Anuncian acciones “agresivas” para combatir crisis por fentanyl en NY

El gobernador del estado, Andrew Cuomo, presentó una legislación para añadir 11 tipos diferentes de esa droga dentro de la lista de substancia controladas
Anuncian acciones “agresivas” para combatir crisis por fentanyl en NY
por primera vez el fentanilo fue la sustancia más común involucrada en las muertes por sobredosis de drogas.
Foto: Archivo

Las muertes causadas por sobredosis con opioides han creado una crisis de salud pública sin precedentes en todo Nueva York, y ya muchos se refieren a una epidemia. Entre estas drogas existe una substancia que está causando estragos en comunidades a todo lo largo y ancho del estado. Se trata del fármaco fentanyl —o fentanilo como se le conoce en español— un opioide sintético extremadamente potente al cual se le atribuye más del 50% de los fallecimientos.

Por esta razón las autoridades neoyorquinas no han bajado la guardia y prueba de ello fue el anuncio este jueves, por parte del gobernador Andrew Cuomo, de una nueva serie de acciones “agresivas” para combatir la crisis creada por fentanyl.

Entre esas medidas destaca una legislación que busca agregar  unos 11 fármacos análogos al fentanyl  al listado de sustancias controladas por las autoridades del estado. Con esto se daría luz verde para que las fuerzas del orden público puedan ir tras los distribuidores que fabrican y venden esos productos.

Fentanyl es un opiáceo sintético con usos médicos como analgésico, anestésico y en cuidados paliativos. Pero los análogos de fentanilo no farmacéuticos varían en potencia y pueden ser 100 veces más fuertes que la morfina. Sólo tres miligramos de fentanyl pueden ser fatal, en comparación con 30 miligramos de heroína.

Otra medida anunciada por Cuomo para “proteger aún más a los neoyorquinos”, que será dirigida por el Departamento de Servicios Financieros del Estado de Nueva York,  es la que busca asesorar a las compañías aseguradoras para que no impongan límites arbitrarios en el número de dosis de naloxone (naloxona en español), que son cubiertas por un plan de seguro.  El naloxone es un antídoto que revierte los efectos de las sobredosis con opioides.

Como el fentanyl puede ser hasta 50 veces más potente que la heroína y otros opioides, se podrían necesitar múltiples dosis de naloxone para revertir una sobredosis. Por ello, la nueva medida garantizaría el acceso a dosis adecuadas de ese antídoto para salvar más vidas.

“Los narcotraficantes y las organizaciones de traficantes están inundando nuestras calles con drogas adictivas y mortales que devastan a las familias y destruyen vidas en comunidades en todo nuestro estado, y debemos tomar medidas audaces para cerrar las lagunas y responsabilizar a estos criminales”, dijo Cuomo.

“Estoy llamando a la Legislatura a prohibir estos nuevos tipos de fentanyl y equipar a la policía con herramientas para perseguir a estos traficantes peligrosos y detener este flagelo en nuestras comunidades “, agregó el gobernador.

En el estado de Nueva York, las muertes por sobredosis con opioides aumentaron casi un 35% entre 2015 y 2016. Sin embargo, las muertes relacionadas con fentanyl  subieron a un ritmo mucho más alto de casi 160% en todo el estado. Un análisis preliminar realizado por el Departamento de Salud estatal identificó más de 2,900 muertes relacionadas con opioides entre los residentes del estado en 2016. 

Cuando se trata de las muertes relacionadas con el fentanyl en los cinco condados de la ciudad de Nueva York, el aumento fue de más del 310%, mientras que en los condados fuera de la Gran Manzana la subida fue de 110%.

Datos del Departamento de Salud de la ciudad de Nueva York  (DOHMH) indican que durante el 2016 ocurrieron 1,268 muertes por sobredosis con opioides de las cuales el 50% fueron atribuidas al consumo de fentanyl.  Esto representa más muertes que homicidios y accidentes automovilísticos combinados ese mismo año.

Las mismas estadísticas del DOHMH señalan que el 52% de las 378 muertes por sobredosis con opioides entre los latinos de Nueva York durante el 2016 fueron causadas por fentanyl no farmacéutico.

Según informó la oficina de Cuomo, en los últimos años diferentes tipos análogos de fentanyl se han encontrado cada vez más mezclados con la heroína y la cocaína que se vende en las comunidades de todo el Estado de Nueva York. Estas substancias también se presionan para que tomen la forma de una píldora para que se parezcan a los opiáceos de prescripción de marca.

Los 11 fármacos que Cuomo quiere agregar a la lista de substancias controladas ya figuran en la lista federal de sustancias controladas. En los últimos tres años en todo el país, las muertes por drogas sintéticas como el fentanyl, se dispararon más de 500%.