La unión de culturas a través del baile

Una joven bailarina une el baile contemporáneo con el tradicional folklore mexicano para demostrar su origen mexicoamericano
La unión de culturas  a través del baile
Andrea Guajardo, (medio) y sus bailarines hacen movimientos del oeste africano con pañuelos en la mano mientras bailan al son de la música mexicana. /Suministrada

En un estudio de baile en el centro de Manhattan, un grupo de cuatro mujeres bailarinas mueven sus faldas en círculos, mientras que los cuatro hombres bailan claqué al ritmo del son jalisciense, ‘El Cihualteco’, un baile del estado de Jalisco, México.

La manera en que los bailarines muestran emoción en los estiramientos de manos y los movimientos altos de pies, hacen que el tradicional “zapateado” luzca más moderno.

La idea de unir el baile folklórico mexicano con el baile contemporáneo surgió cuando Andrea Guajardo, de 26 años, una bailarina y fundadora del Ballet Nepantla, se dio cuenta que el folklore, algo que ha estado presente en su vida desde que era una niña, no era ofrecido en sus clases de baile de la escuela Ailey en la Universidad de Fordham.

“Es importante para mí seguir compartiendo mi cultura y herencia de quién soy a través del baile, y no solamente el baile moderno o el ballet clásico, pero también por mis raíces mexicanas”, dijo Guajardo en inglés.

Por ser parte de la segunda generación de mexicanos en su familia, el español es su segundo lenguaje. A pesar de no sentirse cómoda hablándolo, Guajardo con su pelo claro y de tez blanca, se siente muy mexicana. La joven mexicana-estadounidense, que se crió en la frontera de Texas y México, menciona que ha sido discriminada por no hablar su lengua materna.

“Como puedes ver, yo no puedo dominar bien el español y esto es unas de las cosas que necesitas saber para ser considerada mexicana. Por eso quiero que mi Ballet Nepantla rompa este ‘espacio entre medio’ que hay hacia los mexicanos-americanos y demuestre que si tenemos la cultura mexicana presente”, dice Guajardo.

Así surgió la idea de nombrar su ballet ‘Nepantla’ –un término náhuatl que significa un ‘espacio entre medio’ que será explorado en la cultura mexicoamericana dentro del ámbito de bailes.
Junto a Martín Rodríguez, de 28 años, maestro de folklore mexicano y director asociado, hicieron su misión en unir el tradicional folklore con el baile contemporáneo.

“En el sur de México y también en el norte existen canciones muy románticas que se prestan para hacer una pieza no solamente folklórica sino explorar con movimientos que se convierten en un poco más contemporáneos”, dijo Rodríguez, a referirse a “La Bruja” un baile de Veracruz, México, que mezcla el son jarocho con el ballet clásico.

Además de traer una perspectiva nueva a los bailes tradicionales de México, Guajardo también quiere que el Ballet Nepantla enseñe a sus bailarines, la mayoría de los cuales son mexicanos de Estados Unidos, la importancia de preservar su cultura mexicana.

“El Ballet Nepantla no solamente me ha dado un nuevo estilo de baile dentro del folklore mexicano pero también me ha acercado a la cultura de mis padres”, dijo Erick Modesto, un mexicoamericano de 22 años, que baila el folklore para aprender más de México.

Para financiar los costos del Ballet Nepantla, Guajardo creó un sitio web en GoFundMe para recaudar $31,000. Una gran parte del dinero estuvo destinada a su evento inaugural “Sin Fronteras” de la noche del 16 de septiembre en el teatro de Queens del parque de Flushing.