Doctores en Brooklyn recetan bicicletas en vez de pastillas

Algunos neoyorquinos están mejorando su salud a punta de pedal. Doctores de un centro médico en Bedford-Stuyvesant prescriben viajes en bicicletas para pacientes con enfermedades crónicas
Doctores en Brooklyn recetan bicicletas en vez de pastillas
Laura Valdo tiene seis meses usando las bicicletas de Citi Bikes para ir y venir de su trabajo.
Foto: Suministrada.

La diabetes, la hipertensión, el colesterol alto, los problemas cardíacos y la obesidad son enfermedades crónicas que se pueden mantener bajo control con diferentes tratamientos y medicinas. Sin embargo, estos males también se pueden controlar, y hasta prevenir, adoptando un estilo de vida activo y saludable.

Esto lo conocen muy bien los doctores del centro de salud “Interfaith Medical Center”, ubicado en Bedford-Stuyvesant, en el condado de Brooklyn. Allí, los médicos le están recetando a sus pacientes algo inusual: viajes en bicicletas por un período de un año.

Como parte de un programa piloto del Departamento de Salud e Higiene Mental de la Ciudad de Nueva York (DOHMH), conocido como “Prescribe-a-Bike”, algunos de los pacientes que acuden a ese centro médico, pueden recibir por parte de su doctor una prescripción para obtener una membrecía anual del programa “Citi Bike” completamente gratis.

La idea de esta novedosa iniciativa, que comenzó en agosto del 2016, es motivar a los residentes de esa zona de Brooklyn –20% de ellos de origen hispano– para que adopten un estilo de vida diario más activo y saludable, a través del ejercicio, y así evitar morir prematuramente (antes de los 65 años).

Un vecindario enfermo

De acuerdo al reporte “Community Health Profiles 2015” del DOHMH, el vecindario de Bedford-Stuyvesant tiene altas tasas de obesidad (33%), cuando se compara con el promedio general de la ciudad de Nueva York (24%). Además, en esta zona céntrica de Brooklyn hay gran concentración de enfermedades crónicas cuya prevalencia sobrepasa el promedio de toda la Gran Manzana.

Mientras que en Bedford-Stuyvesant el número de residentes que sufren de diabetes alcanza 15%, en toda la ciudad es del 10%. Un claro ejemplo es la cantidad de hospitalizaciones causadas por esa enfermedad que en el 2015 llegaron a las 604 a diferencia de sólo 54 ocurridas en los vecindarios de Greenwich Village y Soho combinados y de 312 registradas en toda la urbe.

También, debido a las altas tasas de hipertensión, ese vecindario se ubica entre los primeros lugares de hospitalizaciones por ataques cerebro-vasculares (stroke). En el 2015 unas 415 personas fueron hospitalizadas por stroke en Bedford-Stuyvesant comparado con 319 en toda la ciudad. Ese mismo año, unas 1,576 personas murieron por enfermedades cardiovasculares en ese sector.

Debido a estas estadísticas tan alarmantes, el DOHMH creó ” Prescribe-a-Bike ” como parte de la coalición NYC Better Bike Share Partnership Coalition integrada por Citi Bike, el Departamento de Transporte, Interfaith Medical Center y Bedford Stuyvesant Restoration, la cual dirige este innovador programa en ese vecindario.

“El programa acaba de cumplir su primer año y tenemos 84 participantes. Dos tercios de ellos están actualmente utilizando las Citi Bikes y ya han hecho más de 2,000 viajes”, informó la doctora Aletha Maybank, comisionada adjunta y directora del Centro de Equidad en Salud del DOHMH.

Aunque algunos participantes del programa ya han reportado beneficios en su salud, la doctora Maybank aseguró que aún es muy temprano para validar los resultados del mismo.

“Lo que estamos haciendo es colectar los datos de este año y analizar no sólo el uso de las bicicletas sino ver cuáles han sido los resultados que se han producido realmente en la salud de los vecinos. Es importante que conozcamos esas historias para determinar si esta iniciativa está siendo exitosa”, dijo Maybank.

Equidad y justicia social

La doctora Maybank cree que el programa “Prescribe-a-Bike” no sólo hace posible que los residentes de Bedford-Stuyvesant se mantengan más activos y saludables, sino que también crea más oportunidades y da más acceso a comunidades de color que, según ella, están experimentando racismo socia, discriminación e inequidad en salud.

“Citi Bike llegó a este vecindario gracias a la abogacía y el activismo de los propios vecinos y de organizaciones como Bedford Stuyvesant Restoration, que pensaban que era injusto que Citi Bike no estuviera presente en su vecindario. Esto le dio a la comunidad la oportunidad de tener acceso equitativo a este servicio”, explicó la funcionaria.

“Estamos muy conscientes de lo que piensan algunos sobre Citi Bike, especialmente en comunidades afroamericanas y latinas, que ven este programa como una representación del aburguesamiento y por ello no utilizan el sistema”, agregó.

Sin embargo, iniciativas como “Prescribe-a-Bike” y otros planes de descuentos, ahora les permiten utilizar un servicio y una alternativa de transporte que, por su costo, muchos no podían darse el lujo de disfrutar.

Una membrecía anual de Citi Bike cuesta actualmente $163, mientras que para un pase de 24 horas hay que pagar $12. Esto es un costo difícil de cubrir para muchos en un vecindario con un nivel de pobreza de 33% y donde el 17% de sus residentes están desempleados.

Una de las estaciones de Citi Bike en Bedford Stuyvesant, ubicada en la esquina de la Albany avenue y la Fulton street.

Hay ayuda económica

Aunque la prescripción que dan los doctores del “Interfaith Medical Center” para el programa “Prescribe-a-Bike” expira en un año, el DOHMH aseguró que tras ese período se trata de conectar a los pacientes con otros programas de descuento para el Citi Bike.

