Trump prepara contra-ataque dirigido a las “Ciudades Santuario”

Trump perdió una batalla en contra de las "Ciudades Santuario" pero no la guerra, asegura DHS
Trump prepara contra-ataque dirigido a las “Ciudades Santuario”
El gobierno apelará la decisión judicial que bloqueó las sanciones a "Ciudades Santuario"

El gobierno de Donald Trump perdió una batalla contra las “Ciudades Santuario” pero no la guerra, así lo asegura el Departamento de Justicia. 

DHS anunció hoy que apelará una orden judicial que bloqueó la orden ejecutiva del presidente Donald Trump, por la que buscaba restringir los fondos federales para las conocidas “ciudades del santuario”.

En su notificación de apelación, a la que tuvo acceso Efe, el Departamento de Justicia anuncia su decisión de recurrir el fallo de un juez federal de San Francisco, quien dictaminó en abril que la orden de Trump para retirar fondos a las localidades que decidan no perseguir a los inmigrantes indocumentados podría ir contra la Constitución, por lo que la dejó sin efecto.

De esta forma y como ya había adelantado la Casa Blanca, el Gobierno vuelve a pelear por la entrada en vigor de la orden, cuyo caso podría elevarse al Tribunal Supremo en última instancia.

Precisamente este martes, el fiscal general, Jeff Sessions, viajará a Portland, en el estado de Oregón, para abordar con las autoridades federales el tema de las “ciudades santuario”, uno de sus principales caballos de batalla.

El fallo del juez William Orrick, de la corte del distrito norte de California, en San Francisco, supuso un nuevo revés para el Gobierno de Trump, después de fallar contra otro decreto del presidente con el que el Gobierno quería prohibir la entrada a EEUU de refugiados y nacionales de seis países musulmanes.

El magistrado Orrick determinó que la orden ejecutiva que proclamó Trump en su primera semana en el poder, el 25 de enero, viola la Constitución porque el Congreso es el encargado de aprobar el presupuesto y el presidente no tiene el poder de arrebatar fondos a las entidades locales.

En ese sentido, el juez Orrick, nombrado por el expresidente Barack Obama en 2012, determinó que la orden ejecutiva de Trump viola la Constitución porque trata de “privar a las jurisdicciones locales de fondos asignados por el Congreso sin ningún tipo de aviso ni oportunidad para ser escuchadas”.

“La Constitución confiere los poderes de gasto al Congreso, no al presidente. La orden no puede poner nuevas condiciones a la recepción de fondos federales”, añadió.

La ciudad de San Francisco y su condado de Santa Clara, que incluye a la ciudad de San José y a Silicon Valley, habían demandado al Gobierno de Trump por considerar que la orden ejecutiva del presidente causa un daño “irreparable” al pueblo estadounidense y al “tejido mismo” de su Gobierno.

Las ciudades argumentan que la orden de Trump amenaza miles de millones de dólares de su presupuesto y les hace casi imposible planificar en qué gastar sus fondos.

El condado de Santa Clara, por ejemplo, argumentó que el 35 % de su presupuesto anual depende de los fondos del Gobierno federal, que le otorga 1,700 millones de dólares al año, por lo que la orden de Trump le impediría planificar en qué gastar los millones de dólares que recibe cada día.

En respuesta a los argumentos de las ciudades, el juez Orrick reconoció que las entidades pueden sufrir un daño “irreparable” y, por ello, bloqueó la medida de manera temporal mientras estudia el fondo de su contenido para poder emitir un fallo definitivo.