No quiere que su marido la vea desnuda por su tremendo complejo

Los complejos nos llevan a situaciones extremas que son difíciles de superar
No quiere que su marido la vea desnuda por su tremendo complejo
Tonya nació con manchas de nacimiento que le acomplejaban extremadamente.

Tonya tiene marcas de nacimiento llamadas “manchas de vino de Oporto” que causan decoloración en sus piernas. La mujer describre su infancia como “triste”, ya que tuvo que lidiar con las miradas y sentirse juzgada  constantemente.

Incluso como ya siendo adulta, todavía tiene que luchar contra sus complejos. No se siente cómoda en su propia piel e intanta ocultar su cuerpo. La cosa es tan grave que no quiere que ni su propio esposo la vea.

Llegó un momento en el que que sintió que necesitaba ayuda y por eso, finalmente, decidió participar en el programa The Doctors. Algo nada fácil para una persona que no quería que   nadie viera sus marcas de nacimiento.

Para empeorar las cosas, Tonya presentía que había algo más detrás de la colarción de su piel, ya que sentía hormigueo, entumecimiento y dolor en las piernas.

Uno de los médicos confirmó que, efectivamente, existía un problema con una de sus arterias, se había “enredado” y “anudado”. La condición podría llegar a ser peligrosa, dando lugar a coágulos de sangre o, poniéndose en lo peor, podría llegar a cortar el riego de sangre que llega al cerebro.

Lo positvo de lo que le sucedía es que, debido a que este problema de salud estaba relacionado con la sangre, la decoloración de su cuerpo no eran realmente cicatrices o manchas. El color rojo se daba por la alta concentración de sangre en ciertas áreas de su piel.

Los médicos decidieron tratarla con láser y fueron capaces de eliminar las marcas que tanto le acomplejaban desde que nació. También le proporcionaron maquillaje especial para ocultar cicatrices a este nivel.

Así, pudo estar cómoda en la intimidad con su marido.

Esta es la transformación de Tonya. COMPARTE en Facebook con la familia y amigos.