el IMCO, en colaboración con el portal Animal Político, realizó la ivestigación “La gran estafa”, que evidenció que el gobierno federal, liderado por Enrique Peña Nieto, ha desviado miles de millones de pesos a través de 11 dependencias. “Solo al revisar las Cuentas Públicas 2013 y 2014… se detectaron contratos ilegales por 7 mil 670 millones de pesos y de eset dinero no se sabe dónde quedaron 3 mil 433 millones”. ¿Cómo obviar esos datos tan contundentes?

Para Mario Navarro, un joven treintañero que lleva viviendo tres años en Nueva York y labora como promotor artístico, la situación en México es cada vez más preocupante, tanto social, como política, al grado que tiene muy poco margen para creer que hay algo por lo cual celebrar. “No hay nada que celebrar”, expresa contundente. “Siento que hay mucho menos temor de estar este círculo de corrupción política, me parece muy alarmante… se empieza a ver como normal, tanto para quienes viven en el país como quienes estamos afuera… y creo que no hemos levantado la voz suficiente. ¿Independencia de qué? El poder político sigue rigiendo al país como quiere, valdría la pena pensar si necesitamos una independencia de ese poder político“.

El tema electoral

Grupos de mexicanos organizados en Nueva York, como aquellos que simpatizan con Morena, el partido de Andrés Manuel López Obrador, expresarán su punto de vista. “Nosotros vamos a organizar eventos como en tono de protesta, las daremos a conocer más adelante”, contó Luis Godoy, integrante de uno de los cuatro grupos que ya operan en la ciudad. “Será en contexto sobre todo lo que está pasando en México, en tema de seguridad y corrupción… visibilizar el problema electoral que ya se ve en México, de prevención de un fraude”.

La preocupación de Godoy empata con la de otros inmigrantes que no están afiliados a ningún partido y que ya tramitaron su credencial electoral, para votar por presidente desde los Estados Unidos.

Tal fue el caso de Jaime González, quien lleva 35 años viviendo en Nueva York, pero sigue teniendo un gran amor por México, aunque algunos, reconoce, lo llamen “hipócrita” por vivir en EEUU. “No tengo a nadie en México, amo mis raíces, pero ¿a qué me voy? Aquí están todos mis amigos”, expresa. ¿Vas a votar? “Sí, de hecho ya tengo mis papeles para esta semana renovar mi credencial para votar”, cuenta quien ha vivido en Manhattan, Queens y ahora en Brooklyn, pero considera que hay un temor por fraude electoral. “Siempre lo ha habido”.

Las opiniones de otras personas, como Nancy, quien vive en Harlem, coinciden. “Es muy triste que así siga siendo”, dice esta joven que trabaja en una taquería. Teme también que no haya una elección limpia.

La última elección importante en el país, en el Estado de México, donde triunfó el PRI en medio de la polémica por denuncias electorales, dejó clara las estrategias de los principales partidos, que abonan al temor de un posible fraude, sobre todo ante la popularidad de López Obrador. El frente común que ya armaron el PRD y el PAN, partidos de izquierda y derecha, adelanta la batalla que darán para ocupar posiciones importantes en el Congreso, si es que no ganan la presidencia.

El Instituto Nacional Electoral informó que hasta ahora 423,513 mexicanos han solicitado su credencial para votar desde el extranjero, de ellos 15,528 viven en Nueva York, mientras Los Angeles es la ciudad con más peticiones, con 56,285.

Los inmigrantes serán clave para los aspirantes, así ya lo dejaron ver las visitas de precandidatos panistas, como la panista Margatita Zavala en Washington, y la gira de AMLO que incluyó la Gran Manzana, y eso que las campañas todavía no empiezan, pero “el grito” por un voto ya se entona.