Terremoto empeora el problema con grietas en la Ciudad de México

VIDEO: Tardarán semanas en determinar la profundidad real de las fisuras
Terremoto empeora el problema con grietas en la Ciudad de México
La profundidad de las grietas todavía se desconoce.
Foto: Cortesía

Debido a su tipo de suelo, la delegación Iztapalapa, en la Ciudad de México, tiene un problema de grietas que ha afectado en diversos momentos a miles de vecinos.

El fenómeno ha sido documentado en varias ocasiones por diarios nacionales, como Reforma, que en 2011 publicó que de los 117 kilómetros cuadrados que tiene la demarcación, “en más de 20 existen impactos graves por fallas geológicas, que han dañado en gran medida 14 mil viviendas y en menor escala 20 escuelas primarias”.

Ese mismo año, Raúl Gutiérrez, entonces responsable del Centro de Evaluación de Riesgos Geológicos de la Delegación (CERG) -y el único en la ciudad para una demarcación en particular- aseguró que esa situación elevaba la vulnerabilidad en la región ante un fuerte sismo similar al ocurrido el 19 de septiembre de 1985. “Estamos ante un cinturón de alto riesgo que atraviesa Iztapalapa de San Lorenzo, en los límites de Tláhuac, a Ermita Zaragoza, en los linderos de Nezahualcóyotl, y los mayores daños se encuentran en el equipamiento urbano y viviendas”, advirtió.

Y ese día llegó. El 19 de septiembre pasado, el terremoto de 7.1 grados en escala de Richter, provocó serios problemas en vialidades de la demarcación, pero lo más preocupante es el daño a unas 8,000 viviendas, de las cuales en al menos 2,000 no se podrá vivir, confirmó la jefa delegacional, Dione Anguiano, en entrevista.

“Siempre había el riesgo de daño, pero este temblor afectó a muchas viviendas, acrecentó el problema”, expresó, al tiempo que reconoció que las grietas en toda la delegación pudieron ampliarse a un nivel por ahora indeterminado. “Es imposible definir por el momento el riesgo, se envió personal del CERG a realizar levantamientos con georadar y pruebas de interferometría sísmica de refracción para identificar movimientos y cambios en el subsuelo”.

Será en varias semanas, no se saben cuántas, cuando se tengan los resultados y se logre determinar la extensión que tienen ahora las grietas y, sobre todo cuáles son “los riesgos por cambios en el suelo”.

“Hay calles con más de 100 grietas, se pueden ver pequeñas a simple vista, unas más grandes”, aunque ese no es el tamaño real, ya que se extienden en profundidad, agregó Anguiano. “El problema es el tipo de suelo, pero también es la explotación de los mantos fréaticos, lo sabemos”.

El problema no es nuevo, en 2007, un hoyo de 10 metros de ancho por 14 de profunidad se abrió en la colonia Lomas de San Lorenzo, supuestamente ocasionada por una fuerte lluvia. Ahí murió un joven de 19 años de edad.

¿Cómo piensan reubicar o ayudar a reconstruir las casas de tantas personas?

“La responsabilidad del gobierno central es levantar un censo, el cual se está realizando con una aplicación para teléfonos móviles y georreferenciación”, aseguró Anguiano. “El daño en inmuebles se focaliza en tres puntos. Dos sobre fallas geológicas, una al oriente de la demarcación, para ser más precisos la zona conocida como La Corbata, donde se encuentran grandes unidades habitacionales”. El otro punto es cercano a la delegación Benito Juárez, donde se cayeron incluso edificios de reciente construcción.

Entre las colonias más afectadas por las grietas están San Lorenzo Tezonco, San Sebastián Tecoloxtitlán, la Unidad La Planta, El Molino, Cananea, Solidaridad, La Colmena, Lomas Estrella Segunda Sección y la zona conocida como el Cinturón Verde, entre otras.

Loading the player...

¿Qué problemas en servicios creen que se puedan tener?

“Ya tenemos un grave problema de desabasto de agua. Los tres tanques que reciben agua del Sistema Cutzamala y de pozos de extracción no recibieron agua desde el pasado martes hasta el día de hoy, y sólo alcanzaron un tirante de 30 centímetros”, explicó la funcionaria vía telefónica. “Se montó un dispositivo para repartir agua con carros tanques (pipas) a domicilio, sin embargo, la demanda rebasa por mucho la capacidad de entrega”.

Ese ese problema no es el único, ya el temblor también dañó vialidades y drenaje. “Reportaron 125 socavones en zonas con uso de suelo mixto con zona de vivienda y fabril, donde los vecinos no quieren que sigan circulando vehículos pesados”.

Además de las viviendas que aún no se sabe cómo serán reparadas, Anguiano reportó la demolición de la menos 20 edificios dañados.

El terremoto dejó más de 300 personas muertas en la Ciudad de México, Puebla, Morelos, Estado de México, Guerrero y Oaxaca.