Llegó el 23 de septiembre y ¡estamos vivos!; las mentiras detrás del supuesto fin del mundo

Llegó el 23 de septiembre y ¡estamos vivos!; las mentiras detrás del supuesto fin del mundo
La teoría de “El Rapto” fue popularizada por el numerólogo cristiano David Meade.
Foto: (Captura / YouTube)

Llegó el tan “temido” 23 de septiembre, fecha para la que una vez más se anunció “El Rapto”, el “fin del mundo” o “Apocalipsis”, por parte de algunos bufones de la fe cristiana y farsantes de redes.

Más allá de los eventos catastróficos en lugares como Puerto Rico y México, no se ha visto a “una mujer vestida con el sol, con la luna bajo sus pies y una corona de doce estrellas en su cabeza” ni a Jesucristo bajando del cielo.

Tampoco el choque del “falso” planeta Nibiru o X contra la Tierra como algunos habían anticipado.

De hecho, el planeta X, tan mencionado en las últimas semanas, simplemente, no existe.

La NASA lo ha repetido varias veces.

“El planeta en cuestión, Nibiru, no existe, así que no va a ver ninguna colisión. La historia of Nibiru ha estado circulando por años (como el relato de los ‘días de oscuridad’) y es, periodicamente reciclada a nuevas fábulas apocalípticas”, indicó la agencia aeroespacial.

Agregaron: “Nibiru y otras historias sobre planetas rebeldes son una broma de internet. No hay base fáctica para esas alegaciones. Si Nibiru o Planet X fueran reales y estuvieran de camino para encontrarse con la Tierra, los astrónomos estarían siguiéndolos como mínimo desde la pasada década, y estaría visible para el común de las personas. Obviamente, no existe”.

De acuerdo con el diario británico The Independent, la discusión sobre Nibiru inició hace más de dos décadas, específicamente, en el 1995, cuando Nancy Lieder popularizó la teoría alienígena desde su sitio web ZetaTalk. La residente de Wisconsin, en Estados Unidos, planteaba que era un puente para los extraterrestres del sistema solar Zeta Reticuli, a 39.17 años luz de la Tierra. Alegaba que estos seres la habían advertido de la catástrofe.

 La teoría siguió sonando hasta que, recientemente, el numerólogo cristiano David Meade comenzó a circular la información de que el Planeta X se dirigía a la Tierra.

De acuerdo con su idea, que mezcla –sin prueba científica – elementos religiosos, a partir del mes de octubre, iniciaría “El Rapto” y con esto, siete años de tribulaciones a gran escala reflejados en desastres naturales. Apunta, además, a las alineaciones entre las constelaciones de Virgo (la mujer) y Leo (las estrellas), el sol, la luna y los planetas Mercurio, Marte, Venus y Júpiter.

La otra parte de la historia religiosa con la que se busca alarmar es una interpretación errónea de la Biblia basada en el capítulo 24 del Evangelio de San Mateo, en la que los discípulos le preguntan a Jesús cuándo será destruido el templo de Jerusalén y las señales de la segunda venida.

Pero hasta sacerdotes de la Iglesia Católica han salido a desmentir que el fragmento tenga algo que ver con el “juicio final”.

Uno de ellos fue el padre Sam (Samuel Bonilla), de la Arquidiócesis de Tegucigalpa, Honduras, que incluso grabó un video que compartió en su canal de YouTube.