“Cuando la prescripción llega al año buscamos las maneras de trabajar con las personas para que hagan la transición a la próxima fase del programa y puedan continuar con Citi Bike. No las dejamos abandonadas y sin conexiones hacia dónde dirigirse”, dijo Maggie Veatch, directora de Nutrición y Actividad Física en el Brooklyn Health Action Center del DOHMH, quien dirige el programa “Prescribe-a-Bike”.

Entre otras opciones de descuentos destaca un programa para los residentes de los complejos de viviendas públicas de Nueva York (NYCHA), quienes pueden obtener membrecías de Citi Bike por $5 al mes (citibikenyc.com/nycha). Otro descuento de 15% en la membrecía anual se ofrece a los portadores del IDNY (citibikenyc.com/idnyc) y también hay membrecías anuales por sólo $60 para miembros de cooperativas de crédito comunitarias y otras opciones que ofrece la coalición Bed-Stuy Restoration.

Extenderán programa

Según explicó la doctora Maybank, las autoridades de Salud neoyorquinas están pensando en extender el programa “Prescribe-a-Bike” a otros vecindarios menos privilegiados de la ciudad.

“Hemos visto que esta es una oportunidad que fácilmente puede repetirse en vecindarios como el Sur de El Bronx y el East Harlem, así como otras partes de Brooklyn y en Queens”, dijo la funcionaria.

“East Harlem comenzó a recibir las Citi Bikes y allí hay socios que ya se están organizando para que se realice el mismo programa que se está llevando a cabo en Bedford-Stuyvesant”, agregó la subcomisionada.

Además de prescribir las membrecías anuales para las bicicletas, los doctores del “Interfaith Medical Center” también le entran a sus pacientes un casco y reflectores gratis para que sus viajes a pedal por la ciudad sean más seguros.

Pedalea por tu corazón

Está medicamente comprobado que realizar ejercicios aeróbicos moderados por sólo 15 minutos al día, como montar bicicleta, ayuda a prevenir la obesidad y enfermedades crónicas como la hipertensión, diabetes, colesterol alto y ataques cardíacos.

Usar la bicicleta aunque sea un mínimo de 15 minutos diarios ayuda a alargar la vida de las personas.

“Tengo mejor ánimo y más energía”

La última vez que Laura Valdo se chequeó el colesterol, su médico le advirtió que lo tenía muy alto. Pero en vez de recetarle pastillas u otra medicina, el galeno le sugirió cambiar su dieta y hacer ejercicios. Y eso es, precisamente, lo que ha hecho la joven en los últimos seis meses.

Valdo, de 31 años y originaria de Ciudad de México, forma parte de los pacientes del “Interfaith Medical Center” que han recibido membrecías gratis por un año para usar las bicicletas del Citi Bike, gracias al programa “Prescribe-a-Bike”.

“Yo trataba de hacer ejercicios sola, pero no tenía tiempo ni energía, pero ahora uso la bicicleta todos los días para ir y venir del trabajo. Así no tengo que sacar tiempo extra durante el día para ejercitarme”, dijo Valdo, quien recibió la prescripción para su bicicleta en marzo pasado y desde ese entonces ha evitado usar el Subway para movilizarse por la ciudad.

Según aseguró la mexicana, quien reside en el vecindario de Bedford-Stuyvesant desde hace 3 años, ya ha perdido 5 libras gracias al uso diario de la bicicleta, pero otro beneficio que le atribuyó a los pedales es que ahora se siente más activa, con energía y mejor ánimo.

“Yo trabajo con niños y veo una gran diferencia ahora cuando llego al trabajo porque en vez de llegar cansada llego más activa y con energía”, explicó Valdo, quien aseguró que la bici también le ha ayudado con sus problemas emocionales. 

“Aparte del colesterol alto estaba sufriendo de depresión y no quería ni salir, pero definitivamente la bicicleta también me ha ayudado con eso, porque pude disfrutar más el verano y eso  me ayudó a cambiar mi ánimo”, dijo.

Extienden programa Citi Bike

El programa Citi Bike, que fue lanzado en el año 2013, se ha convertido en un servicio de transporte urbano muy popular en la Gran Manzana, especialmente para aquellos que buscaban una alternativa a los aglomerados y lentos vagones del Subway y autobuses públicos.

Precisamente, hace un par de semanas, se llevó a cabo su ultima expansión en vecindarios de Harlem, Brooklyn y Queen, con la puesta en funcionamiento de 140 estaciones de bicicletas en Astoria, Long Island City, Crown Heights, Prospect Heights y el Alto Manhattan, sobre la calle 130.

Con esto se eleva a 12,000 el número de bicicletas disponibles para los residentes de toda la ciudad, lo que, según Citi Bike representa el doble de unidades desde que se inauguró el programa.

Bedford-Stuyvesant en cifras:

  • 154,332 total de habitantes en ese vecindario.
  • 64% son afroamericanos.
  • 20% son de origen hispano.
  • 11% son caucásicos.
  • 7 5.1 años de expectativa de vida de sus residentes.
  • 33% viven bajo los niveles de la pobreza.
  • 20% no tienen seguro médico.
  • 76% realizó algún tipo de actividades física en los últimos 30 días.
  • 33% son obesos.
  • 15% padece de diabetes.
  • 1,576 fallecieron por enfermedades cardiovasculares.
  • 8 a 17% subió el número de personas que usan bicicletas una vez al mes o más entre 2007 y 2014 en Bedford Stuyvesant.

Fuentes: “Community Health Profiles 2015” y “Epi Data Brief” 2016 del DOHMH.